Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

PP: La derecha iracunda

22/10/2018 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En tanto no se dicte sentencia sobre sus causas de corrupción pendientes, el PP como directo encausado no estará rehabilitado para el desempeño de la función política, por eso más de tildar a sus oponentes de usurpadores debiera echarse a un lado y apartarse de la cosa pública

No contaban con ello, pensaban que jugando a la confrontación entre el nacionalismo patrio y el independentismo catalán, aún estando en minoría, neutralizarían toda probabilidad de conformación de una mayoría parlamentaria que los desalojase del poder, pero las maniobras del PP se fueron al garete cuando contra sus estrategias sucedió lo no previsto, o lo que es lo mismo, cuando en foro parlamentario prosperó la Moción de Censura y con ello se vino abajo la pérdida del Gobierno, lo que les situó en otra realidad política discorde, es decir, fuera de la Moncloa, expuestos al crudo invierno de la oposición, desabrigados y a la intemperie.

 

Pero la situación augura mayor complejidad para el futuro político de los conservadores, pues según los últimos sondeos el PP se desmorona electoralmente, hasta el extremo que de celebrarse hoy las elecciones la formación conservadora se colocaría en el cuarto puesto en intención de voto, por detrás de PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Una caída libre que el “efecto” Casado no es capaz de revertir y que agravará mayormente su tendencia de prosperar la aprobación de los presupuestos que el nuevo Ejecutivo negocia con sus socios de Censura, pues de ser refrendados, tal circunstancia garantizaría la continuidad de Sánchez en la Moncloa lo que haría que por el efecto de, " prima electoral del poder “ repuntase el voto a favor de los de puño en rosa en detrimento de su gaviota.

Tan negativos pronósticos son el motivo por los que el PP en su nuevo rol, pierda los papeles y mas que ejercer una oposición sensata como ellos mismos exigían a los demás en su anterior etapa; exasperados, opten por intensificar la tensión y la crispación política; todo un fenómeno anómalo en una democracia que presume de madura, pero que deliberadamente, ponen en práctica al solo objeto de causar deslegitimación permanente y sistemática del adversario en un intento de neutralizarla la negativa tendencia electoral a través de tan absurda estrategia.

Esta dinámica de obstrucción caracterizará su acción política en lo que resta de legislatura, pero que a nadie debe extrañar al no ser la primera vez que la ponen en práctica, por resultar norma de la casa cada vez que se vieron relegados al papel de oposición, no importándole lo más mínimo que su aspereza de formas y descalificación sistemática desestabilice la economía y la fragilice, aún cuando guardar las buenas prácticas era una exigencia hacia los demás que ellos mismo sostenían cuando ostentaban función de gobierno, pero en su incongruente ofensiva de reconquistar el poder a la desesperada no dudan en pasar de la disciplina a la rebelión con total naturalidad y sin inmutarse.

Huelga decir que el PP está en la oposición por deméritos propios, que es donde debe estar “sine die” hasta su total regeneración

En su embate de acoso y derribo, el PP utiliza interesadamente la democracia como arma arrojadiza para cuestionar la legitimidad del nuevo Ejecutivo, evitando en todo momento asumir la realidad de los hechos, tal es reconocer que el motivo que provocó y aceleró los acontecimientos no fue otro que la sentencia del caso Gürtel, cuyo rotundo contenido, además de adjudicarle al partido la denominación de organización criminal, puso de manifiesto su directa implicación durante años en un “auténtico sistema de corrupción institucional” mediante la manipulación de los precios de adjudicación de contratos públicos, es decir, como consecuencia de una actitud delictiva cuya implicación les veta a utilizar el argumentario democrático para reprobar su desalojo.

Huelga decir por tanto que el PP está en la oposición por deméritos propios, que es donde debe estar “sine die” hasta su total regeneración, mientras tanto, todo intento de retorno al poder además de prematuro sería adverso para la estabilidad democrática y por consiguiente para el normal funcionamiento institucional del país.

De ahí que su implicación en la corrupción precise de una digestión lenta y prolongada, un propósito de enmienda que actualmente se antoja más complejo tras el desembarco de la nueva cúpula del partido que comanda Pablo Casado, pues lejos de aportar a la situación la recomendable moderación y estabilidad, desde su arraigamiento franquista a más de conducir el partido a una derechización que raya en lo obsceno, su proceder de agitador y la marrullería de su carácter insurgente no hace más que generar conflicto cada vez que abre la boca, y con esos métodos le será imposible conducir a la organización que preside hacia la senda de la regeneración y la estabilidad

Difícilmente podrá revitalizar a la organización conservadora un advenedizo dirigente de cuestionada integridad, un individuo de despistada moralidad y falto de entereza al no rechazar los títulos universitarios conseguidos a través de “trato de favor” como pone de manifiesto el propio Tribunal Supremo, con el agravante añadido de cerrar a cal y canto el acceso a la base documental que podría justificarlos


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (429 noticias)
Visitas:
5227
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.