Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Nicolás, el presidente elegido por el pueblo cívico- militar

19/02/2019 20:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No es, por tanto, que Maduro sea una veleta alocada, sino un zorro de múltiples tretas

Aventis

El siglo XIX alumbró dos grandes ideologías: el liberalismo y el nacionalismo. El siglo XX otras dos: el comunismo y el fascismo. Pues bien, las dos primeras siguen vigentes y las dos últimas han desaparecido por completo. El fascismo, esa mezcla de nacionalismo, tradición y violencia con que las clases medias replicaron al comunismo, ha sido borrada del mapa por completo después de haber provocado tal cantidad de desastres en el mundo que nadie la podrá resucitar. El comunismo tres cuartos de lo mismo, incluso se pude decir que quizás sea la idea que más muertes ha causado, aunque nos dejó como herencia los logros sociales de la socialdemocracia. Pues bien: ni AD es fascista ni Psuv comunista. Puede que usen su simbología y que en sus corazones conserven algún rescoldo, pero al final son dos partidos más o menos integrados en el sistema, con un fuerte deseo de cambiarlo, pero dentro del mismo.

Lo único cierto, es que son partidos contradictorios e inconexos que por su tiempo en la historia política, cobijan viejos zorros.

No sé si será sólo eso o hay más maquinaciones subterráneas, pero, en cualquier caso, se ve claro que, en este duelo entre Nicolás y Juan, estamos ante una nueva edición de la competencia entre el zorro y el erizo, según la describió, en su ensayo de 1953, Isaiah Berlin. El zorro sería Nicolás, que encaja como un guante en la descripción de Berlin: «Los zorros perseguirían muchos fines, a menudo inconexos y hasta contradictorios […], su pensamiento sería más difuso, pero aprehenderían la esencia misma de una vasta variedad de experiencias y objetos por los que estos tienen de propio, sin pretender integrarlos en una única visión interna...». Guaido, sería el erizo, esto es, alguien «con un único principio universal, organizador, que por sí solo da significado a todo lo que es y dice».

No es, por tanto, que Maduro sea una veleta alocada, sino un zorro de múltiples tretas. No es, por tanto, que Juan sea un inflexible, sino un erizo de un principio firme. Entenderlo nos puede servir, entre otras cosas, para hacernos idea de la complejidad de la negociación que se avecina. Tampoco nos vendría nada mal conocer los versos que inspiraron a Isaiah Berlin su tesis. Son de Arquíloco y avisan: «El zorro tiene muchos trucos/ y el erizo, uno, decisivo».

Un jueves, en los tiempos del viejo Diario del cubano, Guillermo Antón Santana, solía ayudar al columnista Clemente Diaz, hasta  que me llamo, Carlos Viso del Prette para redactar un editorial del periódico para el día siguiente, el tema concernía sobre la política exterior de EE.UU y el cese o conformación de las leyes laborales vigentes en ésa época, así que, me coloque en mi viejo escritorio, como niño grande, levante mi cabeza para arquear la ceja y preguntaba en voz alta  y mucha sorna al jefe de Redacción, Ochoa Rotjes, "¿Lo quieres a favor o en contra?".

La anécdota viene a cuento porque cualquiera de nosotros, a poco que nos despojemos de prejuicios, filias y fobias, podemos encontrar en cualquier acontecimiento del que tengamos noticia un amplio abanico de interpretaciones plausibles. Quienes nos dedicamos al oficio de analizar la actualidad -los pistoleros a sueldo no entran en esta categoría, lo siento- nos vemos obligados a ello a diario. Una de las preguntas más recientes a la que hemos tratado de responder es la siguiente: ¿Hacen bien Psuv y VP en servirse de los votos de AD para alcanzar el Gobierno de Miraflores? Pues depende, como diría Hugo Chávez, con expropiar basta y mandar al Helicoide a los subordinados es suficiente.

Tenemos un abanico politico

Hay un fundamentalismo político descarado, Lo peor de todo, es que lo hacen con descaro y sabiendo que, al fin y al cabo, lo poco que trabajan por esta tierra, influirá muy poco en las próximas decisiones. A los venezolanos, les interesa es ir al mercado y, no votar por un partido político, por esto, necesitamos hacer una reflexión profunda, sobre lo concerniente al Siglo XXI.

Por un lado, tenemos a los promotores parlamentarios socialistas, relatando una serie de promesas que nunca han cumplido, no se creen ni ellos. Palabras huecas sin poner un solo soberano sobre la mesa. Promesas y más promesas sobre lo que harán. No se siquiera cómo alguien puede dar un mínimo de veracidad a tanta mentira. Son solo proyectos.

Y Guaido como Voluntad Popular inventaron la guarimba, hasta aparecer Trump y su guarimba mayor, en vez de cooperar en sacarnos los bachaqueros civiles y militares que están acabando con nuestra territoriedad.

Por eso la cúpula castrense no defiende solo a Maduro y su gobierno. Antes que nada, se defiende a sí misma. Pero en esta situación es evidente que ni todo el estamento militar se va a alinear disciplinadamente detrás de Maduro, ni va a apoyar como un solo hombre a la oposición, aunque probablemente las divisiones que emerjan ahonden las grietas que ya condicionan el futuro del chavismo y de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, me temo que solo estemos ante el principio del fin y que habrá que esperar un poco más para asistir a la demolición completa del edificio, en el caso de que esto termine ocurriendo.

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1345 noticias)
Visitas:
5560
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.