Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Podemos pone al PSOE en su punto de mira con la elección de Yolanda Díaz como candidata para 2023

27/03/2021 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace poco menos de dos semanas, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, sacudió el tablero político nacional anunciando que será el candidato morado en las elecciones del 4 de mayo para la Comunidad de Madrid. Pero no solo eso: también anunció que cedería su puesto en el Gobierno a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y que la apoyaría como candidata de Unidas Podemos en las elecciones generales de 2023. Y con esa elección, los morados ganan puntos para recuperar parte del terreno perdido en los últimos años ante el PSOE.

La imagen de Iglesias se ha desgastado en los últimos años, y en la dirección de Unidas Podemos son conscientes de que su líder no tiene el tirón que tenía en otros tiempos entre el electorado. Así lo recogen las encuestas de valoración de líderes políticos: en el último barómetro del CIS, de hace apenas diez días, los encuestados lo suspendían con un 2, 9, y se ha movido en cifras similares en los últimos sondeos.

Por el contrario, el de Yolanda Díaz es un valor al alza. El barómetro del CIS de enero es el último en el que se preguntó a los encuestados por su opinión sobre todos los ministros del Gobierno, y mientras Iglesias obtenía una nota media de 3, 3, la de Díaz era de 4, 6. Es más: Iglesias era el ministro peor valorado del Ejecutivo, junto a Irene Montero, pero la titular de Trabajo era la tercera mejor, tan solo por detrás de las socialistas Nadia Calviño y Margarita Robles y por encima del presidente Pedro Sánchez, que obtenía un 4, 3.

Un análisis más profundo de las tripas del CIS da más argumentos que apoyan la decisión de Unidas Podemos de aupar a Díaz. En ese mismo barómetro de enero, la ministra de Trabajo obtiene una nota de 7, 3 entre el electorado morado, mientras a Iglesias sus propios votantes solo lo califican con un 6, 1. Y, entre quienes apoyaron al PSOE en las últimas elecciones generales, Iglesias suspende con un 4, 2... mientras Díaz no solo aprueba, sino que lo hace con holgura y llega hasta el 6.

La buena posición de partida de la ministra de Trabajo se hace más evidente si se comparan sus datos con los del presidente Pedro Sánchez. En enero, los votantes de Unidas Podemos aprobaban al líder socialista con un 6, casi la misma nota que ponían a Iglesias pero más de un punto por debajo de Díaz. Y, además, entre el electorado del PSOE, Sánchez recibía un 6, 3: solo tres décimas por encima de la futura candidata morada.

Es cierto que Díaz no ha tenido que experimentar hasta ahora el desgaste que supone el liderazgo de una formación política, pero sus cifras de valoración en el bloque progresista son más próximas a Sánchez que las de Iglesias. Y ocurre algo similar cuando se analiza la opinión que tienen de ella los votantes en función de su adscripción ideológica: la ministra de Trabajo gusta a los votantes de izquierdas más radicales sin disgustar a los más moderados.

Díaz obtiene mejor valoración que Iglesias en todos los puntos de la escala de ideología política, en la que los votantes de extrema izquierda se ubican en el 1 y los de extrema derecha en el 10. Si Iglesias solo conseguía aprobar en los puntos 1 y 2 de la escala (los votantes más a la izquierda), Díaz no solo mejora sus notas entre ellos, sino que además es capaz de conseguir un aprobado también entre los electores que se autoubican en el 3 y el 4, es decir, la izquierda no extrema y el centroizquierda.

Para Unidas Podemos, esto es fundamental porque en el electorado hay muchos más votantes que se identifican como moderados que como radicales. En la encuesta del CIS de enero, el 3 y el 4 de la escala aglutinan al 24, 6% de los electores, mientras solo el 13, 7% se consideran votantes más radicales y se adscriben a los puntos 1 o 2 de la escala. Y los morados solo conseguían acercarse a los socialistas en intención directa de voto entre el elector más extremo y quedaban muy descolgados en los puntos 3 y, sobre todo, 4.

Díaz no solo mejora las notas de Iglesias en todo el bloque progresista: también supera las de Sánchez, aunque por menos. Entre los votantes que se autoubican en el 3, el presidente obtiene una nota media de 5, 9, mientras la ministra de Trabajo asciende hasta el 6, 4. Y quienes se dicen de centroizquierda (es decir, están en el 4 de la escala), dan a Díaz una calificación media de 5, 8 y a Sánchez de 5, 6. En comparación, Iglesias se quedaba en un pobre 4, 1.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
2443
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Políticos

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.