×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Héctor MartínezMiembro desde: 03/08/15

Héctor Martínez
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.276
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    0
Veces compartidas
5
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
22/04/2018

Con motivo de las celebraciones por el Día del Libro de 2018, el poeta Jairo Compostela presentó en el pueblo que le vio crecer, Moraleja de Enmedio, su último poemario "Sonetos de un emigrante", sobre su experiencia como emigrado en Alemania. - (Imágenes: Gloria Valverde Alcañiz)

Fue el martes 17 de abril, a las siete de la tarde, con los primeros calores primaverales que dejaban atrás por un instante las aguas mil del mes del libro. El lugar, el Centro Cultural El Cerro en la tranquila Moraleja de Enmedio. El poeta Jairo Compostela, oriundo de allí, recién aterrizado de tierras alemanas, traía sus nuevos poemas a España y a Madrid. Le flanqueaban en la presentación la concejala de cultura Dña. Francisca Mora, la directora de la Biblioteca Municipal en el Centro Cultural El Cerro, Dña. Cristina Gómez, el filólogo Francisco Martínez y quien escribe —doble honor el mío colaborar en presentar el poemario para el que además realicé el estudio crítico que lo acompaña—.

La velada transcurrió entre la poesía y lo familiar. Desde recuerdos del ávido lector y precoz rapero y poeta Jairo Compostela por el pueblo, pasando por su experiencia vital de la emigración, su testimonio poético y el análisis de su poemario a cargo del autor y, sobre todo, a cargo de los presentes.

Se señaló su vinculación al terruño que el año pasado le nombró pregonero de las fiestas, así como sus filiaciones librescas románticas y modernistas de las que no se ha separado el poeta o su cercanía a otras áreas creativas como el hip-hop y el jazz.

Abrió el acto Dña. Cristina Gómez, quien lo presentó como el evento inaugural de la semana de actividades en torno al día del libro de este año en el Centro Cultural El Cerro, entre las que cabe destacar el mercadillo de libros hasta el 27 de abril, los clubes de lectura de jóvenes y adultos, proyecciones de adaptaciones cinematográficas y el acto de firmas de cuentos de los pequeños escritores moralejeños del peque-club.

Dña. Francisca Mora, edil de cultura del Ayuntamiento hizo un alegato a favor de la cultura y de las actividades  desarrolladas en el CC. El Cerro, alabando también la edición del poemario a presentar, y expresando el honor que supone que Jairo Compostela escogiese su pueblo natal para presentar su nuevo libro.

Contra lo usual, el poeta habló en primer lugar para trazar el trayecto vital que impregna el poemario, los cambios, fases y contrastes experimentados en su emigración hacia Alemania. Empezando por el vínculo especial que le une a la Biblioteca del CC. El Cerro, razón de elegirla como lugar desde el que lanzar este segundo, fue recalando en los distintos momentos por los que pasa el emigrante, al compás de los cuales recitaba los sonetos acordes. En palabras de Jairo Compostela, el libro surge del intento de «atrapar esas sensaciones que cada emigrante tiene que experimentar» y dar forma a la «metamorfosis personal» que se sufre. Perfectamente estableció las distintas etapas psicológicas por la que se pasa —idealización del destino, nostalgia e idealización del origen y la aceptación de uno mismo—.

Así fue el poeta, saltando y zigzagueando por entre su propios versos, ofreciendo un primer recorrido personal de los poemas y testimonio de primera mano de las experiencias de que nacen: sus extrañezas y choques culturales con el mundo germano, así como los contrastes con la España a la que se vuelve.

El libro surge del intento de «atrapar esas sensaciones que cada emigrante tiene que experimentar» y dar forma a la «metamorfosis personal» que se sufre

El poeta reafirmó su poesía como una poesía íntima y de los sentidos, con referencias a Baudelaire, Bécquer o Benedetti, o a movimientos como el posromanticismo y parnasianismo hasta afirmar: «no ha cambiado mi manera de entender el acto creativo como algo que no se debe forzar, como algo que no debe ser una rutina, no concibo la poesía como algo cuasilaboral». Acabó su intervención recitando el poema dedicado, precisamente, a la Biblioteca de Moraleja de Enmedio.

Jairo Compostela. Fot. Gloria Valverde Alcañiz

En lo que toca al poemario presentado, que lleva por título Sonetos de un emigrante (Libelle books, 2018), se habló de su contenido y de su forma. Yo fui el encargado de plantearlo, para lo que desgrané el tema de las nostalgias del emigrante por su pueblo, su biblioteca, su Madrid, la extremadura materna y por España. Sonetos dedicados a esposa, hermanos, padre y madre, también delataban ese sentimiento melancólico. Igualmente, señalé la perspectiva del emigrante que llega a Alemania, que encuentra el amor con una alemana, el emigrante que vive y trabaja en Colonia y busca absorber la historia, los símbolos, las leyendas y las claves vitales de la nueva tierra de acogida.

En segundo lugar, quise defender que Sonetos de un emigrante sea un poemario más que pertinente en esta época frente a cierta tiranía del versolibrismo, un alegato de la variación, diversidad y posibilidades que un poema estrófico como el soneto ofrece en lugar de pensarlo como una estructura cerrada e invariable. Así, observé la presencia en el libro de sonetos blancos o el uso de una métrica de arte mayor desde el eneasílabo hasta el alejandrino, o el uso de esquemas de rima diferentes entre unos y otros.

Francisco Martínez hizo de su intervención un agradable, vivo y ameno diálogo con Jairo Compostela, de filólogo a filólogo, como viejos amigos y compañeros de la universidad, recordando incluso momentos de aquel entonces. Vino a ser el colofón de las intervenciones precedentes confirmando con ejemplos concretos extraídos del libro perfectamente interpretados. Por ejemplo, destacó tres líneas del libro entre la ironía, lo amoroso o la melancolía y complejidad de sentimientos derivados de la emigración; también subrayó Francisco Martínez el cromatismo simbólico, la importancia de la naturaleza y la literatura de sensaciones que caracteriza la poesía de Jairo Compostela.

Con dicho diálogo, Francisco Martínez terminaba de dar el norte poético a los lectores a partir de la voz del poeta mismo, que aprovechó para recitar algún poema más, incluso de su poemario anterior El nenúfar de las ninfas (2013).

Izqda. a Drcha. Héctor Martínez, Jairo Compostela, Francisco Martínez

Este diálogo pronto saltó hacia el público, cuyas intervenciones, no se hicieron esperar. Había interés en conocer la visión de la mesa sobre el mercado editorial, la pujanza de la poesía española actualmente, ahondar en la situación que llevó a Jairo Compostela a liarse la manta a la cabeza y a hacer las maletas. En el último caso, por lo que toca al poeta, fueron dos las respuestas. La primera «por amor», indiscutible; la segunda, «por la situación económica de España», irreprochable. En ambos casos, como apunté, «por valentía», tan necesaria en ambos casos. También supimos que el libro se publicaba mediante la plataforma Libelle Books, creada y fundada por el poeta mismo para la proyección tanto de su poesía como de todo aquel que desee participar.

Con una sonora ovación de su gente y la mesa, una firma de libros y una intensa sesión de fotos, se cerró una velada tan entrañable como literariamente apasionante. El poeta emigrante volverá a Alemania, pero deja lo mejor de sí mismo entre nosotros.

«No ha cambiado mi manera de entender el acto creativo como algo que no se debe forzar, como algo que no debe ser una rutina, no concibo la poesía como algo cuasilaboral»

Cartel Presentación Sonetos de un emigrante

Este usuario no tiene más noticias