Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

Males digestivos ¿Algo malo le está pasando a mi intestino delgado?

0
- +
11/08/2019 18:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Estefany Rodríguez Vier

SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.- El intestino delgado constituye la parte más larga del sistema digestivo, con aproximadamente 20 pies de largo. Este se divide en tres partes: duodeno, yeyuno e íleon. Su función principal es absorber los nutrientes de los alimentos.

Sin embargo, poca es la atención que se le presta a este importante órgano, el cual se puede ver afectado por diversos males poco comunes, o en su defecto por bacterias que son difíciles de diagnosticar. Tal es el caso del SIBO (small intestinal bacterial overgrowth), definido como el sobrecrecimiento bacteriano intestinal.

Este mal es el desequilibrio de las bacterias que están en el tracto proximal del intestino delgado.

El crecimiento desmedido de los gérmenes se produce en el intestino delgado, la parte más estéril del organismo, indica Glenni Román, médico internista y gastroenteróloga.

El aumento de las bacterias se puede producir por diferentes razones.

Según la especialista, esta enfermedad podría ser causada por:

Un aumento de bacterias que habitualmente no están en el órgano, sino que migran del estómago o colon.

Por la presencia a este nivel de bacterias productoras de metano: arqueas que no son verdaderas bacterias.

Debido a un aumento de las bacterias que viven normalmente a este nivel.

Los síntomas del SIBO son fácilmente comparables con otros males estomacales o cualquier molestia repentina. Entre las principales señales, Roman destaca: Distensión abdominal o hinchazón de la barriga que va en aumento a medida de que avanza el día, mal aliento, flatulencia, náuseas, diarrea o estreñimiento.

Otros indicios podrían ser fatiga, dolor en las articulaciones, anemia por déficit de vitaminas y en el caso de los niños esteatorrea (diarrea con presencia de grasa), pérdida de peso y retraso del crecimiento.

¿Qué acción o alimentos podrían detonar este mal? Román comenta que el exceso de histamina (molécula con doble función, tanto como hormona y como neurotransmisor), la falta de ácidos en el estómago, el envejecimiento, estrés, peristaltismo (movimiento de contracción que desarrollan algunos órganos para el paso de un elemento), las deficiencias enzimáticas y la dieta rica en FODMAPS (siglas en inglés para fermentable, olisacárisos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables).

Las consecuencias de esta enfermedad son amplias y completamente dirigidas al sistema digestivo. Entre las principales están: síndrome de intestino irritable, encefalopatía hepática, obesidad o, en su defecto, anemia por déficit vitamínico.

Pancreatitis crónica, gastroparesia y enfermedad renal terminal son algunos otros resultados de esta dolencia.

¿Cómo se diagnostica?

Lo primero es la historia clínica del paciente que se orienta al posible diagnóstico, afirma la experta.

Luego se debe realizar un test del aliento de lactulosa que mida dos gases el hidrógeno y metano con una duración de 180 minutos y de esto va a depender el tipo de tratamiento.

Tratamientos

Más allá de usar medicamentos y tratar directamente la bacteria, la especialista recomienda llevar una dieta FODMAP. Esta alimentación insta a evitar estos compuestos, es decir, es una dieta libre de o sin FODMAP dentro de la lista de carbohidratos fermentables.

Se excluyen la fructosa, lactulosa, frútanos, galactanos, polioles, pues estos azúcares provocan un aumento de agua en el intestino por ósmosis, pueden no digerirse o no ser absorbidos y sobrealimentar las bacterias intestinales que los fermentan. También deben evitarse la ingesta de fibras y los alimentos con gluten, siempre con la asesoría de un experto.

Día mundial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora cada 27 de mayo el Día Mundial de Lucha contra la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), que abarca la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, además de otras patologías que afectan considerablemente el estilo de vida.

OTROS MALES

Entre inflamación e intolerancia

Enfermedad de Crohn.

Es una inflamación que afecta el sistema digestivo, que puede extenderse desde la boca hasta el recto. La enfermedad autoinmune puede provocar obstrucción intestinal, úlceras, desnutrición.

Celiaquía.

Es un desorden con carácter inmunológico provocado por la ingesta de gluten, que no solo afecta la vía digestiva, sino también otros órganos. Al consumir esta proteína se produce una alteración en la mucosa del intestino delgado.

EXPERTA

Glenni Román

Médico internista y gastroenteróloga

"Busca ayuda profesional"

La especialista en gastroenterología y medicina interna indica que es necesario buscar la asesoría de un experto, y tener un historial clínico, debido a que muchos de estos males pueden desarrollarse meses o años antes de ser finalmente diagnosticados.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (18565 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
1
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.