Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pfolgueira escriba una noticia?

No es tan sencillo

17/07/2017 11:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hola a todo el mundo:

No sé si habéis leído el artículo de Pérez-Reverte del día 2 de julio, en el que habla de la historia de su tío Lorenzo, que durante la Guerra Civil combatió primero en el bando republicano y luego se fue a combatir en la División Azul a Rusia durante la Segunda Guerra Mundial. Con ese artículo, Reverte abunda una vez más en la idea de que los dos bandos eran iguales y que tan buenos o malos fueron unos como los otros. Y eso está muy bien... desde su punto de vista. De hecho, el otro día estuve tomando algo con un colega historiador, Miguel Menéndez, y estuvimos comentando ese artículo, así que muchas de las cosas que voy a escribir ahora salieron de esa conversación y son tan de autoría suya como mía. Reverte sabe mucho de Historia porque ha leído mucho, pero eso no lo convierte en historiador porque le falta cierta metodología de análisis que un historiador debe tener, y por eso me decidí a escribir este texto. Voy a pasar por alto el hecho de que llame al historiador Ángel Viñas "sectario" y que diga que está "poco informado", que llame historiador a Pío Moa, o que los ponga a los dos al mismo nivel, y me voy a centrar en la metodología, que para eso yo sí soy historiador. Para empezar a hablar de cualquier tema de Historia, como la propia Guerra Civil, aparte de las lecturas y las reflexiones, hace falta, como dije hace un momento, una cierta metodología de análisis, que nos lleva a considerar que ser objetivo no es lo mismo que ser equidistante. Poner a su tío Lorenzo como ejemplo de la gente de la época no es un análisis válido, porque como él seguro que hubo muchos, es verdad, pero sobre todo porque debemos recordar (y ya lo decía Marc Bloch precisamente en aquellos tiempos) que los protagonistas de la historia son "los hombres", los grupos sociales, y no los personajes individuales, y por eso el análisis no es tan sencillo como los adalides de la equidistancia nos quieren hacer creer. La Segunda República, con todos sus fallos, era un régimen legítimo, y en 1936 hubo unas elecciones en las cuales resultó ganador el Frente Popular. Pero lo que pasó después no fue una riña de aficionados al fútbol, sino algo bastante más grave. Fue que un grupo de personas no aceptó el resultado de las elecciones y dio un golpe de Estado para intentar subvertir el orden político legítimo. A pesar de que los sublevados consiguieron controlar algunas zonas, el golpe fue un fracaso, y por eso después los rebeldes llevaron a cabo una guerra de conquista sobre el resto de los territorios del país. A partir de ese momento, ya podemos darnos cuenta de que, en el estallido de la guerra, no podemos hablar de que los dos bandos fueron iguales. En lo que se refiere a la represión en ambas zonas, es cierto que se llevaron a cabo verdaderas barbaridades por parte de ambos bandos. Sin embargo, debemos recordar que el bando republicano representaba a un Gobierno legítimo, así que, muchas de las ejecuciones que se llevaron a cabo lo fueron de acuerdo a la legislación vigente en ese Gobierno, en la cual se incluía la pena de muerte para los actos de traición. Sin embargo, el bando sublevado (observad que me niego a utilizar el término "nacional" para referirme a los sublevados, porque me parece un término falaz) se acogía a una legislación propia que no era la de Gobierno alguno, así que no podemos considerar que fueran penas legítimas. La divulgación histórica es muy importante, pero más importante es que sea una divulgación rigurosa y bien hecha. Por eso, a pesar de la utilidad que puedan tener en ocasiones los textos de Reverte sobre estos temas, no siempre vamos a poder aceptarlos, y menos si, como en este caso, se sirve de un caso particular, el de su tío Lorenzo, para intentar convencernos de que todos eran iguales. Porque no es tan sencillo.

Representación de Clío, musa griega de la Historia.Imagen de dominio público tomada de aquí.


Sobre esta noticia

Autor:
Pfolgueira (300 noticias)
Fuente:
queparen.blogspot.com.es
Visitas:
855
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.