×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    9.308.756
  • Publicadas
    4.884
  • Puntos
    0
Veces compartidas
3.143
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 5d

El modelo de pensiones que se creía un ejemplo hoy camina al fracaso. Sin embargo, ha regalado 225.000 millones de euros a la banca y ofrece apenas 180 euros a los pensionistas

image

Andy Robinson, La Vanguardia

A casi tres meses de manifestaciones, las paredes de Santiago de Chile son murales psicodélicos de grafitis multicolores. Los dos que mejor resumen la extraordinaria rebelión ciudadana contra el presidente, el empresario multimillonario Sebastián Piñera, rezan: "Chile, donde nació el neoliberalismo y donde morirá" y "Hay tantas cosas que cambiar que no sé qué huevada pedir aquí".

Pero el eslogan que sacó más de 1, 3 millones de chilenos a las calles en un solo día es otro grafiti: "¡No más AFP!". Se refiere a las seis administradoras de fondos de pensiones (AFP) que gestionan el sistema de pensiones privatizado por la dictadura de Augusto Pinochet en 1981 bajo los consejos del chicago boy Jose Piñera, hermano del actual presidente, (Piñera en realidad aprendió los principios de la escuela neoliberal de Milton Friedman en Harvard y no Chicago).

De todos los elementos del modelo chileno de desregulación, privatización y ortodoxia fiscal, el que más elogios ha suscitado en las conferencias bancarias ha sido el sistema de capitalización de pensiones, basado en un sistema de ahorro forzado que ha canalizado miles de millones de dólares al sistema financiero.

Para Piñera, al igual que para Friedman, la dictadura fue una excelente oportunidad. "Si el actual régimen no reforma las pensiones, quizás ya no se podrá hacerla jamás", dijo. Aunque Pinochet nunca lo tuvo muy claro y exigió que los militares tuvieran su propio sistema de reparto.

Durante la década de los noventa, el modelo chileno fue promocionado en constantes roadshows protagonizados por Piñera y patrocinados por bancos internacionales, entre ellos unos cuantos en Madrid. Despertó el interés de gobiernos varios desde los de Tony Blair a Jose María Aznar. Establecido en 1981, ocho años de la vuelta de la democracia, el modelo chileno parecía ofrecer la solución para los problemas de los sistemas de reparto en tiempos de envejecimiento y limites fiscales.

Un sistema que gustó a Tony Blair y José María Aznar

Piñera explicaba incansablemente que bastaría con que cada trabajador aportase el 10% de su sueldo a las AFP para contar con una razonable tasa de remplazamiento, el porcentaje del salario anterior que se cobra como pensión. Piñera preveía el 80%. En lugar de transferir una carga de una generación a otra bajo la gestión de un Estado "despilfarrador" ?decía?, el sistema de capitalización generaria un stock de ahorro que impulsaría al sistema financiero y los mercados de capitales. Estos devolverían el favor al pueblo chileno con buenas pensiones. A mediados de los noventa, todo parecía ir sobre ruedas. Los AFP estaban sacando una rentabilidad del 12, 6% al año.

Un cuarto de siglo después ya se cuenta con la experiencia de 1, 3 millones de jubilados del nuevo sistema. Y una de esas previsiones de Piñera ha resultado cierta. Según ha analizado la Fundación Sol en Santiago, los 230.000 millones de dólares ?equivalentes al 70% del PIB chileno? canalizados desde los ahorros forzados hacia el sistema financiero han caído como maná del cielo para los bancos, y las grandes empresas nacionales y multinacionales agrupadas en torno a una poderosa oligarquía.

El grupo Luksic, por ejemplo, propietario del banco privado Banco de Chile y su holding, se financia con 9.000 millones de dólares gracias a las AFP. Otros apellidos de la oligarquía ?Said, Yarur, Saieh?, también. El grupo minero SQM, del yerno de Pinochet, ha captado casi 800 millones de dólares. El grupo BTG, creado por el superministro bolsonarista en Brasil, Paulo Guedes ?otro chicago boy que prestó sus servicios a Pinochet en los ochenta?, despegó en bolsa gracias a los 1.000 millones de dólares de las AFP. El grupo Ripley, con un ex ministro de Piñera en el consejo, es otro. "La puerta giratoria del Estado y el sector privado ha caracterizado el modelo neoliberal en Chile", dice el economista Álvaro Díaz.

No sólo en Chile. El grupo extranjero que más se ha beneficiado del sistema de pensiones de capitalización es el megagrupo bancario español Santander, donde inversiones por más de 7.000 millones de dólares de los ahorros forzados de los chilenos han ayudado a reforzar su capitalización bursátil. Cuando Piñera visitó España en los noventa, el Santander participaba en el negocio de las AFP, aunque desinvirtió en el 2008 por miedo a ser acusado de conflicto de intereses.

Las entidades financieras extranjeras, grandes beneficiadas

"El sistema de pensiones chileno fue un muy buen negocio para el sistema financiero; las visitas de Piñera a países como España las pagaban los bancos y era muy difícil criticar el sistema, porque se consideraba una exportación chilena", dijo Andreas Uthoff, uno de los críticos más asiduos del sistema.

No ha sido solamente un festín para el sector privado. Una parte importante de los fondos gestionadas por las AFP se invierte en deuda pública y ha ayudado a blindar a una economía dependiente de la exportación de cobre y vulnerable ante volátiles entradas y salidas de capitales. Pero por lo general ?dice Uthoff?, las inversiones no han ayudado a impulsar nuevos sectores dinámicos.

Las AFP han registrado excelentes tasas de rentabilidad ?al margen de los fondos que gestionan? del 15%, unos 550 millones de dólares este año. Los principales beneficiarios son grandes aseguradoras multinacionales como la estadounidense Met Life. El 75% del capital de las AFP es norteamericano.

Tal vez los ciudadanos chilenos habrían aceptado esta híper rentabilización de sus ahorros, sin lanzarse a la calle, si se hubiera cumplido la promesa de Piñera sobre una tasa de remplazamiento del 80%. Esto habría supuesto una pensión media de unos 1.500 dólares al mes en estos momentos. Pero no ha sido así. Todo lo contrario. Ocho de cada diez jubilados chilenos reciben una pensión mensual de sólo 310.000 pesos (unos 370 euros). Según la Fundación Sol, el 50% cobra una media de solamente 180 euros al mes.

La precarización del empleo no puede sostener las pensiones

Estas pensiones de miseria son la consecuencia del empleo precario que prevalece en Chile. "La mayoría de los chilenos pasa una parte de sus carreras como autónomos", explica el Centro Internacional de Gestión de Pensiones. Puesto que "es esencial que los cotizantes hagan aportaciones regulares" para generar pensiones decentes, la realidad de la economía chilena no es compatible con el sistema de AFP, concluye. "Tenemos muchísimos casos de personas de 70 o 80 años que han tenido que regresar al trabajo", dice Cristina Tapia de la Asociación Nacional de Pensionados en Santiago. "Esta mañana he hablado con una maestra de 73 años que ahora trabaja cuidando a niños y una enfermera que ha vuelto a los 70 años".

He aquí la contradicción. Los chicago boys , así como el FMI, exigían la precarización total del mercado de trabajo. Pero el sistema de pensiones que propusieron como la alternativa a los "quebrados" sistemas públicos de reparto no funciona sin trabajo estable. Uthoff destaca otro problema con el elogiado modelo chileno de pensiones. "Para transitar del sistema de reparto a las AFP, el Estado tuvo que asumir el coste y fue del 136% del PIB. Se tuvo que recortar la salud, vivienda, educación, salarios públicos; todo para pagar la transición. Sólo se pudo hacer esto en una dictadura".

Más recientes de Mamvas

El enorme daño causado por los economistas neoliberales

El enorme daño causado por los economistas neoliberales

Vicenç Navarro, PúblicoJoseph Stiglitz (premio Nobel de Economía en el año 2001), escribió un artículo publicado en la revista Social Europe, The end of neoliberalism and the rebirth of history, en el que señalaba las consecuencias negativas de la aplicación de las políticas neoliberales (que ... 28/12/2019

Estancamiento económico en América Latina

Estancamiento económico en América Latina

Hedelberto López Blanch, RebeliónCuando está en sus últimas agonías el año 2019, América Latina presenta un desfavorable saldo económico y social lo que ha enfatizado la CEPAL al afirmar en un reciente informe que la región ha perdido un decenio pues sus cifras de pobreza y pobreza extrema son ... 27/12/2019

Piñera, necropolítica y terquedad

Piñera, necropolítica y terquedad

Camilo Godoy Pichón, El DesconciertoCorría el año 2011 y el filósofo camerunés Achille Mbembe acuñaba el concepto de "necropolítica" para designar la capacidad de los Estados contemporáneos de determinar quién debe vivir y quién debe morir, en función del aseguramiento de recursos 27/12/2019

Adios al oasis chileno

Adios al oasis chileno

Ariel Dorfman, Pagina 12Cuando se escriba la historia de la inédita revuelta del año 2019 que cambió el destino de Chile, destacará, sin duda, una frase pronunciada por el presidente Sebastián Piñera el 8 de octubre en un programa de televisión en Santiago: "En medio de una América convulsionada, .. 26/12/2019

2020, lo que viene en la economía mundial

2020, lo que viene en la economía mundial

Carlos Carcione, RebeliónOctubre se despedía con el extendido pronóstico de que una nueva recesión de la economía mundial se acercaba con horizonte en 2020. Las oscilaciones bruscas en el mercado financiero, muy sensible a las noticias políticas 26/12/2019

Mostrando: 16-20 de 4.886