×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Mario Holguin AlvarezMiembro desde: 10/12/09

Mario Holguin Alvarez
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    126.440
  • Publicadas
    113
  • Puntos
    0
Veces compartidas
56
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
03/01/2013

Impacto de las afecciones cardíacas, ingestas de medicamentos, bebidas y sustancias prohibidas en la seguridad vial en la República Dominicana

Factores de riesgo de alto impacto en los conductores

Impacto de las afecciones cardíacas, ingestas de medicamentos, bebidas y sustancias prohibidas en la seguridad vial en la República Dominicana

Ing. Mario Holguín

Presidente Ejecutivo FundaReD

Rep. Dominicana

31 de diciembre de 2012

Quiero en esta ocasión hacer referencia a casos que nos suceden con frecuencia mientras circulamos en las vías y que pasan desapercibidos. Se saben de ellos, mas no trascienden a los medios de comunicación, o suceden y no se conocen porque no se realizan las investigaciones correspondientes. Se consideran factores de alto riesgo secundarios o colaterales.

Voy a relatar experiencias propias que guardan relación con el tema de seguridad vial y tienen que ver con las enfermedades del corazón, básicamente. Fueron eventos conocidos que de alguna manera me tocaron muy de cerca.

Con el paso de los años nos hemos dado cuenta de su repercusión, cada vez mayor, por cuanto se requiere sea tomado en consideración en la aplicación de nuevas políticas públicas en el momento de hablar sobre seguridad vial como solución integral.

España, como muchas veces, vuelvo a referirme a este país por sus avances, est á desarrollando en estos momentos un gran movimiento nacional en el que el Estado involucra a la sociedad y sobre todo a los facultativos de la medicina a través de sus órganos gremiales.

Se han logrado incorporar decenas de miles de profesionales que allí ejercen los servicios de salud a la iniciativa de destacar los efectos nocivos de los medicamentos durante la conducción en sus recetarios, incluyendo breves charlas en sus consultas.

La necesidad de cumplir disciplinadamente con las indicaciones dadas por el médico no debe ser excusa para poner en riesgo su vida y la de los demás usuarios de las vías.

Muchas sustancias al tiempo de ingerirse convierten a los conductores en vulnerables, como también el no tomar a tiempo los medicamentos sin considerar que su enfermedad lo hace una persona de alto riesgo.

De hecho mi cardiólogo, me autorizo recientemente tomar una pastilla dos veces al día para las neuropatías que produce el síndrome del túnel carpiano, advirtiéndome del efecto de sueño que genera por lo que pudiera ser peligroso mientras conduzco.

Ello es una señal interesante, porque debiera ser algo común en la práctica médica con los pacientes que ingieren sustancias que incitan al sueño. Pero, no es así.

Me permito a continuación hacer alusión a cuatro casos particulares.

Primer caso:

Recién graduado de ingeniería empecé a ejercer para principio de la década del ’80. En los primeros seis años tuve de jefes directos en períodos diferentes, queridos y apreciados por siempre, a quienes guardo especial respeto y afecto. Los dos en vida todavía, por lo que me reservo sus nombres, con características de comportamiento muy similares en cuanto a ser dedicados a sus trabajos, obsesivos y psico-rígidos.

La diferencia radicaba en que el segundo, pese ser un hombre joven, en plena capacidad productiva, padecía de afecciones cardíacas, lo cual lo obligaba a asistirse de un conductor permanentemente como medida preventiva, pero por recomendaciones médicas donde primaba el vínculo afectivo.

Afortunadamente, hoy día, su problema esta resuelto, según me informan.

Segundo caso:

Jorge Koury, persona relacionada a mi familia, muere en accidente de tránsito en New Jersey, según la información en Santo Domingo.

Jorge fue en casi toda su vida un hombre trabajador, jovial, de hacer reír, aunque en los últimos años manifestó ciertas inquietudes emocionales que pudo influir en su salud generando un infarto cardíaco al que sobrevivió.

Incidencia nosivas que tienen las afecciones cardíacas en la actividad de conducir vehículo de motor

Conducía acompañado de su esposa cuando ocurrió lo inesperado, un accidente de tránsito fatal cuando impactó un árbol.

Sin embargo, durante el proceso de reclamo de la indemnización, se descubrió que la causa de su defunción fue un segundo infarto, esta vez fulminante.

Tercer caso:

Piro, extrovertido y conversador, concuñado. Me sorprendieron en la mañana de junio del 2011 cuando nos llegó la noticia de su fallecimiento mientras conducía. No provocó ningún accidente de tránsito al darle tiempo estacionarse. Lo sorprendió, según reporte, un infarto cardíaco, con antecedentes.

Cuarto caso:

En las últimas horas de la tarde del 12 de enero de 2010 la República Dominicana estremecida y consternada por el hecho trágico de un accidente de tránsito ocurrido en la Autopista Las Américas.

Un minibus cargado de pasajeros cae al Mar Caribe reportando un número indeterminado de víctimas.

Durante toda la noche brigadas y ciudadanos colaboraron rescatando cadáveres y heridos de las aguas costeras embravecidas. Las condiciones del vehículo fueron cuestionadas, pero también las condiciones del tramo viario. Se habló de ingesta de alcohol, exceso de velocidad y hasta de exceso de pasajeros.

Las conjeturas de sus causas no se hicieron esperar hasta que influyeron los medios de comunicación para que las autoridades abrieran las investigaciones que despejara toda duda de los motivos del siniestro.

Para tales fines, utilizaron un recurso de ley engavetada durante doce años, y utilizada a partir del 1992 para muertes violentas como suicidios y homicidios. La aplicación de la Ley 136-80 que determinaría finalmente que hubo un infarto cardíaco en el conductor, lo cual produjo la pérdida del control del vehículo.

El conductor del minibus se descuidó con sus medicamentos.

Es la primera vez, que se conoce ante la opinión pública, la práctica de la Necropsia a un conductor en la República Dominicana, pese haber entrado en vigencia este instrumento jurídico a partir del año 1980. Pues, los fallecimientos por siniestros viales se consideran muertes violentas. ( Utilidad de la Necropsia Judicial en las Muertes Violentas. Dra. Meyda Ater Cuevas. 1999)

La Organización Mundial de la Salud califica los traumatismos causados por siniestros viales como epidémico, siendo la segunda causa de muertes en el mundo en personas entre 5 y 29 años de edad. Mas, constituye la tercera causa de muerte entre 30 y 44 años.

Sin embargo, es la cardiopatía isquémica la número uno a partir de los 45.

(OMS. Informe Mundial sobre Traumatismos a causa de los Accidentes de Tránsito. 2002. pag. 5)

De aquí se explica la gran que agregado el estrés frente al volante incrementa el factor de riesgo para la ocurrencia de siniestralidad vial, aun en jóvenes intrépidos supuestamente sanos.

En la República Dominicana no existe plataforma para la observación, ni dispositivos legislativos para análisis obligatorios a los conductores que límite la ingesta de bebidas alcohólicas y de ciertas sustancias alucinógenas y de medicamentos. En cambio, las autoridades son más flexibles y permisibles en las épocas festivas, cuando se registran mayor tasa de accidentalidad, en vez de endurecerse las restricciones y haber mayor vigilancia y controles

Este aspecto, considerado una gran debilidad institucional permite en gran medida un crecimiento exorbitante en los accidentes y traumatismos en las vías, cuando en medio de la gran movilidad los centros hospitalarios y los órganos oficiales tienen que responder a las constantes emergencias, lo que significa erogación de fondos a veces incuantificables.

En el caso de las condiciones de la infraestructura viaria, los profesionales de la ingeniería son los llamados a realizar estudios especializados para mejorar el sistema y así evitar la ocurrencia de eventos trágicos por este motivo. La ausencia como política de Estado en la vigilancia y correcciones de lugar de este sector, acentúa el compromiso y responsabilidad en la lucha por la reducción de las estadísticas fatales en carreteras que tiene tanto el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores, las Universidades y las instituciones oficiales que construyen infraestructuras viales.

Más recientes de Mario Holguin Alvarez

La seguridad vial no es cualquier cosa

La Seguridad vial debe estar en manos de un órgano rector exclusivo, capaz de manejar con liderazgo recursos humanos, financieros, tecnologías; elabore y ejecute las políticas en materia de seguridad vial de la nacion 22/11/2013

Presentación del Grupo Digital FundaReD

Acompaña a este portal www.reddeladignidad.org un Sistema Digital versátil con informaciones suministradas por jóvenes 29/07/2013

El Ex Presidente Leonel Fernandez recibe distincion de FundaReD

La gestión de gobierno del Dr. Fernández Reyna se caracterizó por emprender una política de inversión en infraestructura vial sin precedentes en la República Dominicana 29/07/2013

FundaReD entrega galardon en Seguridad Vial al Periodico Diario Libre

FundaReD distinguio en seguridad Vial 2012 a Diario Libre por su personaje Jose Boquete 29/07/2013

Mostrando: 1-5 de 113