Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Sanluicero escriba una noticia?

La "presunción de culpabilidad" en el "tribunal" de los medios de comunicación

18/12/2012 17:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Escrito por Arismendy Rodríguez Publicado en Arismendy Rodríguez Lunes, 17 Diciembre 2012 09:00

    Por: Daniel Paez

    Más allá del sarcasmo intencionado que destila el encabezado de este escrito, ... a lo que realmente alude el mismo es a una de las críticas más serias y contundentes formuladas por el garantismo penal en contra del llamado populismo penal apuntalado desde los medios de comunicación de masa y que adquiere la condición de epidemia.

    Constituye un principio fundamental y activo del debido proceso de ley la presunción de inocencia del imputado hasta que intervenga una decisión jurisdiccional que establezca lo contrario y que haya adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada. Pero resulta que, dentro de la práctica populista penal ejercida por los gobiernos y que encuentra eco en un ejercicio periodístico irresponsable, se invierte el principio antes aludido y al supuesto infractor se le considera culpable hasta prueba en contrario. Dicho fenómeno prolifera expeditamente, principalmente en países subdesarrollados que registran profundas fallas para el mantenimiento de un clima de seguridad ciudadana adecuado y donde la delincuencia ha hecho su hábitat natural.

    Resulta escandaloso ver cómo a diario los medios de comunicación dan cabida a un ejercicio periodístico sensacionalista que en su afán de "informar" no repara en el respeto de las más mínimas garantías de los imputados, y se erigen en "tribunales de facto" que juzgan y condenan en cuestiones de segundos lo que a los jueces de los tribunales de justicia dominicanos lleva meses, quizás años.

    La presunción de inocencia constituye (debería constituir) un muro de contención, una garantía de todo imputado, ante los excesos y atropellos que se pudieran desprender del monopolio de la fuerza ejercido por el Estado o la influencia malsana de particulares. Dicha presunción, sólo podrá (podría) ser destruida probando en justicia la culpabilidad de forma indubitable y firme.

    La realidad dominicana es otra, los procesos penales se encaminan bajo la presunción de culpabilidad. Culpabilidad que, lamentablemente en muchos casos, se establece desde los medios de comunicación. La prensa de alguna manera, ejerce un activismo judicial y presiona de tal forma que los jueces ya no pueden (quieren) ejercer su rol decisorio amparado en los principios objetivos del derecho, sino a tono con los vaivenes selectivos de la opinión pública, con el agravante de que ésta tiene sus "culpables favoritos".

    Aunque nuestra Constitución y las leyes adjetivas, así como las tratados internacionales que vinculan a nuestro país, establecen la presunción de inocencia como un principio inamovible del debido proceso penal, en la práctica cotidiana dicho principio se trastoca en mito. Las propias falencias de nuestro sistema judicial constituyen de por sí un escollo para la operatividad de la presunción de inocencia y su real trascendencia, máxime si la ya precaria administración de justicia es suplantada por los medios de comunicación actuando muchas veces como parte interesada.

    Como bien ha observado el profesor Jorge Prats, la expresión populismo penal ha sido popularizada por el jurista francés Denis Salas, y con ella se hace referencia a la estrategia que despliegan los actores políticos y del sistema penal cuando hay problemas de inseguridad ciudadana y que consiste en calmar el clamor popular mediante apelaciones al aumento de las penas, el endurecimiento de los castigos, la disminución de la imputabilidad penal juvenil, y una serie de leyes que posteriormente, a la hora de la implementación, no tienen un impacto real en la prevención y disminución del delito.

    Pareciere como si los medios le hicieran el juego a la incompetencia de los poderes del Estado, cuando se destapan exigiendo "mano dura" o la presunción de culpabilidad sin reparar en el respeto a los derechos y garantías fundamentales, sólo con el interés de acallar la demanda ciudadana de más seguridad.

    El populismo penal aliado al populismo mediático representa un peligro para la existencia misma del Estado Democrático de Derecho. No es saludable un ejercicio del periodismo irresponsable por parte de los hacedores de opinión pública, no se puede pretender que el "garrote penal" (Jorge Prats) se erija en el criterio de solución de todos los males de nuestra sociedad, ni que la demagogia de la inseguridad y el miedo justifiquen un ejercicio desmedido del poder coercitivo estatal. Se debe aspirar más bien a un ejercicio periodístico prudente y apegado a los más elevados principios de la ética, a un Estado eficiente y capaz de enfrentar el fenómeno de la inseguridad de manera integral y una administración de justicia apegada a los principios del debido proceso.


    Sobre esta noticia

    Autor:
    El Sanluicero (10235 noticias)
    Fuente:
    danielconelpueblo.blogspot.com
    Visitas:
    389
    Tipo:
    Reportaje
    Licencia:
    Distribución gratuita
    ¿Problemas con esta noticia?
    ×
    Denunciar esta noticia por

    Denunciar

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.