Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Opinión editorial

23/02/2013 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"LA CULTURA DEL RECICLAJE FINANCIERO DESDE EL ESTADO".

image

Por J. Modesto Rodríguez.

Una de las disposiciones que ha merecido la cantera de aprobación popular al presidente Danilo Medina Sánchez ha sido su empeño por evitar el despilfarro de recursos gubernamentales y monitoriar en la medida de las herramientas disponibles las actividades de compra y contratación de sus funcionarios. Incluso fue ágil y diligente en emitir el decreto que publica la ley que regula estas actividades por donde históricamente ha habido una fuga de capitales estatales.

El otro esfuerzo es la transparencia de la gestión pública, que se enmarca en las corrientes modernas internacionales en donde los organismos de monitoreo mundial y los de cooperación multilateral promueven entre los pueblos y los países.

La pulcritud en el manejo de fondos públicos y la transparencia, son culturas que deben estr en la base cultural de los pueblos empobrecidos como es el caso de la República Dominicana. Aquí hemos sufrido en el tiempo desde el poder, abusivamente los privilegios irritantes, la conformación de grupos y clanes para el tráfico de influencias, la prevaricación, y la costumbre de designar familiares directos en forma privilegiada en cargos públicos y en el reparto de bienes, servicios y propiedades provenientes del sacrificio fiscal, entre otros vicios que han despertado escenas de ingobernabilidad.

Una de las costumbres que tenemos que erradicar del aparato estatal, es la decisión de funcionarios de intentar recibir dinero público adicional a través de negocios camuflados, de reciente creación, como la redecoración innecesaria de oficinas en sus dependencias, las compras a negocios propios que operan con testaferros o buscar comisiones a determinados ofertantes de bienes y servicios que no provienen de un concurso público, oral y contradictorio.

Más sobre

Buscarse medalagariamente quien le venda el papel, la tinta, los equipos informáticos, combustibles, piezas, vehículos, material de limpieza, flores, regalos, alimentos y escoger sin un reglamento y monitoreo fiscal suplidores de bienes y servicios varios, es una "picota" extraordinaria a la que tienen acceso funcionarios en la Administración pública, en adición a la designación de familiares, amigos, amantes en la nómina de las instituciones con cargo al Presupuesto Nacional. La asignación de vehículos donde el Estado pone el 50% y construye la propiedad privada con fondos gubernamentales, es otra práctica odiosa que debe ser desterrada para siempre.Para suplir un vehículo de la institución al funcionario que lo necesite, existen los mecanismos institucionales que han funcionado siempre y no deben ser manipulados.

Si el presidente Medina dió el ejemplo eliminando vicios encontrados que daban lugar al despilfarro en la administración pública, esa aplaudida labor, debe continuar hacia esos horizontes, que representan conatos decorruptela, privilegios irritantes e impiden usar los fondos públicos en áreas puntuales para beneficio de toda la sociedad.

Los testaferros, los oportunistas, los negocios camuflados deben desaparecer de la Administración Pública para esos recursos echarlos donde sean útiles al bien común y no de grupos y clanes oficiales que se forman alrededor de los funcionarios.

Uno de los ejemplos adicionales más odiosos, ha sido la construcción con más de RD$1, 000 millones de torres en la avenida Luperón para otorgarlos a familiares y personeros de funcionarios de la administración pública, sin ninguna transparencia y cargando el financiamiento al Banco de Reservas. Es un abuso de magnitud incalculable que nos debe llenar de verguenza a todos y todas. Si el profesor Juan Bosch viviera y tuviera el mando del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), esos funcionarios que patrocinaron o permitieron esa práctica de nepotismo, hace rato que habrían sido desterrados del partido y posiblemente enjuiciados por prevaricación.Es por ello que en la calle se dice que el "bochismo", la doctrina del ejemplo duartiano que se vivió en el PLD en tiempos de Bosch, y que se luchó para replicarlo en la Administración pública, ha sido sustituido por prácticas ominosas que hacen pensar que Bosch trabajó de balde, o que sus principios fueron traicionados.Las notaciones que va dando en su gobierno el presidente Medina en torno al uso de los fondos públicos con racionalidad y transparencia, solo le falta la herramienta obligatoria del rendimiento de cuentas por parte de los funcionarios, para que crezca la confianza pública y se paguenlos impuestos sin temor ni resistencias. Mano a la obra, señor Presidente, corrijamos estos entuertos que debilitan la gestión pública y enojan al pueblo dominicano.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
526
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.