Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

La RDA 25 años más tarde, un refugio de biodiversidad

04/11/2014 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

En pocos meses, mientras la RDA se desintegraba, un grupo de militantes se movilizaba para dotarla de un ambicioso programa de creación de parques nacionales y reservas naturales, que actualmente se traduce en una impresionante biodiversidad en las regiones del este de Alemania.

La Schorfheide, 80 kilómetros al noreste de Berlín, es una de estas zonas privilegiadas. Allí vive "el 8% de las crías de águilas pomerinas del país y es el lugar de Alemania donde hay más libélulas", dice con regocijo Martin Flade, director de la reserva de la biosfera Schorfheide-Chorin.

Hasta 1989, sus 1.300 kilómetros cuadrados servían de coto de caza para altos cargos del Partido Comunista (SED), en el poder en Alemania del Este, al que los habitantes de la región no tenían acceso. Erich Honecker, que dirigía la RDA, llevaba allí a sus invitados, con frecuencia extranjeros, señala Flade, exhibiendo fotos del secretario general del SED flanqueado por varios cadáveres de ciervos.

El Oeste se complacía con la imagen de una RDA contaminada por la industria química, pero el Este contaba con vastos territorios donde la naturaleza se conservaba y con un buen número de activistas medioambientales. El compromiso con la naturaleza, tolerado, puesto que "en apariencia no era subversivo", recuerda Flade, constituía un refugio para muchos críticos del régimen.

En los meses posteriores a la caída del Muro, el 9 de noviembre de 1989, estos activistas tuvieron un estrecho margen de maniobra para asegurarse de que la naturaleza no sería la gran perdedora de la agitación política que se vivía.

- "Una ocasión histórica" -

"Ellos trabajaban desde hacía años y supieron utilizar una ocasión histórica", destaca Gabriel Schwaderer, presidente de la asociación de protección del medioambiente Euronatur.

Durante el último consejo de ministros, el 12 de septiembre de 1990, el Gobierno de una RDA en estado de muerte clínica, aprobó la creación de parques y reservas naturales que representaban el 4, 5% de la superficie de la república comunista. Cotos de caza, pero también campos de pruebas militares desafectados, formaban parte de éstos.

Más sobre

El contrato de Reunificación, firmado el 3 de octubre de 1990, tuvo en consideración la creación de estos espacios. Los artífices del proyecto, con el último ministro del Medio Ambiente de la RDA a la cabeza, tenían las manos libres: entre la enorme cantidad de problemas por solucionar, los nuevos dirigentes no prestaban atención al asunto. De esta manera pudieron hacer promulgar reglamentos estrictos para los territorios concernidos.

image

"Hoy en día ya no se podría imponer algo así", reconoce Flade, puesto que prevalecerían los intereses económicos o cuestiones de política local, en su opinión.

En Schorfheide-Chorin, los estatutos prevén que a corto plazo toda la agricultura de la zona sea biológica. Además, hay estricta prohibición para construir y exigencias drásticas sobre los espacios forestales. Resultado: "actualmente la naturaleza es mucho más rica en el Este que en el Oeste", según Schwaderer.

- Cinturón verde -

Los lagos se han recuperado de los daños causados por la industria química y la piscicultura intensiva. Llegados de la antigua RDA, algunas especies como los castores han reaparecido en el Oeste. Por otro lado, un alce se tumbó frente a una oficina de correos en Dresde.

image

El Telón de Acero, que dividió a Alemania durante 40 años, fue también para la naturaleza "una ventaja", explica Burkhard Vogel, director de la filial en Thuringen de la asociación de protección medioambiental Bund. Bajo medidas de seguridad de ambos lados, la zona tapón entre las dos Alemanias era, como lo sigue siendo, un refugio para muchas especies. "Desde los años setenta, los activistas de Bund en la RFA observaban esta zona con binoculares y pudieron comprobar que había, por ejemplo, biotipos de pájaros pequeños (mirlos, tordos, zorzales, etc.) que ya no teníamos -en el oeste- desde hacía mucho tiempo", señala Schwaderer.

Desde la caída del Muro, al margen del programa de creación de parques nacionales, Bund se movilizó para preservar este espacio bajo el nombre de "Cinturón verde", primero alemán y luego europeo. Actualmente, el "Cinturón verde", espacio protegido, tiene una extensión de 12.500 kilómetros y pasa por 24 países.

El fin del comunismo tuvo también efectos negativos para la naturaleza, matiza Vogel. "Al margen de los espacios protegidos, la situación incluso ha empeorado", lamenta, denunciando la construcción a gran escala de carreteras que en el Este no se habían desarrollado.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2465
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.