Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Socialbrander escriba una noticia?

Método Baby Lead Weaning para dietas infantiles

06/05/2016 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con el método Baby Lead Weaning, los bebés son capaces de decidir qué alimentos prefieren tomar desde pequeños, y se ayuda así a que generen sus propios gustos y preferencias de una manera saludable

El método Baby Lead Weaning es un estilo de alimentación complementario en el que el bebé no tomará, como es corriente, los alimentos en forma de puré, sino de manera algo más sólida, y además será él quien, con el cuidado y la supervisión siempre de sus padres, decida que alimentos prefiere tomar y en qué cantidad. Es un método de alimentación complementaria u opcional que los dietistas infantiles vienen asesorando con frecuencia, ya que habitúan al bebé, desde pequeño,   a tomar decisiones sobre su alimentación.

Con el uso de este método, los padres, de manera gradual, presentan al bebé alimentos y platos variados, lógicamente saludables y recomendados para su dieta, para que los pruebe. Pero la clave de este método está en que el bebé tomará la decisión de tomarlo, y lo hará, en la medida de sus posibilidades, de manera autónoma y con sus propias manos, cogiendo el alimento y llevándoselo a la boca, para que así sea él mismo quien se alimente. Todo esto, de nuevo, bajo la supervisión de los padres, tanto en las cantidades como en las formas de comerlo, porque es fundamental, y estamos hablando de bebés en edades tempranas.

Es importante, sobre todo para padres primerizos que a menudo se sienten angustiados y presionados sobre este tema, contar con el asesoramiento de algún dietista infantil, para que los guíe sobre qué tipo de alimentos pueden y deben introducir en la dieta del bebé. No es para menos dicha angustia, pues al fin y al cabo se trata de la alimentación de su hijo en sus primeros años de vida, algo tan delicado como apasionante.

 

¿Cuándo y cómo se puede empezar a usar este método?

 

A partir de los 6 meses, una dieta a base de leche materna o con fórmula es insuficiente para un bebé, ya que empieza a cambiar sus necesidades nutritivas, proteicas, de hierro, zinc y vitaminas entre otros nutrientes y necesita de nuevos alimentos.

Es a partir de esta edad cuando los padres podrán optar por este método de alimentación complementario, que ofrece al lactante alimentos, sólidos o líquidos, distintos a la leche materna.

Los padres ofrecerán a sus hijos una determinada variedad de alimentos saludables, introduciéndoselos poco a poco, y siempre teniendo en cuenta las señales que ellos hagan de que tienen hambre o saciedad. Es importante que estos alimentos, además de saludables, estén presentes en la dieta cotidiana de la familia, pues así el bebé también entenderá que esa es una dieta normal que todos siguen en casa, y no algo especial como los puré habituales o, en el caso de menores de 6 meses, su leche materna o con fórmula.

No existe una norma establecida sobre qué alimentos deberá tomar y en qué orden, pero sí que se recomienda siempre empezar con cantidades muy pequeñas, para ir observando cómo tolera el bebé cada tipo de alimento. Así se ayuda también a detectar a tiempo algún tipo de alergia o intolerancia en el bebé.

Por otro lado, el propio bebé, de manera gradual, irá generando unos gustos y rechazos personales, que sin duda manifestará. Con esto, los padres también aprenden empleando este método algo más de sus hijos y, por supuesto, deberán respetar estos gustos, e ir adaptando las dietas de sus hijos en función de sus gustos y preferencias, pero siempre planteándole una amplia variedad de alimentos.

Para comenzar con este método, los especialistas en nutrición infantil recomiendan a los padres que sus bebés sean capaces de mantenerse sentados con la cabeza erguida, que coordinen boca-manos-ojos, que abra la boca con facilidad al rozarla con un cubierto o alimento, y que pueda tragar con facilidad. Todo esto debería cumplirse a los 6 meses de edad, pero puede que el bebé manifieste estas capacidades algo antes, o algo después. Cada caso será particular, sin duda.

Por último, es importante que los padres abandonen la idea del premio o el castigo por determinadas conductas respecto a la comida. Este método sirve para que el bebé construya por sí mismo sus conductas y hábitos alimenticios, genere sus gustos y preferencias, y aprenda a nutrirse por sí mismo. Por tanto, en este método es importante dotarles de cierta libertad y autonomía, aunque siempre sin perder la supervisión, y más cuanto más pequeños sean.

La nutrición del bebé pues, a esta edad preescolar, es fundamental, ya que se están sentando las bases de su futura alimentación.


Sobre esta noticia

Autor:
Socialbrander (17 noticias)
Visitas:
2712
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.