Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sthendal escriba una noticia?

No pude elegir entonces ni me deja hacerlo ahora

25/06/2015 11:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Condenados SÍ, condenados a pertenecer sin derecho a réplica o elección

Soy uno más de tantos millones de seres humanos arrojados contra su voluntad a la pila bautismal, y aunque puede sonar visceral o exagerada mi afirmación, es todo lo contrario. Arrojado a la pila bautismal  SÍ, porque no tuve ocasión, ni entendimiento, ni voz para oponerme a un acto tan brutal que en nombre de Dios me condenó a crecer y vivir en el eterno miedo, un acto brutal que coaccionó desde mi más tierna infancia mi libre albedrío y con él toda la concepción de mi pensamiento, y antes que el mío de el de mis padres o abuelos, que tampoco tuvieron ese derecho que recoge la declaración universal de derechos humanos y la constitución española. Condenados todos a vivir en el miedo sin derecho a réplica a cadena perpetua, a riesgo de perder nuestra alma inmortal, condenados todos a callar ante los dogmas de fe por burdos que fuesen, condenados todos a callar ante los atropellos de los propios  integrantes de la que considero es una de las mayores y más peligrosas sectas religiosas del mundo. Una secta que además vive por encima de las leyes de cualquier país en el que enraíza sus garras sedientas de poder y dinero. Una secta que ha protegido durante siglos a sus pedófilos, violadores, ladrones e incluso asesinos en nombre de Dios. Una secta que los sigue protegiendo y amparando. CONDENADOS, jamás en la historia de la humanidad una organización ha sacado más provecho o hizo más daño con una sola palabra, amparándose en una escrituras tan sagradas que solo ellos pueden interpretar con acierto, con acierto para ellos, por supuesto, como ha demostrado la historia de la nefasta iglesia católica a la que todos nos vemos obligados a pertenecer por decreto divino y papal. Mucho se habla sobre las persecuciones a cristianos en todo el mundo y a    lo largo de la historia, especialmente por parte de la iglesia que omite muy provechosamente un pequeño y escalofriante dato: La mayor persecución y exterminio que han sufrido los cristianos fue protagonizada por la propia iglesia católica a través de la figura de uno de sus elegidos por Dios (eso dicen ellos) el Papa Inocencio III que fue directamente responsable y organizador de la mayor persecución y matanza de cristianos sin más delito que el de oponerse a  la doctrina católica y atreverse a buscar a Dios por otro camino. La persecución y matanza de cristianos perpetrada por el Papa Inocencio III solo puede equipararse a las de los emperadores Domiciano el loco y Nerón y a la sufrida en la España republicana a manos de los marxistas  todos ellos juntos.Condenados SÍ, condenados a pertenecer sin derecho a réplica o elección  a una organización que tiene más de criminal que de religiosa nos guste o no, condenados también a seguir perteneciendo a ella y vivir con el estigma de los condenados si nos atrevemos a cuestionar un solo acto, una sola interpretación, una sola injusticia. Es lo que tiene la ¿Santa Iglesia Católica?, condenados también a morir dentro de su santo y sangriento seno, ya que si  con el paso de los años y en pleno uso de nuestras facultades decidimos apartarnos de ella utilizando el recurso de la apostasía esos santos varones utilizan mil estrategias y excusas para no concedernos el derecho a elegir libremente que nos negaron al nacer. Siempre me gustó una frase muy recurrente a todos los pertenecientes a la verdadera casa de Dios ¿o es verdadera casta de Dios? una frase muy bonita que habla de la libertad de los hijos de Dios, que pena que algunos hijos de mala madre nieguen esa libertad que todos tenemos como hijos de Dios a seguirle como nos dicta nuestra propia conciencia y corazón. Ecos Voces Silencios

CONDENADOS, jamás en la historia de la humanidad una organización ha sacado más provecho o hizo más daño con una sola palabra


Sobre esta noticia

Autor:
Sthendal (3 noticias)
Visitas:
1101
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.