Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El Real Madrid gana siempre, con o sin Cristiano, de suerte, robando...

26/05/2018 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ÁLEX HERRERA. 20MINUTOS

image

El Real Madrid tiene un serio problema con las copas. Trece. Bebidas de una en una y, las últimas tres, de un trago. Se las gana con alevosía. Será suerte, robo, garra, picardía, historia o talento. Para muchos será ya un abuso y, a muchos otros, les parecerá un escándalo. Pero a los más blancos les embriaga esta sensación de máxima superioridad, que es real, efectiva y que en Europa no deja lugar a réplica. El Madrid no juega finales; el Madrid las gana.

De hecho levantó la copa tras el duelo de lesiones al perder un cromo mucho más fácil de cambiar. Pero lo que siempre parece acabar igual, hubo de pasar por la incertidumbre de siempre, la épica, los tópicos y las segundas partes. Sobre todo gracias a una chilena tan inesperada como fuera de lugar, que partió definitivamente un partido enrarecido tras el empate del Liverpool, pero que se decantaba hacia el dominio madridista. Bale es el eterno discutido por las lesiones, por su irregularidad y por disputarse minutos con prodigios como Isco, pero el galés juega con la losa de estar fuera de sitio y de funcionar a impulsos como los de esta noche. Salió y catapún. Los chistes de 'Bale mucho' hoy son todo risas y habrá que ver ahora qué pasa con su futuro, tras media parte de desenfreno y tras sus dudas dichas en público.

Y luego está Benzema. Que ya no está ni cuestionado porque se le pasó hasta el arroz. El año pasado tumbó todas las críticas con un derrape en la banda del Calderón y este año se ha guardado la maniobra para el final de una temporada para olvidar. El francés es de esos tipos que andan siempre con las manos en los bolsillos, ensimismado. Con él no va nunca la cosa, viviendo entre defensas y con la obligación de servir a Cristiano. Hasta que un día decide que el mínimo detalle lo vale todo y te pone un pie aquí o allí y... voilá.

El foco final siempre es para Cristiano. Un gran jugador en la historia del club, que levanta hoy su quinta Champions -igualando a Di Stéfano- y que tiene un problema. Hablaba siempre, incluso en la época de Mourinho, de que no le gustaba "escupir en el plato" del que se come. Pues bien, se guardó el esputo definitivo para su noche más mediocre esta temporada, esa en la que ha sumado 15 tantos en Europa y 26 en Liga y en la que más gente lo arropó. No esperó ni cinco minutos para dejarse llevar y dejar entrever que se ha acabado el ciclo o su contrato con Florentino. No es la primera vez que se desmarca con un gesto parecido y destapa la caja de los truenos a destiempo. Fin de la fiesta.

Si algo ha enseñado la historia de este club es que los jugadores son sólo una parte y nunca el todo. El bloque siempre marca la diferencia y este equipo dirigido por Zidane ha tocado el techo, justamente por eso, por el trabajo colectivo. Por eso el Madrid gana casi siempre, ya sea de suerte, 'robando'... o simplemente por méritos propios.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (30751 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1833
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.