×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

CursoshomologadosMiembro desde: 29/04/22

Cursoshomologados
207
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.833
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    50
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
29/04/2022

Te explicamos qué es la legionelosis, cómo se propaga y cómo se puede prevenir

La enfermedad de los legionarios se produce por la bacteria Legionella pneumophila y puede afectar a cualquier persona. Te explicamos qué es la legionelosis, cómo se propaga y cómo se puede prevenir con medidas sanitarias como las que explicamos en el curso legionella homologado.

¿Qué es la legionelosis?

Es una enfermedad causada por la Legionella pneumophila, una bacteria que se encuentra en aguas superficiales. Cuando llega a aguas estancadas, sistemas de agua caliente o climatizada, fuentes ornamentales, humidificadores industriales, etc. es capaz de reproducirse con mayor rapidez.

A la legionelosis se le conoce como enfermedad de los legionarios porque en 1976 provocó una epidemia en Filadelfia durante una convención de la Legión Americana.

La enfermedad se puede presentar de dos formas. A la más leve se le denomina fiebre de Pontiac, que es una infección que se presenta con fiebre, escalofríos y dolores musculares. Los síntomas pueden aparecer a pocas horas de la exposición a las bacterias, hasta 48 horas después.

La enfermedad del legionario, por su parte, es la forma más fuerte y puede comenzar con malestar general, fiebre, pérdida de apetito, tos y flema. Puede provocar neumonía y, en casos graves, hasta la muerte. En este caso, el período de incubación es entre 2 y 10 días.

Cualquier persona puede desarrollar la enfermedad. Aunque existen más riesgos en adultos mayores de 65 años, personas que sufran otras enfermedades como diabetes, fumadores, que padecen enfermedades pulmonares, que consumen alcohol en exceso, entre otros factores.

Propagación de la legionelosis

La legionela se encuentra en el agua y se puede transmitir a través de esta, del aire o a través de mezclas de tierra. Aunque el contacto depende de la concentración de bacterias, aún no se ha determinado cuál debe ser esa concentración para iniciar un foco infeccioso.

Está descartado el contagio de una persona a otra

Las formas de transmisión más comunes son inhalación y aspiración del agua contaminada.

Algunos lugares de riesgo son el entorno hospitalario y comunitario; a través del aire acondicionado, duchas, humidificadores industriales, etc. Los establecimientos vacacionales también son lugares de riesgo.

Por otra parte, está descartado el contagio de una persona a otra.

La enfermedad se trata con antibióticos. Aunque en el caso de la fiebre de Pontiac, es probable que no se utilicen estos, sino medicamentos para reducir los síntomas.

¿Cómo se puede prevenir la legionelosis?

La manera más adecuada de prevenir esta enfermedad es extremar las medidas higiénico-sanitarias en las instalaciones de riesgo. Lo que significa hacer mantenimiento adecuado y aplicar tratamientos contra la proliferación de la bacteria.

Hay que prestar atención especial a los sitios propensos a acumular agua estancada y evitar que esto ocurra. Asimismo, aquellos sitios en los que se acumula corrosión o lodo favorecen la proliferación de la legionela.

Es importante tomar muestras del agua para determinar la presencia de la bacteria, hacer controles de temperatura y eliminar la suciedad.

En casa, algunas medidas que se pueden tomar son mantener los filtros limpios y desinfectarlos al menos una vez al año. De igual manera, los grifos hay que mantenerlos limpios.

Saber qué es la legionelosis y las medidas de prevención que se pueden tomar ayudará a evitar que la enfermedad se propague.

Este usuario no tiene más noticias