Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Microsoft defiende su derecho a entrar en las cuentas de clientes y leer sus e-mails

22/03/2014 08:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Microsoft defiende su derecho a entrar en las cuentas de clientes y leer sus e-mailsPosted: 21 Mar 2014 06:08 PM PDTMicrosoft admitió, en documentos presentados ante la corte federal estadounidense, que entró en la cuenta de Hotmail de un bloggerpara localizar y detener la filtración potencialmente catastrófica de un software sensible. La compañía afirma que su decisión está justificada. Desde el punto de vista de la empresa, situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas.

"En este caso, tomamos medidas extraordinarias en virtud de circunstancias específicas", dijo uno de los abogados de la compañía, John Frank, en una publicación en un blog la noche del jueves.

De acuerdo con una denuncia del FBI, en el año 2012 Microsoft descubrió que un ex-empleado había filtrado software propietario a un blogger anónimo. Ante el temor de que esto fuera aprovechado por piratas informáticos, los abogados de Microsoft autorizaron con carácter de emergencia "extracciones de contenido" de las cuentas del blogger para rastrear el software.

Los investigadores de la compañía penetraron en la cuenta Hotmail del usuario, y luego examinaron minuciosamente sus correos electrónicos y mensajes instantáneos en Windows Live. La investigación interna condujo a la detención el miércoles de Alex Kibkalo, un ex-empleado de Microsoft residente en Líbano.

Aunque la medida podría ser percibida como un abuso de confianza, Microsoft afirma que está autorizada a tomar tales decisiones unilaterales. Y remitió a sus términos de servicio: Cuando utilizas productos de comunicación de Microsoft -Outlook, Hotmail, Windows Live- aceptas "este tipo de revisión... en las circunstancias más excepcionales", escribió Frank.

El equipo legal de Microsoft pensó que había suficiente evidencia para suponer que el blogger intentaría vender la propiedad intelectual obtenida de forma ilegal. En tales casos, las autoridades acostumbran solicitar una orden judicial, pero Microsoft dijo que no la necesitaba, pues los servidores que almacenan la información son de su propiedad.

La directora asociada del Electronic Privacy Information Center,Ginger McCall, dijo que esas acciones son muy preocupantes, ya que muestran que "Microsoft claramente cree que los datos personales de los usuarios pertenecen a Microsoft, no a los propios usuarios. Esto es parte del problema más amplio de las políticas de privacidad. Hay términos ocultos que los usuarios no conocen realmente. Si los términos estuvieran expuestos de forma transparente, la gente se horrorizaría", dijo.

Microsoft reconoce que se trata de un tema delicado, en especial en un momento en que Estados Unidos lidia con fuertes revelaciones sobre el alcance de la vigilancia sin orden judicial que sobrellevan los estadounidenses a manos de su propio Gobierno, un espionaje que Microsoft y otras grandes empresas tecnológicas han criticado enérgicamente.

Es por eso que la compañía ha instituido una nueva política: en el futuro, acudirá a un abogado externo que es un ex-juez federal para buscar su autorización.

Y en un giro que podría parecer irónico, a partir de ahora Microsoft incluirá sus propias búsquedas internas en los informes de transparencia que publica cada semestre sobre solicitudes de datos hechas por autoridades gubernamentales.

Fuente | CNN Money


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23812 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
890
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.