Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cometelasopa escriba una noticia?

El mutismo selectivo y su tratamiento

05/06/2013 16:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El mutismo selectivo es un trastorno en el que la persona que lo padece puede hablar perfectamente con personas familiares y cuando se sienten seguros pero no así en otros entornos. En la mayoría de las ocasiones está asociado a la ansiedad social y debe ser tratado por profesionales para evitar que convierta en otras patologías en un futuro.

image

El tratamiento

El tratamiento de este trastorno siempre debe incluir de forma conjunta a la escuela y a la familia, trabajando sobre dos objetivos principales: la mejora de aspectos personales, familiares y sociales del niño y el tratamiento específico para estimular el habla. En un próximo artículo se tratará que pueden hacer los padres para ayudar al niño, centrándonos aquí en la intervención profesional.

La mejora de aspectos personales y sociales del niño.

Para que el trabajo del aula sea efectivo, el maestro debe fomentar que su relación con el niño sea positiva, aumentando su confianza y seguridad.

Fomentar el trabajo en grupo y por parejas y aumentar poco a poco las responsabilidades del niño (hacer recados, borrar la pizarra, …).

Debe evitar la sobreprotección y seguir una secuencia programada de exposición progresiva del niño a nuevas interacciones verbales para no estancarse y conformarse con un objetivo ya conseguido.

Intervención específica para estimular el habla

Hay distintas formas de intervenir pero todas ellas incluyen la exposición gradual, o sea, ir enfrentando al niño a situaciones donde tenga que expresarse pero poco a poco, empezando por las más sencillas y no pasando a otras más complejas hasta que tenga superadas las primeras.

Un ejemplo de exposición gradual sería el siguiente:

Si el niño no utiliza ni siquiera el lenguaje no verbal (expresiones faciales y gestos) en entornos distintos que el familiar, se puede comenzar a trabajar para que responda con un si o un no con la cabeza, con gestos o con la escritura (si ya la tiene). Una vez conseguido esto se podría pasar a que sea el propio niño el que tome la iniciativa expresando algo de manera gestual (señalando con el dedo, tocando a la persona, llevando algo escrito, …)

Más sobre

Otro nivel sería que emitiera cualquier sonido o palabras sueltas cuando alguien se dirija a él. Para luego a pasar a tener la iniciativa de la interacción verbal llamando la atención con sonidos o palabras. Poco a poco se iría aumentando la complejidad de las emisiones verbales. Y también se aumentaría de manera gradual el número de personas con las que el niño interacciona verbalmente.

Por otro lado, muchos programas de intervención incluyen a los padres como mediadores o facilitadores de la intervención verbal. Los padres pasan un tiempo (habitualmente antes de entrar o al salir del colegio) junto con el niño y sus maestros hablando con ellos para ir facilitando poco a poco la expresión oral del pequeño en este entorno.

Otro tipo de tratamiento es el que incluye la exposición gradual pero en la que el niño visiona un vídeo trucado donde se ve así mismo realizando intervenciones verbales cada vez más complejas. Esto se hace con niños de entre 3-6 años que todavía no distinguen muy bien entre ficción y realidad y grabando su voz en interacciones con su familia y primeros planos, para luego superponerlos a otras grabaciones que se hacen en clase (aunque en estas no hable). El resultado es que el niño se ve realizando conductas verbales cada vez más complejas, que luego se practican al natural. También en ocasiones, el vídeo se expone delante de sus compañeros de clase, siempre con el consentimiento del niño, para que sus compañeros cambien su percepción de lo que puede hacer.

Siempre se trabajan las competencias verbales del niño antes de exponerle a nuevas situaciones y todas las sesiones se empiezan y acaban con una fase ya superada.

Cuando el niño es competente en sus interacciones verbales en el aula, hay que trabajar para generalizarlo a otros entornos y personas, siempre con la colaboración imprescindible de la familia.

El mutismo selectivo y su tratamiento es un articulo de: Comete la Sopa Si lo deseas tambien puedes unirte a nuestra Comunidad en Facebook o seguirnos en Twitter.

Escucha

este post


Sobre esta noticia

Autor:
Cometelasopa (220 noticias)
Fuente:
cometelasopa.com
Visitas:
3133
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.