Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

Podemos las ínfulas de Podemos ahora que aún podemos

26/11/2014 06:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Comandante Iglesias despierta por igual pasiones y rechazos. Su casual aspecto, desaseado y espeso, de Che Guevara con coleta, produce al unísono atracción y rechazo. Atracción en su pesebre de votos y rechazo en “la Casta”

 

 

Ninguna objeción contra un partido que irrumpa en la escena política y proponga cualquier opción dentro de la ley y las reglas que nos hemos dado, aunque después, si puede, intente cambiar esa ley y esas reglas. Lo que me produce inquietud son los Caballos de Troya de la política, es decir, todos los que emboscados en un discurso político buenista o populista, se infiltran en el sistema para acabar con el sistema desde dentro y con las armas del propio sistema que repudian. Todos los que, como PODEMOS, anuncian que atacarán el estado de derecho con sus propias armas.

El Comandante Iglesias, como los grandes lideres, despierta por igual pasiones y rechazos. Su casual aspecto, desaseado y espeso, de Che Guevara con coleta, produce al unísono atracción y rechazo. Atracción en su pesebre de votos y rechazo en los que él mismo denomina “la Casta”, lo que a su vez incrementa el número de atraídos.

Sin embargo nada habría que objetar si su proyecto circular fuera viable. En esta España nuestra, desde siempre, los experimentos electorales los hemos hecho en las elecciones al parlamento europeo y sus resultados rara vez han tenido reflejo en las elecciones nacionales. Sin embargo, las torpezas y errores de unos y otros partidos, sus deméritos, van ensalzando a la formación y situándola ya, como tercera, segunda o incluso primera fuerza política, según que elecciones, donde y el color de la encuesta.

Y no es menos cierto que, en esta nuestra España, desde 1978, y salvo algunas mayorías absolutas excepcionales, nos gobiernan aquellos que eligen los partidos minoritarios, los llamados partidos bisagra. Y como mínimo, eso es lo que ocurrirá con PODEMOS si, ahora que aún podemos, no podamos sus avances.

Si llega al poder en España mandarán los enviados de Venezuela

Nada que objetar a ninguna opción política, decía, pero del mismo modo que una inmensa mayoría no apoyaríamos a un partido de inspiración nazista o de ultra derecha, por ejemplo, hay que desconfiar de PODEMOS desde el momento en que, aún sin programa, ya anuncia que quiere derogar -no reformar- la actual constitución, sacarnos de la OTAN -con los terroristas del IS queriendo anexionarse España -Al Andalus- y lapidando homosexuales y decapitando y violando prisioneros-, hacer de España una nación de naciones y dar una pensión básica a todos los que queramos quedarnos en casa sin trabajar. Poco importa lo inviable de muchos de sus planteamientos, si consigue los votos que después le permitan arrojar al país por el barranco, como ya antes que él, lo intentó y casi consiguió, el iluminado Zapatero.

Un líder no confiable desde el momento en que admira y tiene como ejemplo al Comandante Chavez y su heredero Nicolás Maduro, en Venezuela. Un país este que lo tiene todo, en recursos y todo, en escasez y necesidad: inseguridad ciudadana, escasez y desabastecimiento de los productos más básicos, sin hospitales ni medicinas, inflación disparada, una moneda sin valor fuera del país, sin libertad de expresión, sin respeto a los derechos humanos, con presos políticos, con capta huellas para comprar, etc. Un país que el chavismo primero arrojó al abismo y hoy se encuentra a las puertas del infierno.

No votaré ningún partido que admire lo que ocurre en Venezuela porque corremos el riesgo, si llega al poder, de que aquí acaben gobernándonos los mandatarios y oligarcas venezolanos como allí ya les gobiernan los de la casta cubana. Tampoco ninguno que convoque sus actos y asambleas pegando pasquines en cualquier pared u objeto urbano: monumentos, comercios, bancos, cabinas de teléfono, cristaleras, etc. Por fin, ninguno que tilde de casta a cualquier ciudadano de la clase media o que elija los medios afines y pacte las preguntas antes de cualquier comparecencia. Si se puede, PODEMOS, regresar a la calle, las pancartas y Puerta del Sol porque ese era vuestro valor. El salto que habéis dado requiere mudar los modos y aterrizar las ideas y propuestas.

AscohastaLaNáusea

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (267 noticias)
Visitas:
1966
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.