Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jocheta escriba una noticia?

Libertad de Expresión: ¿Democracia o Represión?

19/11/2010 13:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La prensa no solo es el arma mas poderosa contra la tirania y el despotismo, sino el instrumento mas eficaz y mas activo del progreso y de la civilizacion

La libre manifestación de ideas es en un tema complicado, que atañe a la tolerancia a la diversidad de pensamiento y de expresión y cuyos matices implican desde el respeto a las personas por la forma en que se visten, hasta poder verter una opinión o percepción de la política sin miedo a represalias, todo esto expresado y bien definido en la declaración universal de los derechos humanos

El 3 de mayo se celebra el Día de la Libertad de Expresión, que en la lenguaje periodístico se conoce como el Día de la Libertad de Prensa, lo que indica que es un derecho inalienable de todo ser humano de decir que piensa sin temor a represalias, y en cuanto al quehacer periodístico es una carta de seguridad para poder proveer de informaciones a la sociedad, misma que tiene derecho a saber el que, como y donde de cada hecho, así como el profesional de la comunicación el deber de honrar y de defender este derecho.

En la Republica Dominicana de hoy, en la que los medios de comunicación juegan un papel preponderante y cimero en el quehacer político, económico y social, y que goza de una influencia preponderante y en muchos momentos determinante y que ha de formar parte en la toma de decisiones y en la formación de juicios y conciencias; en determinados espacios y momentos, ha quedado en entre dicho el que exista una real y autentica libertad de prensa, con responsabilidad sostenemos esta tesis vasados en los innumerables actos de censura directa o indirecta que ejerce los estratos de poder en nuestro país, tanto políticos, como empresariales.

Se supone que en esta sociedad moderna en la que vivimos y ya en la primera década del Siglo XXI, en sociedad de la información y la comunicación, Han quedado atrás esos días de represión, persecución y muerte a los profesionales de la comunicación y en momentos pareciere que así fuese, se han superado (en parte) las dinámicas en las que el Estado se reserva el derecho de “señalar” el contenido de la información de los diarios o de ser éstos los “voceros” de los gobiernos.

Sin duda esta situación ha cambiado con la aparición y democratización de los medios electrónicos, no obstante, pareciera que la libertad de expresión se usa más como un elemento discursivo colmado de argumentos retóricos que una realidad, pues no se reivindican del todo las batallas que han librado los periodistas en nuestro país, desde la etapa posterior a la independencia y sobre todo la funesta era de la dictadura, pasando por los sombríos 12 años.

Es un hecho que la libre expresión tiene efectos sociales, puede servir para reproducir, transformar o destruir el poder,

Es un hecho que la libre expresión tiene efectos sociales, puede servir para reproducir, transformar o destruir el poder, lo cual hace a la palabra poderosa y peligrosa a la vez; por ello es que esta práctica social se ritualiza y se reglamenta convencionalmente; por eso quieren controlarla. O en el caso que nos atañe un gasto excesivo en publicidad y compra de voces en los medios por parte de los Gobierno lo que da una estela de corruptela y de poca credibilidad en los medios.

En una democracia en proceso de consolidación como la nuestra, es inadmisible que se den casos como éste y resulta inconcebible que las cifras de medios de comunicación que han desaparecido, y es de justicia es decir que muchos de estos casos se refieren a censuras gubernamentales si no a malos manejos administrativos, no obstante es de tomar en cuenta el gran numero de comunicadores y de medios que son objetos de lo que denominamos como la “censura del papeletazo” o “La Compra de Voceros”.

Pero aun tenemos los periodistas se enfrentan al poder del Estado y todas las instituciones que lo constituyen con el poder de la palabra, enrolándose en una relación tormentosa y hasta destructiva en un contexto de descontento social, de trasformaciones políticas, de crisis económica y más que nada de un rechazo a la diversidad de ideas y de pensamiento; es este el periodista que hace la diferencia creando una luz en la oscuridad de la manipulación y la corruptela, de lo que se hace, lo que se dice y lo peor aún, de lo que se caya.

Se dice que México es el segundo país más peligroso para ejercer el periodismo después de Irak y el primero en América Latina, dejando atrás a Colombia pero no es menos cierto que en la Republica Dominicana la sangre de muchos periodistas mancha las manos de los testaferros del poder estatal, empresarial, de los narcotraficantes y de los gobiernos imperialistas, pero aun así hay mucha mas sangre que en los despidos injustificados, en las censuras económicas y en la compra de conciencias.

No puede existir libertad de prensa sin reconocer primero el derecho a la información, sin rendición de cuentas y transparencia. La prensa es el resultado de una necesidad pública, de la búsqueda de la verdad, es la representación de la voluntad general, de zurdos y diestros, de ricos y pobres, de blancos, morados y colorados, por lo que la labor periodística es fundamental para el funcionamiento de la sociedad y la libertad de expresión no debe ser más un discurso, sino un hecho y no considero que podamos decir que estamos en plena libertad, reflexionemos un poco, pensemos en lo periodistas que al igual que otros héroes han dado su sangre para abonar el terreno donde ha de nacer el árbol de la democracia, por lo que mientras no se logre, es mejor decir que aun estamos en pleno crecimiento.


Sobre esta noticia

Autor:
Jocheta (1 noticias)
Visitas:
230
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.