Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El mosso que abatió a los terroristas en Cambrils: "Sufro episodios de depresión en los que me intento aislar de todo"

23/11/2020 08:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El agente de los Mossos d'Esquadra que abatió a cuatro terroristas del atentado de Cambrils ha declarado este lunes en el juicio del 17-A y ha explicado que, pese a no haberse podido reincorporar por las secuelas que sufre desde aquella noche, no ha sido indemnizado.

El mosso ha declarado que aún no ha podido volver al cuerpo y que sigue de baja más de tres años después. También que se le ha reconocido la incapacidad permanente y, pese a ello, no ha sido indemnizado ni reconocido como víctima del terrorismo.

El agente ha contado que sufre un trastorno por estrés postraumático grave y también que ha sufrido varios episodios de depresión "en los cuales me encierro y me intento aislar de todo".

Ha señalado que tiene dificultades serias para dormir y que está tomando medicación. Además, padece una hiperalerta constante cada vez que sale a la calle: "Tengo mucho miedo a que se me reconozca y que vuelvan a atacarme".

Pese a todo, ha indicado que "lo peor de todo es un sentimiento de culpa muy alto por cómo está afectando a mi familia".

El agente ha explicado que a la una de la madrugada del 18 de agosto de 2017 estaba ante la entrada del Club Náutico del paseo marítimo de Cambrils, en frente de un espacio donde se celebraba una fiesta, y que el vehículo policial permitía el paso tanto por la acera como por la vía.

"Veo que viene un vehículo a gran velocidad, veo que va contra nosotros, me lanzo al suelo a la izquierda y me doy cuenta que la compañera ha sido atropellada", ha declarado.

Después vio como el coche que les había embestido volcaba detrás de ellos. Del vehículo comenzaron a salir personas con chalecos con cinta americana que parecían chalecos bomba. "Sólo girarme veo que uno viene corriendo hacia mí con un hacha en la mano, gritando 'Alá Akbar', y no me dio más tiempo a prepararme y cuando lo tenía a pocos metros disparé para abatirlo", ha relatado.

"Cuando la persona cae, vienen tres personas corriendo hacia mi posición para atacarme. En ese momento, yo me desplazo corriendo a la derecha porque no tenía munición en el subfusil. Consigo ponérmelo en el cuello. Cojo mi arma reglamentaria, ya los tenía encima, gritando 'Alá Akbar' y viniendo hacia mí. No sé qué llevaban en las manos", ha explicado. Después los abatió. "Cuando ya los tenía encima no tuve tiempo de hacer nada más que abrir fuego contra ellos", ha dicho.

Después se sintió "en estado de shock" y con la sensación de que todo había ido "muy deprisa". Oyó gritar a algunas personas, una con sangre pidiendo ayuda y otras heridas en el suelo donde también estaba su compañera. Un ciudadano le dejó el teléfono para llamar y pedir ambulancias y refuerzos, ya que no encontraba la emisora.

La agente de los Mossos que fue atropellada en el ataque terrorista de Cambrils también ha testificado este lunes en la Audiencia Nacional. "En ese momento pensé que me quedaba allí, muerta. Cuando me levanté no sabía si era un sueño", ha recordado.

La mosso ha declarado como testigo protegido y ha explicado cómo el vehículo Audi A3 con los cinco miembros de la célula de Ripoll que fueron abatidos esa noche se dirigió directamente hacia ellos e impactó contra sus piernas. "Me pasa por encima sin que pueda hacer nada. A continuación pierdo el conocimiento", ha recordado, y ha dicho que aún tiene secuelas psicológicas.

"Lo siguiente que recuerdo es estar tumbada en el suelo, intento levantarme", ha dicho la agente. Con sangre en la cabeza y sin un zapato, ve "a una mujer tendida en el suelo" y a individuos también en el suelo con "una especie de cinturón cogido del tórax con botellas de plástico y papel de aluminio" pegados al cuerpo. "Es en aquel momento que veo claramente que fue un atentado en toda regla" y "saco el arma y comienzo a disparar" cuando uno de ellos se mueve, ha explicado.

"Veo a otro individuo que me pasa por el lado, continúo disparando y me quedo sin munición". Otro de los atacantes se le presenta por delante y ella le pide que no avance más. Él habla, pero no puede oír qué dice porque le "pitaban los oídos" por el impacto.

A partir de ese momento, recuerda sentirse "mareada" y no ve a su compañero, que abatió a cuatro de los terroristas. "Se podía escuchar un silencio aterrador", ha afirmado. La agente herida comunica por radio a los Mossos que "ha habido un atentado, tiroteos" y que está herida. Pide una ambulancia.

"Veo que empieza a llegar gente del Paseo Marítimo". Entre ellos, un hombre con una herida en la cara. "Le digo que no se preocupe, que los servicios de emergencia están llegando. Intenté tranquilizar a las personas heridas", ha explicado. Un compañero de los Mossos que llega de refuerzo la lleva en coche a que le atiendan los servicios médicos.

La testigo al juicio del 17-A ha explicado que estuvo una semana ingresada en el hospital. Tenía un traumatismo craneoencefálico y rotura de tibia y esguince de tobillo. Tres años después aún tiene estrés postraumático por los hechos y recibe atención psicológica y psiquiátrica.

Ha sido reconocida por un juzgado de Tarragona con una incapacidad permanente. Está de baja y no trabaja como mosso. "No puedo hacer cosas que hacía antes", ya que tiene que "lidiar con la ansiedad". "Me estresa tener que correr, es como una amenaza para mí", ha dicho. "Cuando tienes niños pequeños a cargo, se pasa mal", ha afirmado.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1289
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.