Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Waomagazines escriba una noticia?

Memorias: qué hacer cuando los chips ya no pueden ser más pequeños

09/06/2012 16:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Crédito foto: Reuters

Abarrotados de celdas, los procesadores de memoria se han vuelto tan pequeños como permite la física, y los fabricantes experimentan ahora con nuevas tecnologías que podrían sacudir una industria de 50.000 millones de dólares.

Se espera que los procesadores actuales alcancen un límite físico en los próximos cinco años, iniciando una carrera entre fabricantes para encontrar la tecnología que reemplace a las memorias flash NAND y las de acceso aleatorio dinámico (DRAM), los dos estándares que han impulsado el mundo de la informática.

"Se está abriendo toda una nueva ventana de posibilidades que para los científicos es increíblemente emocionante y para las empresas es increíblemente terrorífica", dijo Gary Bronner, vicepresidente de Rambus Labs, una empresa de licencias de tecnología que se especializa en memoria. "A la gente no le gustan la incertidumbre y el cambio", declaró.

Ese cambio no se producirá de un día a otro.

Aunque algunas empresas ya están despachando productos con nuevas tecnologías, la cantidad es pequeña y la promesa inicial de algunos anuncios a menudo da paso al silencio o a planes rebajados. Y fabricantes líderes están reduciendo riesgos invirtiendo tanto en nueva tecnología como en la vieja.

Por ahora, todos los dispositivos dependen de RAM y de discos duros tradicionales o de flash, manejando datos y aplicaciones entre procesador y espacio de disco. El precio y el rendimiento de estas tecnologías dictan cuál se usa y en qué cantidad.

Por ejemplo, el fundador y después presidente ejecutivo de SanDisk Eli Harari no pudo cumplir la petición de Steve Jobs en 2001 de suministrar memoria flash para el primeriPod de Apple porque no pudo competir en precio con los minidiscos duros.

Más sobre

Sin embargo, en cuatro años el flash era lo bastante barato y pequeño para que Apple pudiera diseñar el diminuto iPod Nano, y los precios han caído tanto desde entonces que todos los teléfonos, tabletas e incluso portátiles ligeros utilizan flash.

Pero con su éxito ha llegado el problema. Conforme los fabricantes embuten más memoria en menos espacio se acercan a los límites de lo que es físicamente posible con tan pocos electrones con los que jugar.

Ahí entran los experimentos de grandes y pequeños fabricantes con nuevas tecnologías, que no dependen de cargas eléctricas para almacenar datos sino de cambiar la estructura de los materiales. Al menos en teoría, eso debería hacerlos más escalables.

Pocas de las tecnologías relacionadas son nuevas.

La RAM magnetoresistiva (MRAM) se desarrolló en un principio por Honeywell parasatélites y el Ejército. La empresa de Arizona Everspin Technologies, primera y por ahora única fabricante comercial de MRAM, adoptó una versión posterior.

Una tecnología rival es la memoria de cambio de fase, llamada PCM o en ocasionesPCRAM o PRAM, que usa la propiedad única del llamado vidrio calcógeno, que ya se utiliza en CD grabables, para cambiar entre dos estados. El PCM puede almacenar muchos datos pero es más lento que el DRAM, así que podría utilizarse en combinación con otras tecnologías o como posible sustituto para el flash.

El primer paso para cualquiera de estas tecnologías es abrirse un hueco en el mercado, por pequeño que sea. El flash, por ejemplo, empezó sustituyendo a la cinta de cassette en máquinas de contestador automático en la década de 1990.


Sobre esta noticia

Autor:
Waomagazines (292 noticias)
Fuente:
waomagazine.blogspot.com
Visitas:
205
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.