×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
28
Posición en el Ranking
3
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.251.621
  • Publicadas
    279
  • Puntos
    56
Veces compartidas
1.772
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 6d

El acentuado atraso social de nuestro país, obedece al excedido poder acaparado por el PP, que siéndole conferido ilegítimamente en la Transición como herederos del franquismo, les facilitó la utilización interesada del aparato del Estado

El pasado 15 de Junio, justo un día después del agitado debate de la Moción de Censura, se cumplieron 40 años de la celebración de las primeras elecciones que tras la dictadura de Franco, daban inicio a la Transición y que teóricamente abrían paso a una nueva etapa política que zanjaba la continuidad del antiguo régimen.

Pero que a juzgar por el estilo de las políticas de Gobierno del Presidente Rajoy, como del descarriado proceder de infinidad de miembros del PP y demás señas identitarias de la gente de esa órbita, todo viene a confirmar que a pesar del tiempo transcurrido y de los aparentes flirteos con la democracia, el protervo reflejo   del franquismo más que estar extinto y ser parte de la historia sigue manteniendo plena actualidad.

Aquel hipotético cambio que nos conduciría de la Transición a la Democracia, fue un todo aparente, un objetivo que nunca llegó a consumarse, porque lo que verdaderamente se produjo fue una voladura controlada del régimen anterior, que no afectó en modo alguno a la solidez de su estructura y mucho menos causó su demolición; siendo tal deducción perceptible al profundizar desde una perspectiva histórica en el procedimiento seguido para su culminación

Debiendo tenerse presente para efectiva comprensión, que las pautas de la Transición fueron definidas y dirigidas en exclusiva por miembros de la maquinaria franquista, cuyos integrantes, en todo momento establecieron como condición imperativa para su tramitación el deber de asumir una ley de punto final encubierto que impidiese toda reacción a la vulneración de los derechos humanos durante la dictadura, tanto en lo referente a crimenes perpetrados como sobre derechos sustraidos, como asi mismo garantizando la renuncia expresa a condenar el carácter totalitario de un régime decrépito, aún a sabiendas que fuera fraguado y regido por empedernidos golpistas.

Barreras que marcaron en si mismo las directivas de esa aparente Transición, a las que a pesar de su condición anacrónica, falseando la realidad sus artífices le adjudicaron marchamo de modélica, cuando realmente se hizo favoreciendo a las fuerzas ultra conservadoras, herederas del franquismo, quienes al tiempo de cerciorarse que nada cambiaría, con la finalidad, de seguir manteniendo su control una vez logrado su “bautismo” y ya disfrazada de democracia.

En realidad con aquella parodia, para nada se dio la reconversión de franquistas a demócratas, que sí, una salida simulada a la exigencia de cambio político del país instado desde el foro internacional, sucediendo que el denominado “franquismo sociológico de reemplazo”, tomó el testigo de la vieja guardia, .manteniendo sus formas y malos hábitos. Como vienen a confirmar, los cada vez mas decadentes comportamientos y procedimientos promovidos en formato de corrupción desde la filas del PP como herederos.

Para sortear su complejidad sistémica, a este país, no le queda mas remedio que mudar su actual configuración política, y proceder al relevo de su Gobierno

Siendo el testimonio de los hechos quien corrobora exactamente lo que sucede en este país, y viene a refrendar que lejos de disfrutar de plenitud democrática prosigue absorbido por la esencia continuistadel régimen anterior, una realidad marcadamente perceptible, especialmente en el plano institucional, donde el actual Gobierno conservador y el conjunto del establishment de acompañamiento se agrupan interesadamente en la defensa concertada del neofranquismo como únicomodelo de organizar la sociedad.

Y todo, por las facilidades que su aberrante aplicación reporta a la corrupción política y la ventaja que al anticuado y reaccionario capitalismo español le produce la prolongación de su interminable secuencia.

Lo que aqui ocurrió desde el inicio de la nunca consolidada Transición, fue que lospropios franquistas, estratégicamente, decidieron ofrecerseasí mismos una alternativa democrática de gama baja con la finalidad de brindarla a la sociedad en clave de reafirmación; como si la misma, fuera resultado de su propia consecución, para que así, sintiéndose protagonistas del proceso, tras su planeada seducción aceptasen el post franquismo hoy reconvertido a neoliberalismo como forma de gobierno, y con ello, lograr la renuncia explícita al derecho de expresar plebiscitariamente su voluntad .

Todo un ensayo repelente de como imponer la pervivencia de una ideología ultra, destruyendo a la vez las bases sociales del progresismo con la anacrónica colaboración de sus cuadros dirigentes.

El caos generado por   la crisis del 2007, y la incapacidad mostrada para su reconducción, viene a constatar con mas fundamento si cabe el carácter inservible y expresamente nocivo del modelo político nacido de la Transición motivando con ello su obligado recambio a la vista de una corrupción que le asedia y del carácter disfuncional de tal modelo para afrontar con éxito la compleja y extrema situación que sufre el país.

Para sortear su complejidad sistémica, a este país, no le queda mas remedio que mudar su actual configuración política, y paso seguido, proceder al relevo de su Gobierno con gente de renovada condición, al no ser de recibo y resultar extremadamente pernicioso para el interés general, que sean los herederos del régimen franquista en comandita con los miembros de un capitalismo anémico, los que para su provecho sigan ostentando el control del Estado al tiempo de tener cautivo el presente y el futuro de la ciudadanía

Tienen la palabra Podemos y el renovado PSOE; pues de ellos depende que la política gubernamental mantenga su continuidad o tome otro carisma

Más recientes de Galdo Fonte

El Santander, se salió con la suya

El Santander, se salió  con la suya

La nefasta gestión de la dirección del Banco Popular, sumada a la vista gorda de los organismos reguladores, condujo a la entidad opus deista al borde de la quiebra, lo que supuso, una regalía para el Banco de Santander, y la ruina, de unos pequeños inversores que ven esfumados sus ahorros 09/06/2017

Rajoy, en la cuerda floja

Rajoy, en la cuerda floja

Por su inacción ante la corrupción y la avalancha de nuevos casos que involucran a destacados miembros de su partido, un Rajoy sin credibilidad para liderar el Gobierno, acorralado y sin salida, escudriña su mas que probable inhabilitación 02/06/2017

13J: La Corrupción a debate

13J: La Corrupción a debate

La moción de censura de Podemos, que aún no teniendo el apoyo parlamentario necesario para prosperar, tanto preocupa a los voceros del régimen; reporta en positivo, el favorable impacto que su efecto causa en todos los espacios de la vida social, 26/05/2017

El austero monclovita

El  austero monclovita

Aun llevando grabado su nombre en el frontispicio de la corrupción, Rajoy, ni por asomos renuncia a la jefatura del Ejecutivo, una actitud de negación de responsabilidad política, que justifica el apoyo a la interposición de la Moción de Censura 19/05/2017

Ferrolterra: Maniobra ruín

Ferrolterra: Maniobra ruín

El baile de plazos del AVE, acumula siete calendarios y un retraso de doce años, y a pesar que las erróneas previsiones son de la autoría del PP y del PSOE, ahora, el culpable de la dilación resulta ser Podemos por su negativa a colaborar en un nuevo simulacro 12/05/2017

Mostrando: 1-5 de 278