×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
8
Posición en el Ranking
14
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    5.238.047
  • Publicadas
    1.258
  • Puntos
    77
Veces compartidas
30.735
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 22h

España casi siempre es diferente, a pesar de que algunos se empeñan en ser totalmente diferentes al resto de los mortales, sobre todo a la hora de arrimar el ascua a su sardina o medrar a cuenta del vecino

 

El Estado español, no ha conocido desde la Transición, ningún gobierno de coalición y si nos remitimos al pasado conviene recordar que lo más parecido se dio con la presencia de ministros excomunistas, excentristas y ex lo que fueran, en los gobiernos de Felipe González.

Algo que por cierto, en aquel entonces no sentó muy bien a parte de las bases del PSOE, véase sino las hemerotecas.

Por entrar en el Consejo de Ministros, no entró ni Pablo Castellanos, que entonces lideraba la corriente Izquierda Socialista y presidía el partido Acción Socialista.

No hay en la tradición del PSOE –después de la transición-- referencias importantes a la hora de hablar de gobiernos de coalición, por consiguiente, resulta sorprendente que se exija al PSOE tal tipo de gobierno, que en un principio estuvo dispuesto a estudiar bajo el eufemismo de Gobierno de Cooperación.

Porque una cosa es un Gobierno de Cooperación, que implique la reforma del programa de gobierno, adaptándolo a las exigencias del socio de gobierno y otra bien distinta un Gobierno de Coalición.

Pero resulta más sorprendente si cabe, hablar de Gobierno de Coalición, cuando el aliado que lo propone, exige proporcionalidad en cargos y en programa de gobierno.

Desde las filas de los exigentes, se llega a hablar de proporción matemática, en un ejercicio de alucinación impensable desde la sobriedad.

Se trata de la gobernabilidad y de la estabilidad, se trata de arropar a un gobierno que no cuenta con la mayoría suficiente para gobernar sin pactos y que se encuentra a merced de alianzas que exigen su claudicación, algo inaceptable para cualquier partido serio y responsable.

Otra cosa son las legítimas pretensiones de cada una de las fuerzas políticas que puedan concurrir en apoyo para la formación de un Gobierno de Progreso.

No ha habido en la historia reciente de España, una coalición de gobierno que se ajustara a la proporcionalidad a la hora de designar Cargos Públicos, ni en los ayuntamientos ni en las CC.AA., por lo tanto hablar de proporcionalidad es un despropósito, una boutade que deja en evidencia a quienes lo proponen.

Y es que quienes hacen estas propuestas las hacen desde la coacción, el chantaje y la amenaza, lo que resulta todavía menos aceptadle para el PSOE y para cualquier otro partido en su situación.

La porcentualidad y la proporcionalidad nunca van a satisfacer a ninguna de las partes

Así las cosas los proporcionalistas, resultan unos chantajistas que dejan al descubierto sus ansias de ocupar un cargo público, gracias a la oportunidad que les brinda la debilidad de aquel al que exigen que ceda a sus peticiones.

Todo Gobierno se forma por decisión de su Presidente, que es el que elige a sus Ministros, no es el premio a las corrientes de su partido, no es el pago de favores a los que le han aupado hasta el Poder, no es el reparto del botín después de una guerra.

Y quienes hablan de proporcionalidad, dejan al desnudo estas y otras evidencias, más propia de una banda de ladrones que de un partido político, que presume de honorabilidad, moralidad y defensa de los intereses populares.

Se repetirán las elecciones y elección tras elección, estos muchachos irán perdiendo votos…pero parece que no aprenden de sus errores.

Y no aprenden, que cuanto más atacan al PSOE, más crece el apoyo a este partido, más votos recibe de sus desertores y desengañados.

Estamos hablando seriamente…por supuesto que hay otra política, la política de taberna es otra cosa, muy parecía a la que se hace en las tertulias y en las redes, pero eso no es serio.

Platón también habló de las proporciones a la hora de definir a los ciudadanos de Grecia, pero convendremos en que no estaba acertado y todo obedecía a una figura retórica.

Es como eso de consultar a las bases, que lleva a la inmediata pregunta de para qué sirven los dirigentes y eso que se nos llena la boca hablando de Gramsci.

 

@ordosgonzalo

 

gonzalo   alvarez-lago  garcia-teixeiro

Más recientes de Ordos

Seguimos indignados como en el 15M

Seguimos indignados como en el 15M

Era el final del gobierno de Rodríguez Zapatero cuando surgió con fuerza en el Estado español el Movimiento de los llamados indignados, que años después se diluirían en manos de un grupo de politólogos de Madrid para dar paso a Podemos 29/05/2019

No Podemos olvidar Galapagar

No Podemos olvidar Galapagar

Galapagar es el nombre de un pueblo de Madrid que lleva al recuerdo de la escuela de formación de cuadros del PSOE y el lugar de encuentro de muchas formaciones progresistas durante la transición 28/05/2019

Las mujeres y el placer sexual

Las mujeres y el placer sexual

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha impuesto a la mujer la negación del placer, convirtiendo a Ishtar en el blanco de las iras de Gilgamesh, el rey dios que ejercía el derecho de pernada entre sus súbditas 27/05/2019

Europa la raptada

Europa la raptada

Ante unas nuevas elecciones al Parlamento de Europa, los ciudadanos de sus distintos países se encuentran de nuevo divididos frente a la Orbe, que recuerda a Roma y su Senado, como si tal fuera la terca repetición de la historia 20/05/2019

Venezuela y la demagogia de la oposición

Venezuela y la demagogia de la oposición

Juan Guaidó y Leopoldo López se la han jugado montando un teatrillo mediático que de no ser por los muertos y heridos, quedaría en un montaje cómico o en un mero chiste de humor negro 05/05/2019

Mostrando: 6-10 de 1.259