Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Oh My Brand escriba una noticia?

La realidad virtual llega a las autoescuelas del RACC para reforzar la formación de futuros conductores

22/03/2017 10:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

RACC ha implementado la realidad virtual en sus autoescuelas mediante una aplicación de realidad virtual desarrollada por la agencia Oh! my brand

“La tecnología ha cambiado, la manera de enseñar también debe hacerlo”

Josep M. Miret. Director de marketing RACC

 

Oh! my brand ha desarrollado para el RACC una aplicación de realidad virtual que permite un aprendizaje inmersivo en la clase teórica de todas sus autoescuelas propias y franquiciadas.

Conscientes de que el sistema de aprendizaje estandarizado actual no responde a las necesidades reales de los alumnos, el RACC lanzó el reto de aplicar la realidad virtual en sus más de 50 autoescuelas propias y franquiciadas, en el marco de la jornada synergieS del año 2016, reto que por supuesto nuestra agencia aceptó y asumió con gusto.

¿Cómo implementar la realidad virtual en las autoescuelas?

Lo primero que necesitábamos era entender qué vacíos tenían los métodos de enseñanza actual en las autoescuelas y de qué forma la realidad virtual podría encajar con su programa educativo.

Por tal motivo, organizamos una entrevista focalizada (focus group) con un grupo de profesores de clase teórica del RACC, personas con muchos años de experiencia en la formación de futuros conductores; las conclusiones fueron la base para empezar a diseñar una solución completamente personalizada, adaptada a las necesidades y al perfil de los futuros conductores.

Decidimos que la mejor forma de implementar la realidad virtual era desarrollar una aplicación móvil de realidad virtual inmersiva, que aprovechara las vistas panorámicas en 360º de Google Street View. Este planteamiento facilitaría la labor del formador para transmitir y trasladar los conocimientos teóricos a la práctica, y mejoraría el aprendizaje de los alumnos en las clases teóricas de las autoescuelas RACC.

Experiencia Innovadora e inmersiva

Para que la experiencia fuese totalmente inmersiva, utilizamos un modelo de gafas de realidad virtual para móvil (cardboard) ligero y funcional. Para acceder a la clase sólo hace falta colocar el móvil del alumno en el visor de las gafas con la App encendida. Además, ofrecen máxima comodidad ya que sólo pesan 200 gramos y no necesitan estar conectadas a un cableado, algo que las hace muy manejables y asequibles.

Alumnos de RACC estudiando la teórica con gafas de realidad virtual

El desarrollo: Una App práctica, intuitiva y funcional

Para llevar a cabo todas las funcionalidades del proyecto, se desarrolló una aplicación para el profesor y una App para el alumno con versión para Android y iOS.

La aplicación para el profesor, tenía que ser muy fácil de usar, dado que la mayoría de ellos, no estaban muy familiarizados con las nuevas tecnologías. Necesitábamos diseñar una estructura usable, intuitiva y visualmente atractiva. Algo que conseguimos después de varias sesiones de equipo, en las que testeamos cada una de las funcionalidades con nuestros expertos en usabilidad y experiencia del usuario (UI /UX).

El resultado es una aplicación a medida, en la cual el profesor puede preparar su clase teniendo en cuenta la lección que va a dar y le permite seleccionar y guardar las localizaciones de su ciudad que resultan más conflictivas. En cada una de ellas, el profesor puede crear y lanzar preguntas específicas a sus alumnos y llevar un control de su progreso.

Aprender a conducir con realidad virtual, permite al profesor describir cómo actuar ante una situación real

Asimismo, la App de realidad virtual del alumno permite que pueda seguir la clase que está dando el profesor y responder a las preguntas previamente asignadas a las localizaciones elegidas. El alumno, sólo tiene que colocar su móvil en las gafas de realidad virtual que le proporciona su autoescuela, iniciar sesión y seguir la clase de forma interactiva.

El desarrollo de las dos aplicaciones fue un proceso escalable. Acompañamos a RACC en todo el camino, ofreciendo formaciones a los profesores y atendiendo a todas las consultas que se plantearon después de su implementación.

El resultado: Clases teóricas muy prácticas gracias a la realidad virtual.

La principal ventaja de aplicar la realidad virtual en el sector educativo, es la experiencia inmersiva del alumno, que le permite pasar de ser el espectador de una situación, a ser el protagonista. De esta forma vive la situación en primera persona, lo que hará que le sea mucho más fácil de asimilar y recordar en el futuro.

Más allá de esta ventaja, la realidad virtual aplicada al aprendizaje elimina todas las distancias físicas, pudiendo estar en cualquier lugar y en cualquier momento.

Aprender a conducir con realidad virtual, permite al profesor describir cómo actuar ante una situación real. Gracias a ello, los alumnos no tienen que imaginarla para decidir qué deberían hacer. En tiempo real, pueden enfrentarse a situaciones cotidianas de tráfico, responder a preguntas y asimilar mejor los conceptos teóricos.

El profesor puede elegir las situaciones más conflictivas y mostrárselas tantas veces como sea necesario, en distintas ubicaciones y de forma ilimitada. Las clases teóricas se vuelven más experienciales, y los alumnos se sienten más motivados a asistir a la autoescuela, disfrutando de clases más didácticas, interactivas y dinámicas.

La realidad virtual, no sólo se puede implementar mediante aplicaciones para gafas de realidad virtual como hicimos con RACC, también se pueden crear simuladores de situaciones reales o entornos gamificados en los que el usuario puede interactuar con el mundo virtual, entre otros.

Dentro de un entorno virtual, los recursos son ilimitados, puedes hacer tantos experimentos como necesites, de forma segura y verosímil, sin tener que asumir el coste de los materiales ni el riesgo de manipularlos.

La inversión en realidad virtual permite un sinfín de opciones, ahorrar costes, reducir riesgos, crear experiencias memorables. Las posibilidades son realmente infinitas. Lo importante es no perder de vista el objetivo estratégico que hay detrás y como lo hizo el RACC involucrarse en todo el proceso.

 

Para más información:

¿Cómo la realidad virtual revolucionó el aprendizaje en las autoescuelas?


Sobre esta noticia

Autor:
Oh My Brand (1 noticias)
Visitas:
5139
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.