Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Opinión:¿Delincuencia incontrolable?

01/12/2013 17:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Delincuencia incontrolable? image

Manuel Vólquez Dos delincuentes cegaron la vida del niño Maiki Junior Lara, de apenas dos años de edad, al propinarle un balazo en el cuello mientras transitaba en una passola junto a madre por una calle de Baní. La intención era arrebatarle el vehículo a la dama y dispararon sobre ambos sin piedad, sin tomar en cuenta la presencia del infante. Este hecho, que ha conmovido a la sociedad dominicana, no es el primero en su género que se produce en el país, tratándose de menores. Otros casos han ocurrido en distintas comunidades donde los infantes han muerto calcinados en incendios a causa de velas encendidas, cuando son dejados solos por los tutores, algunos para irse a bailar o jugar bingo, otros para acudir al colmado a comprar. En el caso del menor Maiki Junior Lara, tengo la esperanza de que sea el último. Basta ya de tantos infanticidios. Los niños son inocentes y no pueden pagar con sus vidas los descuidos e irresponsabilidades de los adultos. La policía tiene el deber de localizar a los autores de esa muerte y sacarlos de circulación para que no estorben más. Si los agarran vivos, los someterán ante la justicia y a los pocos meses estarán de regreso en las calles para continuar su prontuario de crímenes. No olvidemos que son sujetos difíciles de regenerar, que seguirán matando y asaltando. Por más que se quiera tapar las cosas con un dedo, hay que admitir que la delincuencia no tiene control en el país, independientemente de que las autoridades policiales pregonen que los crímenes se han reducido. Han muerto por la vía rápida en enfrentamientos con la policía muchos líderes de bandas de asaltantes y sicarios peligrosos, pero todavía quedan residuos humanos dispuestos a continuar la obra de sus entrenadores en materia criminal. Estamos en presencia de delincuentes clonados, insensibles, despiadados, sin control familiar, bien armados, y con ideas nefastas de obtener dinero a como dé lugar para saciar sus apetencias personales, sus vicios, lujos y otras fantasías coloquiales. Hay que prestar atención a este flagelo social que mantiene aterrorizada a la población. Agreguemos a este comentario las muertes de policías, militares y civiles para despojarlos de sus armas de fuego y otras pertenencias, situación que se ha convertido en un desorden que deja mucho qué pensar. ¿Dónde están los autores de esos crímenes? Esos antisociales no pararán hasta satisfacer las ansiedades que llevan por dentro, factores que los convierten en asesinos potenciales de alta peligrosidad. Llegará el día en que sean los ciudadanos quienes hagan justicia por cuenta propia, utilizando las armas para defenderse sus vidas frente a ese despojos humano, aparentemente incontrolable.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
437
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.