Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

Secretario de Justicia de EEUU reunido con residentes de Ferguson

20/08/2014 18:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, se reunió este miércoles en Ferguson, con autoridades y enfurecidos residentes de ese suburbio, donde desde se suceden disturbios y protestas tras la muerte hace 11 días de un joven negro a manos de la policía.

Se trata del funcionario de mayor jerarquía de la administración estadounidense que visita Ferguson, escenario casi a diario de manifestaciones y episodios de violencia desde que un policía blanco diera muerte de seis balazos al joven negro Michael Brown, de 18 años.

Holder dijo este miércoles que se han asignado a los "agentes y fiscales más experimentados" para investigar la muerte de Brown, en medio de sospechas de que la policía local protegerá a uno de los suyos.

"Nuestra investigación es diferente", prometió, flanqueado por funcionarios federales en Misuri, incluyendo al agente del FBI a cargo, William Woods y el Fiscal Federal Rich Callahan.

Holder prometió el martes que la investigación de la muerte será "completa, imparcial e independiente", pero precisó que "llevará tiempo".

Un gran jurado, que debe decidir si se abre un proceso contra el policía que mató a Brown, comenzó a estudiar el caso este miércoles.

Pero la decisión podría hacerse esperar hasta mediados de octubre, precisó el fiscal Robert McCulloch, urgido por los manifestantes para que acuse formalmente al policía autor de los disparos.

La Policía anunció este miércoles que había detenido a 47 personas durante la noche anterior.

Por primera vez en los últimos diez días, las manifestaciones de la noche del martes se desarrollaron, salvo excepciones, en un ambiente de relativa calma.

image

Varios centenares de personas se reunieron cerca del lugar donde el 9 de agosto Brown, de 18 años, fue alcanzado por los disparos de un policía, para expresar su ira y exigir que se haga justicia.

"¡No disparen!", gritaban los manifestantes, con los brazos en alto, ante agentes antimotines, quienes tras haber intentado durante varios días garantizar el orden con carros blindados y el lanzamiento de gases lacrimógenos, optaron por un perfil más bajo.

Acusada de brutalidad por numerosos residentes de este suburbio de St. Louis de población mayoritariamente negra, la Policía solo intervino brevemente para poner fin a un altercado, y los manifestantes reanudaron su marcha en calma, informó un periodista de la AFP.

La muerte de Brown ha estado en la última semana en el centro de los reportes de todos los medios de Estados Unidos, donde reavivó el espectro de los problemas raciales.

- Funerales públicos -

Cerca de la medianoche (05H00 GMT del miércoles), la Policía dispersó a los manifestantes que quedaban en el lugar sin recurrir al uso de gases lacrimógenos.

Sin embargo, una hora después fueron detenidos 47 manifestantes que lanzaban botellas con orina contra los policías, anunció a la prensa Ron Johnson, responsable del mantenimiento del orden, quien informó que se habían incautado tres armas de fuego.

El oficial se felicitó, no obstante, de que, contrariamente a lo ocurrido la noche precedente, la Policía no hubiera tenido que disparar ni que usar gases lacrimógenos. "Esta noche hemos asistido a una dinámica diferente", declaró.

Los abogados de la familia de Brown precisaron que sus funerales tendrán lugar el lunes próximo, que serán "públicos" y que en ellos participarán "líderes nacionales".

Tras el fallecimiento del joven, las autoridades locales, la familia y el departamento de Justicia pidieron sus respectivas autopsias para que se aclaren las circunstancias de su muerte.

Las versiones de la Policía y de varios testigos divergen. Para la primera, Michael Brown habría intentado arrebatarle el arma al policía que lo ultimó. Según varios testigos, entre ellos el amigo de Brown que lo acompañaba, tenía las manos levantadas.

Los resultados de la autopsia solicitada por la familia divulgados el lunes indican que el joven recibió al menos seis balazos.

Por su parte, la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch, que ha denunciado la violencia policial, llamó el miércoles a mejorar el sistema de identificación de abusos policiales. También pidió al Congreso que derogue una ley que prevé la formación de los policías en técnicas con perfiles raciales.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1623
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.