Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Santi Luján escriba una noticia?

La Ley del miedo

01/12/2013 14:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A muchos de nosotros, de niños, nos inculcaron que jugar con fuego equivale a mojar la cama. ¿Y quién juega con el miedo?¿Qué consecuencias sufrirá?

El miedo se podría definir como una respuesta biológica del cuerpo como herramienta para una posible defensa ante un peligro inmediato o a corto-medio plazo. En una sociedad moderna el término “miedo” tiene casi una infinidad de connotaciones, es decir, se puede tener miedo a muchas cosas cuando las necesidades básicas se suponen satisfechas. Poco a poco el término se va acotando a medida que vemos peligrar aquello que tiempo atrás no se cuestionaba. Hoy es una televisión pública, pero ¿quién te puede asegurar que mañana no será un hospital, un colegio o una universidad? El miedo ya no es a no poder salir de vacaciones en agosto. El miedo es a no poder pagar la educación de mi hijo o a morir en la puerta de un hospital.

Cuando hacemos tan delgada la línea, el miedo puede llegar a desaparecer o incluso a cambiar de bando. Y el gobierno eso lo sabe, y en un arrebato de precaución ha disparado la “ley mordaza”, o si lo preferimos, la “ley del miedo”. El miedo al propio miedo. El miedo a una revolución de las clases bajas para recuperar la soberanía popular, que muchos consideran perdida. ¿Y cómo se combate el miedo? Pues con más miedo.

 

Nos sobresaltaron hace unas semanas con un anteproyecto de ley, que no pasaría desapercibido ni en la más férrea dictadura militar, para después aprobar en el congreso una ley de lo más moderada, pero que en esencia sigue defendiendo una represión de la libertad pública sin antecedentes en la democracia. No han tenido en cuenta, bajo mi punto de vista, el carácter autodestructivo de esta nueva ley de seguridad ciudadana. Quizás sea la gota que rebose el vaso, o el roce cabezudo de una cuerda tensa contra la esquina correosa que acabará por romperla. Cuando se pierde el miedo, no se teme a multas de seis cifras. Dudo que esta nueva ley cumpla algún tipo de objetivo salvo la propagación del temor popular, una de las herramientas políticas más usadas. Épicas multas para alejar a aquel que menos tiene de la revolución popular. Aunque no han tenido en cuenta, que quién no tiene nada que perder, tampoco tiene nada que temer.

 

Por otro lado, esta ley, también tiene la capacidad de ejemplificar fielmente la intención, por parte del gobierno, de educar a base de miedo y respeto, como esos padres temidos por sus propios hijos o mujeres mas característicos de tiempos oscuros, pero que hoy siguen día a día ganándose lo que ellos creen que es su respeto a base de miedo. En ambos casos, el objetivo es la sumisión. La sumisión de un pueblo rebaño, esclavos del dios del dinero, orbitando ciegos por tupidas vendas alrededor del capital. Si ésta es la tendencia de la política a corto y medio plazo, no serán pocos aquellos, que despojados de la venda que los cubre y sin aquel viejo temor que inundaba su ser, corran sin mirar a atrás hacia la verdadera soberanía popular.

                            


Sobre esta noticia

Autor:
Santi Luján (2 noticias)
Visitas:
871
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.