Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Losbrechas escriba una noticia?

Malas noticias que pesan demasiado

15/03/2010 17:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El gobierno de Leonel Fernández pasa por una mala hora. Días difíciles durante los cuales sólo se destacan las malas noticias, no por los medios, sino por una realidad mortificante que perturba los ánimos de todos, desde los simples ciudadanos hasta los funcionarios públicos en los que se puede confiar.

Así andan las cosas en la República Dominicana, con un gobierno si no rendido ante la criminalidad, con las alas rotas, de escándalo en escándalo.

Cuando las autoridades se han creído, como para darse ánimo, que han "destruido" una red criminal, debajo de las narices, o en sus propias narices, entre sus pies, como si fuesen parte del sistema administrativo, surge entonces otra.

De la burla de Figueroa Agosto, para quedarnos en la corta memoria dominicana, hasta la última jugada: el conde, al menos eso parece por su nombre, Arturo del Tiempo Marqués. Parecería un film o pura imaginación, pero es la brutal realidad.

En el corazón mismo de la ciudad, un perseguido internacional, inicia un proyecto multimillonario, consigue que lo más cremado de la nación lo acompañe en el primer picazo de la obra, y a poco se "descubre" que nuestro desarrollo crece a la luz, no ya a la sombra, sino del crimen.

Estas no son duras palabras, es la triste realidad de una semana de malas noticias, encadenadas una tras la otra. Primero veníamos con las pifias de una actuación poco conveniente en la arena internacional.

El presidente Fernández con un ímpetu pacificador pero mal llevado, que lo conduce a un protagonismo incierto y termina con una clara humillación de un Presidente que se siente en la poltrona de Bolívar, con la llave del petróleo que irriga la economía.

Lo desconocemos después de un viaje acompañado por Centroamérica, bailando la danza de la democracia frente a los golpistas de Honduras. De aquí hasta África, para de la noche a la mañana cambiar de línea y propiciar un retorno a la democracia de manos de Estados Unidos, al ritmo de Arturo Valenzuela, el subsecretario de Estado.

Y Hugo Chávez mirando. La sorprendente salida de Zelaya y la encomienda del Grupo de Río.

Demasiadas tareas y pocas consultas. Por más disminuido que pudiera estar el nuevo Bolívar, había que considerar los términos de las formalidades, hasta que vinieron estos lodos que condujeron a la República Dominicana a una humillación vergonzante frente a Venezuela, que nunca reclamó ni dijo nada, hasta que se impuso el sentido de su queja justificada y la fuerza de su petróleo.

Pero al mismo tiempo, Estados Unidos, siguió sus rutinarias certificaciones en la mala hora. Una pasadita de manos por el desempeño frente Haití y luego dos informes sucesivos del departamento de Estado. Ambos muy bien fundados.

Denuncias sobre la corrupción policial en la persecución del crimen organizado. "Corrupción endémica", fue lo menos que se dijo. Y luego, la reafirmación que todos conocemos: los abusos y crímenes habituales de la Policía. Sus violaciones a los derechos humanos, asesinatos y predominio de métodos bárbaros en los procesos investigativos.

El jefe de la Policía no tuvo más alternativa que aprobar.

Fuente:Elcaribe.com.do


Sobre esta noticia

Autor:
Losbrechas (3349 noticias)
Fuente:
losbrechas.blogspot.com
Visitas:
230
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.