Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

¿Preprados para gobernar?

20/01/2015 05:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Prepararse para ejercer en el Gobierno imageEn la República Dominicana tenemos una cantera de partidos políticos y movimientos de todos los tamaños con vocación de llegar al Poder Político. Como es natural, la visión y el deseo de toda formación política es llegar a manejar el Estado.

No somos necesariamente simpatizante de ninguna de las formaciones políticas, pero sí favorecemos y respetamos a la que lo haga bien, la que llene las expectativas, la que analice, interprete y trabaje sobre los reclamos y las aspiraciones del pueblo dominicano, que incluya en su agenda un pago mínimo, una reducción sistemática y sostenible de lo que llamamos la "deuda social acumulada".

Es saludable que los partidos polítios entiendan que la República Dominicana no es un simple mercado donde circula mercancías e intereses, sino que es un territorio colmado de personas, con necesidades, con aspiraciones, con sueños y con frustraciones históricas atribuidas a los partidos políticos y las fuerzas económicas organizadas.

Estamos en un año electoral. Ya se inicia una dinámica entre las formaciones políticas para darle forma a sus proyectos, nuevos, y antiguos, para tratar de ganar el voto de las mayorías y legitimar su presencia en el Palacio Nacional. Es el trajinar de cada cuatro años por estas fechas, aunque muchos han estado en campaña permanente, al día siguiente de instalarse el gobierno resultante de los anteriores comicios.

Pero se nos ocurre plantear aquí una pregunta: ¿Están preparados los partidos políticos para gobernar?. ¿Tienen un equipo de líderes, de gerentes suficientemente entrenados para ir al Estado a ejercer como funcionarios?.

Este cuestionamiento lo hacemos, porque de los eternos aspirantes al Gobierno nacional, muchos nos han dejado amargas experiencias por su impericia o por no tener un plan de gobierno, una agenda nacional y un equipo de gerentes políticos suficientemente preparados para manejar los asuntos de todos los dominicanos; interpretar, planificar y buscar soluciones a los problemas nacionales e internacionales.

Muchos partidos han abandonado - quienes los tenían -los proyectos de formación política a sus dirigentes, y otros tanto, nunca han tenido escuelas de formación política actualizada, dinámica, inteligente, acorde con las realidades nacionales e internacionales.

Deberían tener claro que una cosa es el partido, el movimiento, la convergencia, y otra cosa es el Gobierno, el Estado.

No se debe, ni se puede aspirar a llegar al Palaio Nacional a manejar los asuntos públicos como si estuviera en el partido. En consecuencia, una cosa es el partido y otra es el Gobierno, y otra mucho más diferente, el Estado. Pero por los hechos, por las historias recientes, muchos llamados líderes que aspiran a llegar al Poder Político, parece que no tienen esto muy claro y delimitado.

Formarse políticamente no es solo estar matriculado y asistir a las tareas de su partido, asumir una ideología, si la hay, y tratar de formarse una visión partidaria y particular, para entonces buscar el poder y aplicar fórmulas aisladas, no consensuadas y mucho menos apegadas a la realidad y a las necesidades nacionales. No basta contener una titulación profesional, universitaria, ni tener méritos acumulados en su formación política;eso no es lo que necesita el pueblo dominicano para que lo gobierne; necesita "servidores públicos" con vocación y con responsabilidad. Necesita funcionarios que funcionen.

Los partidos políticos nos tienen acostumbrados a "secuestrar la democracia", a ejercer el autoritarismo, el "jefismo" el caudillismo, y el abuso de poder propio de las dictaduras en perjuicio de los intereses nacionales de las grandes mayorías; nos tienen costumbrados y hartos de construir entramados y conciliábulos con grupos nacionales para durar allí años, ejerciendo el poder, aislado de los intereses del pueblo dominicano, negando sus servicios y aparcelándose para simplemente realizar negocios y practicar el nepotismo, el clientelismo y crear crisis en los servicios públicos.

Más sobre

Por la falta de gerentes políticos, de funcionarios con visión, con responsabilidad, de funionarios públicos, de servidores públicos, hemos tenido fracasos aún sufridos y recordados, y pagamos con hambre, desempleo, crisis en los servicios básicos, y pobreza generalizada.

Lo peor de todo esto es que los responsables de aquellos fracasos nacionales, sin tapujos, pretenden que nos hayamos olvidado de las razones por las que estamos sufriendo las crisis nacionales, y reclaman volver al poder así como así, sin arrepentimiento, sin haber dado muestras de haberse corregido, regenerado, y de haber construido un mejor proyecto, diferente, actualizado y preparado para ejercer un mejor gobierno. A poponerse, a presentarse, tienen todo su derecho, como también tiene derecho el pueblo dominicano a rechazarlos.

Por otro lado, tenemos políticos, a quienes se le ha estado cuestionando por sus anteriores gestiones en el poder, y sin dar las debidas respuestas al pueblo dominicano, se están presentando con una maquinaria de marketing político como lo nuevo, lo mejor, lo conveniente, y peor aún, como la "única opción" política.

Con razón, la reciente historia electoral, nos deja la lectura de que el abstencionismo es cada vez mayor, y que el deseado 50 por ciento más uno se alcanza en franjas donde no participa la mayoría, dicho de otra manera, son resultados cuasi ilegítimos.

Hemos tenido gobiernos resultante incluso de un empate técnico, de no haber alcanzado el porcentaje, escogido por una inexplicable solución electoral.

El pueblo dominicano necesita partidos y líderes modernos, preparados, actualizados, que sean gerentes; aspirantes a funcionarios, gente que hayan salido de una escuela de gerencia política, con visión de lo que es un gobierno y de lo que es el Estado, consciente y actualizado con las corrientes internacionales, que sepa que la República Dominicana, no vive aislada del resto de los países; con capacidad de busar soluciones acorde con las necesidades actuales y las antiguas y acumuladas, con vocación de servicio, sensible y responsable de su papel.

Para salir de la crisis no basta con solo colocar en las posiciones al dirigente del partido, al seguidor del candidato ni al que se haya "fajado en la campaña"; necesitamos al que se haya preparado para ser un "Servidor Público", independientemente de las titulaciones profesionales que pueda presentar o sus méritos partidarios. Al pueblo dominicano no es lo que conviene ni lo que busca.

Se necesita gente capaz, no digamos honestos, porque eso se demuestra en el camino, pero que funcione, que sea responsable y sensibilidada social, con alta vocación de servicio, y que no se crea que las posiciones en el Estado son para pasarse cuatro o dos o un año, en un ambiente climatizado, rodeado de secuaces y alabarderos, planificando métodos y acciones para echarse en sus bolsillos fondos públicos y luego presentarse como un nuevo rico. Tenemos que salir de este ciclo vicioso, y exigir a los partidos políticos que nos presenten planes y proyectos, agendas nacionales creíbles, praticables, posibles y sostenibles en el tiempo.

Tenemos que elegir de entre aquellas formaciones que contengan los hombres y mujeres que se hayan preparado para ser funcionarios públicos, que tengan el entrenamiento necesario para sacar nuestras áreas de servicios gubernamentales de una permanente crisis. Los que tengan conciencia de la necesaria transparencia en su área de gestión, acostumbrados a rendir cuenta y a respetar el buen uso de los fondos, del patrimonio nacional.

Si continuamos dejándonos llevar de la propaganda, del marketing, de la parafernalia de campaña, del partidarismo sectáreo; si no crecemos un poco como electores y aprendemos a escoger lo mejor dentro de los peores, porque todos tienen que pasar la prueba, y sino aprendemos construir la cultura de las alianzas, de las negociaciones para un gobierno representativo, entonces viviremos la historia social y política, con "mas de lo mismo".


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
367
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.