Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Ralph H. Baer, el padre de los videojuegos, muere a los 92 años

09/12/2014 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ralph H. Baer, el padre de los videojuegos, muere a los 92 añosPosted: 08 Dec 2014 10:09 AM PSTPor allá por 1951, un joven ingeniero llamado Ralph Baer se acercó a los ejecutivos de una empresa de electrónica y sugirió la idea radical de ofrecer juegos en los televisores. La respuesta inmediata de los fabricantes fue: "¿Quién necesita esto?"

Unos 15 años después, el Sr. Baer, quien falleció el pasado sábado 6, desarrolló un prototipo que lo convertiría en el padre ampliamente reconocido de los videojuegos. Su diseño ayudó a sentar las bases para una industria que transforma el rol de la televisión y ha generado decenas de miles de millones de dólares.

Un refugiado de la Alemania nazi, el Sr. Baer tenía formación en electrónica como un adolescente, y vio que los televisores podrían cumplir otra misión en la que la gente interactuara con ellos. Pasó gran parte de su carrera en desarrollo de equipos quirúrgicos, altavoces, tarjetas de circuitos y otras tecnologías para los clientes industriales y militares. Era gerente de división y jefe de ingenieros para Sanders Associates, una contratista militar con sede en Nueva Hampshire Nashua, cuando, en 1966, la compañía le permitió comenzar a trabajar en la idea de videojuegos como un proyecto paralelo.

Juegos habían jugado durante años en los equipos grandes y caros de la universidad y laboratorios militares, perojugarlos en el hogar era una idea novedosa. El prototipo, que con el tiempo se convirtió en la primera consola de juego casera, fue desarrollado por el Sr. Baer junto a los ingenieros William Harrison y William Rusch, y fue llamado "Brown Box", porque estaba cubierto con cinta adhesiva que se asemejaba a la veta de la madera.

Una vez conectada, la consola podría ser utilizada para apuntar una "pistola de luz" y jugar al fútbol, tenis y juegos de ruleta. Después de no poder atraer el interés de los principales fabricantes de televisores como General Electric, Motorola y Zenith, Sanders licenció la tecnología a Magnavox en 1971. La consola, llamada "Odisea", llegó a las tiendas el próximo año.

La Odisea, antepasado de la PlayStation de Sony, Wii de Nintendo y la Xbox de Microsoft, era primitivo para los estándares modernos. Era alimentada por batería y no tenía sonido. Sus juegos, sin embargo, presagiaron muchos de los géneros que hoy consumen horas de nuestras vidas, incluyendo carreras, deportes y disparos.

Ralph Baer Henry nació el 8 de marzo de 1922, en Pirmasens, Alemania. Su familia era judía, y se fue a los Estados Unidos meses antes de los ataques Kristallnacht antisemitas.

La familia se estableció en Nueva York, donde el adolescente Sr. Baer (que había dejado la educación formal a los 14 años) trabajó en una fábrica de accesorios de cuero. Mientras que en el metro un día, vio un anuncio de un curso por correspondencia que prometía una lucrativa carrera en la electrónica de radio.

Se graduó en 1940 del Instituto Nacional de Radio en Washington, y fue técnico de radio durante tres años antes de ir al servicio del ejército en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. En la G.I. Bill, recibió una licenciatura en 1949 en el Instituto de Tecnología de televisión estadounidense de Chicago.

El Sr. Baer continuó trabajando en los videojuegos, y su trabajo para una compañía llamada Marvin Glass & Associates, lo llevaron finalmente a "Simon", uno de los juguetes más populares de la década de 1980. "Simon", llamado así por el juego de niños "Simón dice", fue un éxito inmediato. Milton Bradley vendió 10 millones de copias de "Simón" en 1982.

El presidente George W. Bush le otorgó al Sr. Baer la Medalla Nacional de Tecnología en 2006. Cuatro años más tarde, el Sr. Baer fue incluido en el Salón de Inventores Nacional de la Fama.

Su esposa, Dena Whinston, murió en 2006. Aún viven tres hijos, James Baer, Marcos Baer y Nancy Baer, y cuatro nietos. Ralph H. Baer murió en su casa en Manchester, Nueva Hampshire, y no se dio a conocer la causa.

Fuente | The Washington Post


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
385
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.