Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Papeles digitales:Voluntad popular, Reelección y elecciones

16/03/2015 09:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Voluntad popular, Reelección y elecciones

Ante una encrucijada de la clase política

image

Posiblemente existan pocos precedentes en que la clase política haya tenido tan definitivos desafíos para entender las señales de una gran mayoría de la población con respecto al poder político.

Lo dicho, viene a cuento, por el escenario complejo que tenemos por delante y que involucra esencialmente al partido de gobierno, el Partido de la Liberación Dominicana -PLD-.

Este 2015 es un año pre-electoral. Todas las formaciones, las de oposición y la del gobierno, están involucradas en definir las propuestas que presentarán a la población votante para que defina al próximo inquilino de la Presidencia de la República.

Surgen las aspiraciones, y con ellas el activismo de las fuerzas para tratar de posicionarse y ganar terreno en la carrera presidencial.

En el PLD hay varias aspiraciones que han tomado forma, avanzado en sus coordinaciones organizativas y han ocupado lugares importantes en el mercado electoral mediante la promoción de sus propuestas.

Todos, los de oposición y los del partido oficial, con todo su derecho, se mantienen en sus propias agendas firmes y avanzando. La idea es conquistar las mayorías dentro de lo que es la voluntad popular.

Pero ha surgido un importante y grave inconveniente. Sin ser candidato, dada la vigente prohibición constitucional, a la reelección presidencial, aparece en la preferencia del mercado electoral la figura del presidente Danilo Medina, favorecido por todas las encuestas hasta ahora presentadas, por encima de las demás aspiraciones, las definidas y las que están en proceso.En este país estamos acostumbrados a las interpretaciones particulares de los procesos, y hemos llegado al colmo de llamarle inmoral a ciertas pretensiones, en este caso a la reelección presidencial. La reelección que es cuestionable moralmente, es "la del otro", la que es"ilegítima e inmoral"; pero cuando ésta le favorece a alguien en particular, es "un derecho, legítimo y moral".

Si los otros se preparan para repostularse en otras posiciones electivas, congresistas, alcaldes, en los sindicatos, gremios y hasta los presidentes de juntas de vecino y otras formas de asociación, es una vulneración de los principios, de la esencia y derechos democráticos de las personas que solo resulte afectado quien ejerce la Presidencia de la República, y los otros no, porque entonces se construye una "trampa" discriminatoria.

Si vivimos y construimos la democracia, la regla debe ser igual para todos, no disponer prohibiciones para uno, para beneficiar otros, lo cual implica, en sí mismo una decisión inconstitucional, y eso debió pensarlo la clase política, antes de disponerlo. No tenemos derecho a sacrificar un activo, un valor político, por apetencias, por ambiciones políticas, y como dice el pueblo "atajar para que otro enlace".

Si bien existe un impedimento constitucional que afecta al gobernante de turno, la propia Constitución de la República establece los mecanismos para admitir modificaciones, en caso de ser necesario. Y esta vez, el comportamiento del mercado electoral lo exige.

Más sobre

En los Estados Unidos, donde existe una de las más antiguas constituciones, cuando surge la necesidad, ella es modificada mediante las "enmiendas", sin alterar los textos fundamentales.

En torno al artículo 140, se ha desatado un debate protagonizado por las fuerzas que desean impedir que el presidente de la República pueda presentarse a una reelección, porque, naturalmente sería una competencia desventajosa para los opositores y los aspirantes del partido gubernamental.

No cabe dudas, de que aunque fue una convención entre las fuerzas políticas actuantes en el momento, no se previó que surgiera un desafío como el que tenemos.El pueblo, la voluntad popular mayoritaria, está prefiriendo, está reclamando la continuación del presidente Danilo Medina en la Presidencia de la República, a pesar de esta prohibición.

Ello obliga a las fuerzas políticas, incluyendo las representadas en el Poder Legislativo, a interpretar la fuerza de la voluntad popular y buscar la fórmula de satisfacer a la comunidad mayoritaria. Si el "poder" le pertenece al pueblo, como convenientemente reiteran los discursos políticos, entonces es ese "poder", el que está hablando y hay que atender lo que dice. Por lo que vemos, tendremos que "desatar el nudo" que se le ha impuesto a la reelección presidencial.

Hay quienes han planteado la fórmula norteamericana, que permite una reelección consecutiva y nada más. Aquí tenemos que tomar en serio esta posibilidad, porque como está ocurriendo en el presente, no podemos desperdiciar un agente político como el presidente Danilo Medina, que aunque personalmente no lo ha pedido, y no ha dado señales de lo que esté buscando, el "soberano", el pueblo, es que le está pidiendo que continúe.

Qué harán entonces los partidos representados en el Congreso?. Hacerse los sordos y mantener la prohibición? o interpretar al "soberano" y buscar el mecanismo que le permita al presidente Medina presentarse en los próximos comicios del 2016 tal y como lo reclama la gran mayoría, que medida, en estos días, un 83 por ciento quiere que Medina siga en el gobierno. No hay derecho a desde un Poder Político, construir artimañas e impedimentos para burlar la voluntad popular, porque estaríamos construyendo un golpe de Estado Popular. No hay derecho a quitarle al pueblo, lo que políticamente ha elegido.

Esto es un fenómeno de escasa presencia en la vida política nacional.Peledeistas y opositores incluso, gente sin partido, está convencida que lo que le conviene al país es la continuidad del actual modelo de gobierno, eso se lo ha ganado el presidente Medina y su equipo, porque le ha venido dando respuesta a lo que han sido los reclamos populares que se constituyeron en deudas sociales acumuladas e impagadas, en el marco de un clima financiero adverso, nacional e internacional, lo cual agrega valoración mayor el accionar gubernamental.Y es lo que ha estado sucediendo.Por otro lado, "el estilo personal" del presidente Medina. La gente siente que tiene a su lado, entre el grupo, un "compañero" "un amigo", "uno de los suyos", que es Presidente de la República, ahi mismo, a su lado, discutiendo los problemas, y junto a la gente, buscando soluciones y disponiendo medidas en las llamadas "visitas sorpresas". Eso la gente lo ha valorado, y quiere que siga, y nada mas.No se le puede pedir a los aspirantes de la oposición, porque están convocados a participar con sus propuestas, aunque hay señales de cuáles serían los resultados; pero a los aspirantes del partido de gobierno, el PLD, están convocados a darle sentido a la prudencia, a la sensatez, y posponer ciertas aspiraciones, en beneficio de la permanencia del partido en el Poder. De no hacerlo, seguro que en 2016 estarán pasando a la oposición política, dejando tras de sí planteada, una crisis política, una confusión en el escenario nacional, cuya conclusión sería división y caos en el partido oficial.

Cada cosa tiene su tiempo. El presidente Medina no ha pedido reelección, pero el pueblo se la ha reclamado, y el PLD está forzado a complacer a la mayoría, y con ello fortalecer lo que es la democracia, la estabilidad y la paz nacional.El Comité Central y el Comité Político, tienen en sus manos decidir si prosiguen en el Poder o se van a la oposición, y el reto de tener la responsabilidad de la próxima crisis política que pueda surgir.


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
400
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.