Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Uterodemarita escriba una noticia?

Los mejores papeles de Jennifer Connelly, la nueva musa de Claudia Llosa

16/06/2015 22:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Escribe: Omar Cáceres (@Cine_filoso)

La primera vez que vi a Jennifer Connelly en una película fue en los 90s, cuando en la televisión pasaron "Laberinto" en una tarde de domingo (y seguidamente "La historia sin fin", ¡qué tal tandem!). A partir de ese momento, comenzó mi fijación por esta actriz de deslumbrantes ojos y cabello oscuro, una que ha interpretado una amplia variedad de roles y que ha sabido aprovechar los momentos claves de su carrera. Sin miedo, confieso que se trata de mi actriz favorita.

Aprovecho que la tenemos en cartelera con "No Llores, Vuela", la más reciente producción de la cineasta nacional Claudia Llosa, para hacer un repaso por los mejores papeles que ha interpretado en su carrera. No esperen encontrar "Una Mente Maravillosa", con la cual ganó su única estatuilla dorada del Oscar como Mejor Actriz: es una película que no necesita mayor resonancia de la que ya tiene, así que espero comprendan la omisión.

1. Sus inicios: "Érase una vez en América", "Phenomena" y "Laberinto"

Jennifer debe ser de las pocas actrices que tuvo un debut de ensueño en el cine, con tres películas que cualquier actor o actriz quisiera tener en su filmografía. Sergio Leone la llamó, cuando aún era adolescente, para que estuviera presente en su gran obra "Érase una vez en América", en donde su participación fue de escasos minutos, pero dejó una escena para la posteridad. Luego, seguido nomás, fue la protagonista de una de las mejores cintas de Dario Argento, "Phenomena" (1984), en donde interpreta a una adolescente con poderes telequinéticos. Culmina su ciclo debutante con "Laberinto" (1986), la cinta dirigida por Jim Henson que se ha convertido en un clásico de los 80s. ¿Quién no quisiera debutar así en el cine? Y eso que la Connelly recién tenía 14 años.

2. "Zona Caliente" (The Hot Spot, 1990) de Dennis Hopper

El gran Dennis Hopper dirigió muy pocas películas y esta es de las mejores. El ritmo de la historia es lento, espeso, pegajoso y la acción, por lo tanto, es pesada; pero no por eso deja de poseer el motor adecuado que va tejiendo de a pocos la intriga y la tensión, mientras las historias de los personajes se van entrelazando. Con una excelente fotografía y cargas de suspenso y erotismo, se trata de una película recomendable si te gusta el buen cine negro.

3. "Dark City" (1998) de Alex Proyas

Conforme avanzaban los años, Jennifer Connelly aceptaba roles más complejos. Aquí interpreta a la mujer fatal que algún día imaginaron Raymond Chandler y Dashiel Hammet, escritores de la novela en la que se inspira la película, gran referente del cine fantástico de los 90s. La historia nos muestra a un hombre que despierta en un extraño hotel sin memoria alguna, que descubre que es perseguido como el autor de una serie de sádicos y brutales asesinatos. Tendrá que buscar las pruebas de su inocencia, en un mundo habitado por extraños y bizarros personajes. Genialidad del cine de ciencia ficción, que inexplicablemente no pasó a mayores. Imperdible.

4. "Requien por un Sueño" (Requiem for a Dream, 2000) de Darren Aronofsky

Una película que nos mostró a una Jennifer totalmente distinta. También fue la que logró que el cine de Aronofsky saltara al primer plano. La historia gira en torno a las adicciones en las que se sumergen sus protagonistas, apoyadas en los sueños que desean conquistar. Es como la "Divina Comedia", pero contada al revés. Jennifer interpreta a Marion, que junto a su novio Harry (Jared Leto) harán lo que sea para conseguir la vida que tanto anhelan, sin importar que esto implique meterse en el mundo de las drogas. Una película que avanza como un tren fuera de control, una película que deja cicatrices.

5. "La Casa de Arena y Niebla" (House of Sand and Fog, 2003) de Vadim Perelman

Jennifer supo aprovechar el prestigio adquirido tras ganar el Oscar en el 2001. Esta película, manejada desde el principio con gran claridad de ideas, es un alegato cinematográfico contra el prejuicio. Presenta un conflicto agudo entre dos personas, desconocidas entre sí, a propósito de la propiedad de una casa. El duelo actoral entre ella y Sir Ben Kingsley es de alta tensión, sin aflojar un instante. Las urgentes razones de ambos son presentadas de forma comprensiva, con sobriedad ecuánime, y con tal profundidad que este drama de corte social cobra dimensiones de tragedia fatal, asomándose al abismo de la condición humana.

6. "Little Children" (2006) de Todd Field

Película desafiante, provocadora, hipnótica. Fue la confirmación del talento de un director que ya había demostrado con su opera prima, "En la Habitación", que poseía una visión diferente, más madura y desde luego más realista y estilizada. Una historia sobre adultos que se conocen en las calles, parques y piscinas de un barrio tranquilo, sin mucho barullo. Entre todo este grupo de personas algo perdidas en sí mismas, destaca una inmensa Kate Winslet que demuestra (una vez más) el por qué es considerada como una de las mejores intérpretes de su generación; Jennifer Connelly le pisa los talones, haciendo difícil la idea de elegir cuál es la mejor.

7. "Diamante de Sangre" (Blood Diamond, 2006) de Edward Zwick

Esta película nos sitúa en Sierra Leona (África), en pleno conflicto civil marcado por la explotación de los yacimientos de diamantes, que son objeto de negocio por parte de las guerrillas para la obtención de armas, así como por parte de las poderosas empresas internacionales. Edward Zwick consigue mostrarnos las consecuencias de todos estos acontecimientos de la mano de tres actores, en donde destaca la brillante actuación de Djimon Hounsou, quien interpreta a un padre que sufre el ataque de los guerrilleros. Jennifer Connelly está estupenda como una periodista norteamericana, cuyo objetivo es obtener pruebas de las crueldades que está sufriendo el pueblo a consecuencia del corrupto negocio de diamantes. La cinta evoca realismo, emoción y crueldad, regalándonos un fiel retrato de lo que viene padeciendo, a lo largo de ya tantos años, el continente negro.


Sobre esta noticia

Autor:
Uterodemarita (4846 noticias)
Fuente:
utero.pe
Visitas:
2774
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.