Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Las mujeres y el placer sexual

27/05/2019 05:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha impuesto a la mujer la negación del placer, convirtiendo a Ishtar en el blanco de las iras de Gilgamesh, el rey dios que ejercía el derecho de pernada entre sus súbditas

 

Días atrás se estrenó en el Estado español el documental “Placer Femenino” de Barbara Miller, un documental que deberían ver hombres y mujeres, para despertar ante una de las barbaries más extendidas en el planeta: la negación del derecho al placer para las mujeres.

Hace tiempo dedicamos un artículo invitando a la lectura de la Epopeya de Gilgamesh –primera obra literaria de la humanidad-- en la que se narran las peripecias del Rey Dios de Uruk y en la que aparece por primera vez una descripción del desprecio del hombre hacia las mujeres, en este caso a la diosa del amor, Ishtar, que sería referida siglos más tarde en la Biblia como la diosa de las rameras, con el mismo odio antifeminista.

El documental, pone sobre el tapete la visión de cinco mujeres pertenecientes a cinco culturas religiosas representativas del conjunto del planeta, lo cual nos lleva a la inmediata conclusión de que estamos ante una situación global de desprecio hacia las mujeres y de represión generalizada de su derecho al placer.

Sigue prevaleciendo el criterio de que es la mujer la que debe dar placer al hombre, frente a la igualdad y en contra de que sea la mujer la que disfrute del placer sexual que debe procurarle el hombre.

Y esto ha llevado a que muchas mujeres finjan sus orgasmos con tal de complacer al hombre, en una extraña ceremonia de la confusión de perversos resultados, ya que lleva a la frustración de muchas mujeres que no llegan en muchos casos a conocer el orgasmo real y menos el placer sexual.

Los mitos a cerca de la menstruación y el salvajismo de la ablación siguen siendo moneda corriente en muchas culturas, reduciendo el papel de la mujer a la procreación y convirtiéndolas en sus propios verdugos cuando condenan el aborto.

La manipulación ideológica que han sufrido las mujeres y lo femenino a lo largo de la historia y que siguen padeciendo en este mundo globalizado es una de las tareas pendientes de los Estados y de los sistemas de educación en buena parte del planeta.

El dominio del sexo o cómo controlar la máquina de hacer hombres

Ahí están los enemigos de la educación sexual en las escuelas ejerciendo su más absoluto desprecio hacia las mujeres, desde los púlpitos de las iglesias y desde las aulas, castrando mentalmente a millones de mujeres sometidas a la voluntad del hombre, que les niega el derecho al placer de su sexualidad.

En el Japón del siglo XXI, sigue siendo censurado el sexo mientras se celebra la fiesta del pene, la película “El Imperio de los sentidos” de Nagisa Oshima (1976) tuvo que ser filmada en Francia y sigue censurada en Japón, a pesar de que se toleran otro tipo de licencias sexuales, siempre en la línea del dominio del hombre sobre la mujer.

Esta película curiosamente basada en un hecho real, es la descripción de la relación de una pareja en la que la mujer es la que más disfruta del placer de su sexo y en la que el hombre es el encargado de proporcionárselo, invirtiendo los roles tradicionales.

Causó hondo revuelo en su día y sigue siendo una de las películas en las que queda patente que cuando se cambia la relación entre quien da placer y quien lo recibe, son las mujeres más eficientes y apasionadas que los hombres a la hora del sexo.

El ninguneo sexual de las mujeres y el desprecio de los hombres que niegan el derecho al disfrute de su sexualidad sigue siendo una tarea pendiente, al margen de las luchas feministas por la igualdad social o la conquista de otros derechos.

Forma parte de una sutil campaña emprendida con el hombre para someter a las mujeres desde los tiempos de la diosa Ishtar hace 10.000 años, para imponer el monoteísmo de un dios hombre que terminaría teniendo un hijo procreado entre un pajarito y una virgen, alcanzando el colmo del ridículo con tal de someter a las mujeres y desposeerlas de su condición de diosas.

Lo dicho: “Placer Femenino”, un documental para ver y reflexionar sobre los abusos del hombre sobre los derechos de las mujeres.

 

@ordosgonzalo

 

gonzalo  alvarez-lago   garcia-teixeiro

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1270 noticias)
Visitas:
2788
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.