Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crearfuturoglobal escriba una noticia?

La Programación Mental y el Acceso a las Oportunidades

30/01/2021 18:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los seres humanos en general desean un cambio positivo para sus vidas en los más variados aspectos: personales, familiares, económicos y sociales

Los seres humanos en general desean un cambio positivo para sus vidas en los más variados aspectos: personales, familiares, económicos y sociales. Sin embargo, estos cambios no se darán tan fácilmente en muchos adultos sobre todo debido a su programación mental que les impide reconocer y acceder a las oportunidades, tomar riesgos calculados y establecer cronogramas de trabajo para lograr objetivos y metas.

Las Oportunidades comúnmente exigen una cuota de sacrificio, sobre todo en lo que tiene que ver con el cambio de paradigmas o formas de pensamiento condicionadas que por años han permanecido en la mente, y de ahí tomar acción y conquistar un nuevo mundo lleno de retos y de nuevas experiencias desafiantes y estimulantes.

Con base en las experiencias pasadas y en su impacto emocional intenso una persona puede abrir o cerrar sus puertas para darle la bienvenida a una oportunidad o rechazarla, debido a la acción rectora y muchas veces compulsiva de la mente condicionada o mente subconsciente que definimos como “programa de actos, pensamientos y/o emociones intensas que ejecuta acciones en cualquier persona y que obliga a seguirlos haciendo.”

En especial,  programar la mente para sacar provecho de las oportunidades es necesario porque solo una adecuada programación mental permite perseverar hasta el final, sin darse por vencido(a) y botar la toalla antes de que las cosas se comiencen a dar, como pasa por ejemplo en muchos emprendimientos fallidos que por el afán de lucro, las personas o los aspirantes a empresarios se rinden fácilmente cuando ven que es necesario un compromiso real con su negocio y que no siempre se encuentran con un camino fácil y divertido.

A continuación analizaremos los principales obstáculos que impiden acceder a las oportunidades y aprovecharlas:

Malas experiencias emocionales 

Cada vez que una persona fracasa o comete errores debe analizar aquello que salió mal y volver a intentarlo con mayores recursos para ganar la próxima vez. Sin embargo, esto no es lo que ocurre comúnmente en la mente de muchas personas, que se bloquean emocionalmente y en lugar de reciclar los errores cometidos en un evento u oportunidad, puede ser un negocio propio, una relación personal, una pérdida económica, etc., se afectan emocionalmente y no quieren volver a saber nunca más de algo parecido o que les recuerde la mala experiencia que tuvieron. Algo que veremos con más detalle en nuestro recurso recomendado.

Ideas preconcebidas

No siempre las suposiciones corresponden a la realidad, y menos cuando se trata de nuevas oportunidades. Aunque obviamente cuando se trata de algo desconocido se tiende a relacionar la nueva propuesta con información o experiencias que se le parezcan para tratar de hacer una equivalencia y un juicio de valor, que como dijimos puede no corresponder a la realidad exacta de las cosas. Se necesita entonces abrir la mente e investigar más a fondo las oportunidades y no desperdiciarlas o malbaratarlas.

Mente cerrada

Las malas experiencias emocionales y las ideas preconcebidas originan el cierre mental con todo aquello que difiera de lo que se conoce y produce confianza. Hay una anécdota que ilustra muy bien este caso y que relata el mismo fundador de Facebook Mark Suckerberg, cuando iniciaba su negocio, que invitó a su casa a 9 o 10 personas para que escucharan la propuesta de Facebook para ser de los primeros inversionistas en la red social. Solo fueron 3 de los invitados a esa reunión y cada uno de ellos que conoció e invirtió en acciones del proyecto hoy tienen fortunas de más de 1000 millones de dólares, en cambio los que no asistieron y se negaron perdieron toda una fortuna. A este respecto el mismo Mark Suckerberg afirma “no hay nada más caro que tener una mente cerrada”.

Resistencia al cambio

Los pensamientos repetidos y las acciones repetidas generan una inercia que resiste el cambio y entre más tiempo esto ocurra, más difícil será emprender nuevos rumbos y aprovechar las oportunidades, salvo por circunstancias de fuerza que obliguen a moverse y abandonar las viejas formas de pensar y acciones que esclavizan y estancan, algo que veremos con mayor amplitud en nuestro recurso recomendado.

Falta de información

Las Oportunidades se pueden perder al no ser identificadas porque el nivel de información que se tiene es muy primitivo o inexistente. Obviamente, la información que hay sobre cada campo del conocimiento, la tecnología, la economía, las profesiones, las tendencias mundiales, etc., es muy grande y nadie la puede abarcar. No obstante tener una mente inquieta que busca información y se actualiza de forma constante es importante para no perder posibles oportunidades que aparecen y desaparecen a los ojos que no se encuentran entrenados y mejor informados.

Poco desarrollo personal

Aunque la literatura sobre superación personal o desarrollo personal es considerable en las librerías físicas y virtuales, mucha gente no la conoce ni le da la importancia que tiene. En cambio si llenan su cerebro con información técnica o de poco valor sobre noticias, modas, juegos, espectáculos, etc. que no les aportan a sus vidas sino momentos de placer y esparcimiento que después se terminan y no dejan ningún tipo de avance o de mejora de la calidad de vida personal y familiar.

Falta de educación financiera práctica

Acceder a las oportunidades económicas que ofrecen altos retornos como: el mercadeo en red, los bienes raíces, las inversiones en los mercados de divisas o de bolsa, proyectos de tecnología y otros no implica ser expertos en finanzas o tener títulos de carreras como economía, administración o ingenierías, con posgrados y doctorados.

Más sobre

Hoy día, verdaderos empresarios de estos nichos enseñan sus técnicas y secretos al público, pero se requiere de contar por lo menos con un nivel básico de la terminología que se maneja y de los fundamentos de la educación financiera como: ingreso lineal, pasivo, de portafolio, activos, pasivos, balances, etc., que permiten ubicar y administrar con mayor acierto los ingresos que se reciben al emprender propuestas como estas u otras que pueden generar altos ingresos a quienes conocen y aplican en sus finanzas personales el vocabulario básico de las finanzas prácticas.

Opiniones de terceros mal informados

Muchas personas confían casi que ciegamente en el criterio de otros, incluidos familiares o amigos  que no conocen, no han hecho o han aprovechado una determinada oportunidad. Y debido a esto, las oportunidades se pierden y desperdician. Por lo tanto, es indispensable informarse mejor y desarrollar el criterio personal para evitar que la opinión de alguien que no tiene la información necesaria o que tiene una actitud derrotista o mente cerrada de consejos de poco valor que no sirven sino para estropear el progreso de quien o quienes le consultan.

Fatalismo 

Hoy nuestro mundo enfrenta retos y problemas grandes que exigen un cambio positivo de la humanidad: el covid-19, el calentamiento global, la deforestación, la siembra de cultivos ilícitos, la minería ilegal, el narcotráfico, la corrupción, el secularismo y la falta de espiritualidad, etc., y aunque todo esto tiene un impacto fuerte en los países, las economías y los pueblos, no se puede tener un pensamiento predominante que afirme que “estamos acabados” o “no hay esperanza”. Es necesario volver a los valores fundamentales como: Dios, la familia, el trabajo honrado, el cuidado y conservación de la naturaleza, la solidaridad, etc., para recuperar el sentido de la vida y de la historia.

Mensajes derrotistas de los medios de comunicación

Los medios de comunicación como hemos dicho en otra publicación anterior introducen mensajes altamente peligrosos para la salud mental y emocional, puesto que por su papel de informantes de las realidades nacionales y mundiales, en el caso de los noticieros de tv, radio e incluso prensa se lucran de la información negativa que ocurre a diario en el mundo provocando crisis nerviosas en las personas, ansiedad, angustia, miedo y depresión y desconfianza ante la vida, el progreso y las oportunidades.

No es que haya que alejarse totalmente de lo que ocurre en el país donde se vive o en el mundo pero no se debe frecuentar de forma repetida este tipo de información que programa la mente para fracasar y vivir una vida limitante, triste y lacerante. Por supuesto ciertos medios de comunicación tienen y emiten información de interés y que contribuye al desarrollo social y económico.

Entornos humanos y poca relación con la naturaleza

Prescindir de los ambientes naturales y mantener contacto con un ambiente estrictamente humano hace que la mente se cierre y la persona viva estresada, menos tiempo y menos feliz.

Nuestro creador Dios diseñó el mundo con reinos: animal, vegetal y mineral. Está comprobado que aquellas personas que mantienen un saludable contacto con la naturaleza: los animales, las plantas y los paisajes naturales tienen menos estrés, ven la vida de forma más integral y menos caótica pudiendo sobrellevar mejor las crisis o momentos de tensión y refrescan su mente para crear soluciones y continuar con la vida diaria.

Música depresiva o agresiva

La música es una compañía fabulosa. Pero los tonos y las melodías no hacen el mismo efecto para los hemisferios cerebrales, en especial para el derecho donde se encuentran la imaginación y la creatividad. 

Escuchar música melancólica, depresiva, poco armoniosa o agresiva, en cambio de escuchar música alegre, energizante y colorida que anime e impulse nuestro día tiene efectos negativos en los pensamientos y el comportamiento, lo que a su vez cierra la creatividad y no permite identificar o crear oportunidades. Esto ha sido demostrado por el famoso Efecto Mozart que tuvo tanto auge en la última década del siglo XX.

Teniendo en cuenta los anteriores factores que afectan la adecuada programación mental para reconocer y aprovechar las oportunidades, ofrecemos una serie de consejos prácticos para recuperar el control y programar la mente de forma positiva:

  • Primero que nada, hay que aprender a no tomar decisiones apresuradas y radicales hasta tanto no se comprueben con hechos las cosas. Muchas personas no analizan bien los pros y los contras de una oportunidad y toman decisiones intuitivas o emocionales y se marginan anticipadamente de lo que pudo ser una buena experiencia.
  • Una de las ventajas mayores de cultivar una actitud mental positiva está en que se atraen mejores cosas y eventos para la vida. En cambio una actitud mental negativa hace que todo se complique y se dañe, como cualquiera lo puede comprobar. Dado que nuestro cerebro emite una frecuencia vibratoria,   envía mensajes al universo de una forma que no podemos medir o ver pero cuyos resultados se pueden observar y experimentar.  En otras palabras, se producen eventos positivos o negativos, según se haya mejorado o empeorado la actitud mental.
  • Programar la mente de forma positiva implica instalar nuevos pensamientos, emociones y formas de ver la vida en nuestro cerebro de forma que colaboren para un presente vibrante y un futuro alentador y esperanzador. No para vivir con miedo, ansiedad, depresión y frustración.
  • Para identificar y aprovechar las oportunidades hay que motivarse y tener esperanza por la vida. Sin embargo, la motivación no ocurre de forma automática en los seres humanos. Es necesario buscar y utilizar espacios y recursos para producirla y mantenerla. Leer libros de Desarrollo Personal, escuchar audios o ver videos de motivación, y frecuentar mentores o líderes destacados abre la mente para crear, identificar y ver oportunidades que para otros pasan desapercibidas.
  • Tener una vida espiritual activa y practicar la oración con Dios es muy importante para enfocarse en el servicio que toda oportunidad, especialmente económica demanda. Pensar que solo somos un cuerpo con una mente y no hay nada más contradice claramente la búsqueda y contacto con el ser superior creador de todo lo que vemos y que millones de personas buscan a diario en todo el mundo para obtener paz, equilibrio mental, emocional y ayudar a otros.
  • Frecuentar el contacto con la naturaleza, sus diseños, colores, olores y sonidos como el mar, las montañas, los ríos, las quebradas, los animales, etc, brindan un efecto de recarga psicológica muy importante para ser más creativos e innovar en muchos aspectos de la vida.
  • No es posible conquistar y explotar las oportunidades sin una adecuada programación mental para permanecer y perseverar hasta el final. Una cosa es entusiasmarse inicialmente con una oportunidad cosa que hacen muchos, y otra muy diferente estar resuelto(a) a hacer que las cosas sucedan lleve el tiempo que lleve.

Para obtener mejores resultados en la práctica y ampliar los conceptos vistos en este artículo sobre “La Programación Mental y el Acceso a las Oportunidades” visítanos ahora en: 

https://www.crearfuturoglobal.com/la-programacion-mental-y-el-acceso-a-las-oportunidades/


Sobre esta noticia

Autor:
Crearfuturoglobal (250 noticias)
Visitas:
250
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios