Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

La Injusticia no es igual para todos

20/11/2014 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Florencio de Marcos, Juez titular del Juzgado de Vigilancia de Valladolid, revocó el 16 de Noviembre el tercer grado a Jaume Matas. Y lo hizo, exclusivamente, por la condición de personaje público de este

 

Florencio de Marcos, Juez titular del Juzgado de Vigilancia de Valladolid, revocó el 16 de Noviembre el tercer grado a Jaume Matas. Y lo hizo, exclusivamente, por la condición de personaje público de este. Si en lugar de ser Jaume Matas y ex presidente de Baleares, fuera Antonio Pérez López, quizá que ni hubiera resuelto el recurso, o lo hubiera hecho seis meses después y, siempre, para desestimarlo. Tal es la realidad que vive este país y su justicita.

Que los jueces puedan estar indignados no me sorprende. A más de ver recortadas sus condiciones salariales, tienen más trabajo y, proporcionalmente, menos medios cada día. Además, son conscientes de que han contribuido, con su inacción continuada durante años, a la creación de la burbuja corruptiva de este país. Se saben objeto de las miradas y, en muchos casos, de las iras del ciudadano, cuando tuercen con sus resoluciones lo que el populacho esperamos de ellos. Están, por tanto, muy atentos, demasiado en mi opinión, al clamor popular.

No se puede dictar justicia como si fuera un escarmiento

Y ese clamor, no es nuevo. La historia nos ofrece ejemplos incontables. Los mismos crímenes de la sacro santa Inquisición estaban respaldados por el “clamor” popular. El pueblo veía brujerías en todo y por todas las esquinas y al grito de “a la hoguera” ellos mismos apresaban y conducían al semejante ante los sacerdotes o la autoridad para que los quemaran, si ellos mismos no los lapidaban o ahorcaban antes. Sin embargo los ejemplos más recientes de hordas de indignados están en la II Guerra Mundial o en la justicia que aplican los talibanes o radicales islamistas en Oriente Próximo.

Me produce asco hasta la náusea que la ley no impere siempre y ante cualquier eventualidad como corresponde a un estado de derecho. Me produce inseguridad que los jueces que deben aplicar la ley, la moldeen en función de las circunstancias como si una injusticia no lo fuera tanto cuando el pueblo está oprimido o harto y con sed de venganza. Me produce vergüenza que nuestro jueces apelen al clamor social para apuntar con sus resoluciones a lo que la multitud reclama. Para mi no es clamor social, es temor social y dejación de funciones.

Los jueces tienen que estar por encima del clamor popular

AscoHastaLaNáusea

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (258 noticias)
Visitas:
2387
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.