Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Activos Concursales Lj escriba una noticia?

El Plan de Liquidación Concursal y el acreedor con privilegio especial

10/01/2021 09:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Plan de Liquidación es el instrumento que ordena y pilota la realización del patrimonio del concursado. Un instrumento que ha de dar respuesta a los requerimientos de los diferentes acreedores, algunos de ellos garantizados por crédito con privilegio especial

El plan de liquidación puede prever una forma especial de realización de los activos del deudor, alternativa o complementaria a las previstas con carácter general y subsidiario en el Texto Refundido Ley Concursal (arts. 215 al 224, 421 al 424), pero no puede obviar los derechos del acreedor hipotecario en el concurso.

De la literalidad de esa norma podemos deducir que el legislador permite un alto grado de libertad para que el plan de liquidación pueda establecer la forma de realización, si bien la limita en el caso de bienes afectos a créditos con privilegio especial, supuesto en el que exige que se respeten los principios establecidos en el art. 210 del TRLC.

Dicho artículo tiene incidencia directa en el modo de realizar los bienes con privilegio especial, sobre todo en lo que atañe a la necesidad de garantizar que el acreedor con este privilegio pueda incidir en el procedimiento de venta, bien afectando en los mecanismos de realización, bien reclamando la adjudicación del bien en pago o para pago de su crédito, si bien es necesario recordar que, la cuantía objeto de garantía "deuda originaria" puede ser orillada con el valor resultante de la tasación que se haya aportado al procedimiento concursal y que expresamente se haya hecho constar en el PL.

 

Formas de Liquidación

I)     Art. 209 TRLC, la forma ordinaria o regla general, que busca la concurrencia de ofertas, bien por medio de la subasta -judicial o no-, bien por la habilitación de un sistema de concurrencia de ofertas articulado necesariamente en el plan de liquidación.

El plan tanto puede prever como método ordinario de realización la venta por medio de subasta judicial como a través de otros métodos equivalentes, como son la venta a través de entidad especializada de la LEC, o bien a través de un sistema similar que permita recoger ofertas durante un lapso temporal determinado y ofrezca garantías de trasparencia objetiva bajo el control de los órganos del concurso

ii)    Otra excepcional –(método alternativo) en el sentido de que no es la regla, solo para el caso de que fracase el sistema que constituye la regla general, destinada a la adjudicación directa bien al acreedor (cesión en pago o para pago), bien a un tercero que ha realizado una oferta previa (venta directa).

Baste recordar que, la cuantía objeto de garantía "deuda originaria" puede ser orillada con el valor resultante de la tasación que se haya aportado al procedimiento concursal

 

Dicho lo cual es admisible que el Plan de Liquidación pueda prever como primer método la realización de venta directa (por ej en el caso de las Unidades Productivas), si bien será necesario una justificación seria y medida por el Administrador Concursal para el caso concreto.

Es conveniente recordar que el mal llamado método de venta directa se utiliza cuando el AC ya dispone de una oferta en firme sobre el activo a liquidar.

 

Tanto cuando se utilice el método de venta directa con autorización judicial, como cuando se realice la dación en pago o para pago, quedan sometidas a 2 reglas:

            -que se someta a publicidad la oferta que se pretende aprobar

            -que las ofertas que se presenten se tomen en consideración abriendo una nueva licitación entre los oferentes.

 

Prerrogativas del acreedor del crédito con privilegio especial.

A)    La necesidad de que preste su consentimiento en el caso de que la realización tenga lugar fuera del convenio y el precio ofrecido no sea superior al pactado como precio mínimo o cuando las condiciones de pago no sean al contado (si el metodo es la concurrencia de ofertas, no tiene sentido que se reserve al acreedor privilegiado la necesidad de que preste su consentimiento a aquellas ofertas que no superen el valor de tasación, dado que el propio acreedor podría participar en la subasta)

 

b)    En supuestos de enajenación de establecimientos, explotaciones o unidades productivas del deudor concursado que se enajenan en conjunto, si el precio a percibir por el acreedor privilegiado no alcanza el valor de su garantía tendrá derecho de veto a vender por precio inferior los acreedores con pribilegio especial con derecho de ejecución separada que representen al menos el 75% del pasivo “de esta naturaleza e igual clase

 

c)    Únicamente al acreedor con privilegio especial le corresponde esa facultad de poder aceptar ofertas inferiores al valor de tasación. Por tanto, entendemos que el precio mínimo en el caso de la llamada impropiamente "venta directa" debe ser al menos igual al menor de estos dos valores: (i) el valor de tasación de la finca; y (ii) el importe del crédito que cuente con privilegio especial.

El legislador permite un alto grado de libertad para que el plan de liquidación pueda establecer la forma de realización condicionado por la existencia de créditos privilegiados

 

 

Liquidación Judicial, Entidad Especializada en la enajenación de activos concursales

David Monsalve.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Activos Concursales Lj (8 noticias)
Visitas:
2973
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.