Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Lenguaje correcto para todos y todas "APRENDAMOS DE UNA VEZ POR TODAS"

05/12/2013 18:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Rodolfo Espinal

Porque no se trata de estar en contra del género femenino, sino del mal uso del lenguaje que confunde a la gente y la lleva a pensar que toda expresión del género femenino debe terminar en "a", es que este discurso toma extrema relevancia; máxime porque en español -o castellano si se prefiere- existen los participios activos como derivados verbales.

Así entonces, el participio activo del verbo atacar, es atacante, el de sufrir, es sufriente, el de cantar, es cantante y el de existir, existente; pero ¿cuál es el participio activo del verbo ser?, su participio activo es "ente", el que es, el ente, el que tiene entidad.

Por ese motivo, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega el final "ente"; por lo tanto, a la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independiente del género (femenino o masculino) que tenga.

Se dice capilla ardiente, no ardienta, se dice estudiante, no estudiant

a, se dice adolescente, no adolescenta, se dice paciente, no pacienta, se dice comerciante, no comercianta Lamentablemente a diario se escucha el pésimo uso del lenguaje por motivos ideológicos y por ignorancia de la gramática de la lengua española.

Un buen, o mejor dicho, un Mal ejemplo sería:

La pacienta era una estudianta adolescenta sufrienta, representanta e integranta independienta de las cantantas y la velaron en la capilla ardienta existenta.

Además se estaría ante un absurdo y mal intencionado juego en el que, en vez de poder decir "El perro es el mejor amigo del hombre", habría que redefinirlo de la siguiente manera: "El perro y la perra, son los y las mejores y mejoras amigos y amigas, del hombre y de la mujer".

Otro caso sería el siguiente: para que las socialistas y los socialistos, de una vez por todas y todos aprendan y aprendon y dejen de marearnos y marearnas a los hombres y mujeres y nos permitan y nos permiton regresar a nuestro y nuestra nivel lingüístico y lingüística, ya que hemos sido y sidas muy pacientes y pacientas hasta ahora y hasta ahoro.

Por todo lo expresado cabe una pregunta: ¿Presidente o Presidenta?

Repasando conceptos muy bien definidos y sobre los cuales no existen dudas, se sabe que en el idioma español, el plural en masculino implica ambos géneros; así que al dirigirse al público NO es necesario ni correcto decir "

dominicanos y dominicanas", "niños y niñas", etc. Decir ambos géneros es correcto, SÓLO cuando el masculino y el femenino son palabras diferentes, por ejemplo: "mujeres y hombres", "toros y vacas", "damas y caballeros", etc.

Ahora bien, un repaso nos permitirá recordar que en español existen los participios activos como derivados verbales: como por ejemplo, el participio activo del verbo atacar, es atacante; el de sufrir, es sufriente; el de cantar, es cantante; el de existir, existente; etc.

No es necesario complicarse tanto la vida ni irse al antiguo latín para defender lo indefendible, en castellano, generalmente (¿o generalmenta?), para marcar el género de los adjetivos se usa la terminación -a para el femenino y la -o para el masculino (amarilla, amarillo).

Los que finalizan en una letra distinta (como verde o azul) se mantienen invariables para ambos géneros.

Los adjetivos se pueden sustantivar por necesidades lingüísticas; por ejemplo, en las siguientes expresiones: "tengo dos camisetas", "la roja me gusta mucho", en la segunda oración, "roja", que es adjetivo, actúa como sujeto, es decir, como sustantivo.

Las palabras acabadas en -nte son también adjetivos sustantivados: el hombre presidente, la mujer presidente; de hecho, en la primera acepción de "presidente" en el diccionario se lee "que preside" y se le califica como adjetivo; sólo después vienen las acepciones de nombre, con la marca "común en cuánto al género".

El femenino "sirvienta" es un error de igual calibre que el de "presidenta", pero como tiene más calado histórico ha terminado por aceptarse, igual que se aceptan otros engendros.

Pero el hecho de que llevemos siglos metiendo la pata en uno o dos casos concretos ¿justifica que ahora cometamos errores nuevos?, ¿el hecho de que de pronto a un grupo de hablantes le dé por usar una barbaridad de forma habitual, significa que haya que aceptarla sin reparos?

¿Cómo que "no hay nada en la morfología de la lengua..."? Los adjetivos terminados en -ente provienen de adjetivos latinos (o formas verbales adjetivizadas) de una terminación. Terminan en -e (presidente) porque provienen del acusativo, cuya terminación era -em.

Los adjetivos con terminaciones en -o y -a provienen de adjetivos de tres terminaciones (-us, -a, -um).

Los de una terminación siempre han sido únicos para los dos géneros, por eso decir "presidenta" es lo mismo que decir "fuerta" o "verda", en vez de fuerte y verde.

El género de los sustantivos no es predecible, nada hay en el sustantivo "escritorio" o en el "ventilador" que lo haga masculino; tampoco hay algo en el sustantivo "impresora" o "cuchara" que lo haga femenino, por ello, debemos tener en cuenta que el género de los sustantivos es convencional.

No obstante, los sustantivos tienen que clasificarse en un género cuando se combinan con otras palabras, por ejemplo, "la" computadora, "el" televisor.

Entonces, cuando hablamos de "presidente" (participio activo) como termina en "e", puede corresponderle ser masculino o femenino: "el" presidente, "la" presidente; por ejemplo: ¿Les parece bien decir "presidento" o "gobernanto" o "gerento"?

Por lo general los sustantivos terminados en "e" son neutros (presidente, gobernante, gerente), también encontraremos profesiones terminadas en "a" como dentista, artista, concertista, malabarista, etc.), y designan ambos géneros, masculino y femenino.

Por ejemplo: ¿Les parece bien decir "dentisto" o "artisto" o "concertisto" o "malabaristo"?

¡Qué mal suena ahora presidenta!, ¿no? Es siempre bueno aprender de qué y cómo estamos hablando, en cambio, suena bien decir: la Sra. Dilma Rousself, presidente del Brasil.

Decir "Presidenta" porque la persona que ejerce el poder es mujer no tiene sustento, ya de por sí "la Presidencia de la Nación" está expresado como femenino, mientras que en masculino tenemos "el Poder Ejecutivo de la Nación".

Basta con abrir el diccionario de la Real Academia de la Lengua para saber que todo eso sobre Presidenta es un disparate. el término hace rato que se incluyó en el diccionario. No sé hasta cuándo se resistirán. En el adjunto la pruebaimage


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23815 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
342
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.