Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Anubis Enmanuel escriba una noticia?

La Restauración Dominicana… Todavía esta en marcha

16/08/2010 13:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

“¡Viva la libertad de la Patria sacrificada! ¡Aquel sueño de los hijos sinceros del Pueblo! ¡Maldición a los traidores, que venden los sueños de sus ancestros por metálico precio!”

“¡Viva la libertad de la Patria sacrificada! ¡Aquel sueño de los hijos sinceros del Pueblo! ¡Maldición a los traidores, que venden los sueños de sus ancestros por metálico precio!”

Hoy se celebra otro día especial de la historia dominicana. El día cuando inició el movimiento contra la acción traidora de un caudillo inepto y su sequito. En nuestros anales históricos se le conoce como “El Día de la Restauración”. ¡Cuando un país se levanto contra el retroceso al que fue llevado por lideres que no creían en su potencial de auto dirección!

Cada 16 de agosto, como hoy y como los que vendrán después, es día, mas que de regocijo, reflexión. Pensar en los hechos de los grandes héroes que se sacrificaron (porque servir a la Patria no esta exento de sacrificio) por restaurar las libertades dominicanas. Muchos nombres son reconocidos: Luperon, Cabral; etc. Otros han sido olvidados… ¡Y muchos mas ni siquiera aprendidos! Pero… ¿Cuánto nos falta para el ideal de nuestros inmortales héroes y heroínas? ¡Mucho! Para entenderlo, debemos analizar lo que fue y motivó la gesta patriótica restauradora (una de las grandes gestas por la libertad dominicana[1]).

Antecedentes de la Restauración

Luego de la proclama de la proclama de independencia, la naciente nación pasó por el caos propio

de la adaptación a su nueva condición de país libre, independiente y soberano. El grupo que apoyó a Juan Pablo Duarte y a sus colaboradores trinitarios era heterogéneo. Tres clases se distinguían: aquellos que pensaban que la nueva nación podía seguir sola, los Trinitarios; un segundo grupo, los Proteccionistas, quienes buscaban la protección de una potencia, especialmente Francia; y por ultimo, y el mas influyente; los que opinaban que para mantener el orden y seguridad, el país debería ser anexado a una de las potencias extranjeras del momento… los Anexionistas. Ambos grupos tenían sus destacados representantes: Juan Pablo Duarte y Francisco Sánchez del Rosario, eran los líderes principales del primero. Tomas Bobadilla, del segundo. Un general autonombrado y destacado hatero oriental, Pedro Santana[2], lo fue del tercero. Como muchas de las cosas de nuestro país, el grupo Pro – anexionista tenia más adeptos y poder económico. Este grupo, en realidad, no se preocupaba por la seguridad nacional, sino por la seguridad de sus bienes. Temían que una nueva invasión de Haití arruinada sus posesiones (muchos de estos dones se lucraron con la guerra independentista).

Una posible anexión se vislumbraba desde comienzos mismos de la nueva Republica: Conocido era que en la misma Junta Central Gubernativa habían simpatizantes por el protectorado francés. Este grupo era representado por Dr. Tomas Bobadilla. Este envió un comunicado al cónsul francés, fechado el 8 de marzo de 1844, en el que se le externaba el interés de la Junta por el protectorado de su nación[3]. En el mismo se negociaban, a cambio, la sedición de la Bahía y Península de Samana. ¡Una muestra de la desconfianza en la capacidad de auto preservación de la naciente nación! ¡Una muestra de intercambio de bienes nacionales por protección foránea!

La pugna por el poder era evidente. La proclamación del Patricio Sánchez del Rosario como presidente de la Junta de Gobierno[4], el 9 de junio de 1844, gracias a un golpe de Estado, acrecentó las fricciones entre los patriotas y advenedizos; ahora identificados como liberales (trinitarios) y conservadores (anexionistas). Cerró el paso a los proteccionistas. El general Pedro Santana, representante del status quo, asestó el golpe traicionero[5] que desencadenó la serie de eventos desafortunados que llevaron a la Anexión: declaración de Duarte y sus colaboradores como traidores a la Patria; modificación de la Constitución de la Republica[6]; derrocamiento del presidente Buenaventuras Báez el 7 de julio de 1857; retornó al exilio del patricio negro; violación del articulo que prohibía la reelección presidencial; represión contra los religiosos[7] y antiguos aliados a Santana; negociaciones (tanto por Báez como por Santana) con las potencias del momento: Estados Unidos[8], Inglaterra… España; división de la Republica[9].

¡Podemos escribir sin temor a equivocarnos y respetando las opiniones justificadoras de los defensores del general Santana, que el mismo fue un “traidor a la patria”! Es verdad que al final se redimió… pero fue un acto de constricción nacida de la decepción sufrida por la ingratitud de España al no otorgarle lo que el quería. ¡Arrepentimiento de Judas!

Si notamos las causas principales de la Anexión fueron las mismas que podemos entrever hoy día:

- Desconfianza en nuestro sistema.

- Desvaloración de los logros nacionales.

- Intereses personales que ponen por debajo los intereses nacionales.

- Funcionarios que no les importa otra cosa que hacer prosperar sus tesoros.

- Golpes constantes contra la Constitución y la democracia.

- Crisis económica.

Ese triste día del 18 de marzo de 1861, cuando en la plaza principal muchas personas fueron testigos de la herida infringida a la Republica, con el arriado de la bandera nacional y el izamiento del pabellón rojo y amarillo; muchos llegaron a la convicción de que esto no podía ser permitido. La nación había dejado de ser. Nos convertimos en “el patio de atrás de España”.

El estallido Restaurador…

¡Gloria a los Pueblos del Cibao!

Los verdaderos héroes restauradores fueron sin lugar a duras los cibaeños. En cierto sentido, parecería que fue su acto de ex culpa por las metidas de patas que propiciaron el ascenso al poder de Santana. Los estallidos sociales en contra de lo hecho en Santo Domingo, tuvieron su epicentro en la región norte. Las clases burguesas y de pequeños propietarios se unieron a las protestas anti anexionistas. Si Santo Domingo es considerada cuna de la Primera Republica… ¡El Cibao debe ser, igualmente, visto como cuna de la Segunda Republica!

Los sucesos antecedentes de la Gesta Restauradora los podemos situar en el poco conocido “Grito de Moca[10]. A partir de ahí, el fuego patriótico se extendió por todo el Cibao y, mas tarde, el resto del país. José Cabrera y Santiago Rodríguez, en el poblado de Sabaneta; Benito Monción en Guayubin; Pedro Antonio Pimentel en las cercanías de Dajabón; fueron de los muchos que se alzaron con la gloria de enfrentar las tropas anexionistas.

El 16 de agosto de 1863, Santiago Rodríguez dirige un grupo de patriotas, desde Haití[11], y toman el Cerro de Capotillo. Se enarbola nuevamente la bandera dominicana y pasa a la historia como el Grito de Capotillo. El 18 de agosto los españoles eran derrotados en el poblado de Guayubin. A la guerra se unieron los pueblos de La Vega, Moca, Puerto Plata, San Francisco de Macorís y Cotuí. En el sur se unieron los generales Pedro Florentino, José Maria Cabral y Aniceto Martínez, con la participación destacada de los hermanos Ogando.

El general Gaspar Polanco toma la ciudad de Santiago de los 30 caballeros. En la misma se instaura el gobierno restaurador. Es elegido como primer presidente de la segunda republica el general José Antonio Salcedo y como vicepresidente, Benigno Filomeno de Rojas. Se redacta una nueva Acta de Independencia.

La población civil aporto a la causa. Dando información y alojando a los ejércitos restauradores. ¡Todos se vieron como lo que eran dominicanos y dominicanas! La figura que se alzo con los laureles, sin lugar a dudas, fue la del general Gregorio Luperon.

La Gesta se vio amenazada en lo interno. Acusaciones y contra acusaciones llevaron al derrocamiento del gobierno de Salcedo. Fue seleccionado como nuevo presidente el general Gaspar Polanco. Este reorganizo el ejército y evito la entrada de las fuerzas anexionistas al Cibao. En la presidencia restauradora hubo en rápida sucesión varios presidentes. A pesar de los desacuerdos políticos de sus líderes, la restauración se mantenía fuerte. El pueblo siempre fue el verdadero protagonista de la Gesta. El general Ulises Francisco Espaillat, citó: “La revolución actual fueron las masas que se levantaron, arrastrando consigo a los demás”. Esto llevó a que, el 10 de julio de 1865, las tropas españolas fueran forzadas a retirarse. ¡La Segunda Republica había nacido!

A veces me pregunto para que escribo cosas como estas. Por donde quiera que paso, cada día mas, veo un desinterés por las cosas de la patria

La Restauración Dominicana

¡147 años después y no hemos alcanzado nada!

A veces me pregunto para que escribo cosas como estas. Por donde quiera que paso, cada día mas, veo un desinterés por las cosas de la patria. Hoy salí a una diligencia. Quede triste al ver pocas casas sin sus banderas al frente (solo vi una en todo el recorrido). Los negocios privados abiertos. No hay actividades alusivas. ¡El fervor de este día ha desaparecido! ¿Muestra de lo que nuestros lideres han quitado al pueblo?

La crisis económica, que lleva a la quiebra a negociantes, ha llevado a que los mismos no den importancia a este día, abriendo sus hasta medio día. La falta de patriotismo de nuestros funcionarios, y su dantesco interés por las riquezas, ha carcomido el corazón de las jóvenes generaciones. Las jugarretas con la constitución, llevaras a cabo por nuestros dos últimos presidentes: Ing. Hipólito Mejia y Dr. Leonel Fernández Reyna; con lo que tiene que ver con el articulo que prohíbe la reelección, es una muestra que el espíritu de Pedro Santana todavía vive en nuestro tiempo.

Como educador veo que cada vez, los textos de historia para las escuelas básicas hablan de estos temas. ¡Nuestro país se esta convirtiendo poco a poco en una copia de las naciones extranjeras! No confiamos en nuestro producto interno. Instituciones privatizadas (Refidomsa, de Venezuela; CODETEL, de un consorcio mexicano; etc.). Planes educativos importados de otros países. Una dictadura de mayoría, con un congreso dominado por el partido morado. Sindicatos que responden a los intereses del gobierno o que, callan cuando este les da un buen incentivo. Una iglesia católica que impone su pensar en temas populares, por encima de la capacidad de elección del pueblo. Una iglesia evangélica que quiere ser igual a su homologa. Los haitianos invadiendo pacíficamente cada rincón de la nación. ¡Estamos progresivamente siendo anexados!

Nuestro presidente Leonel Fernández buscando el visto bueno de nuestros friends del norte… o la bendición del Vicario Germano con asiento en Roma. ¡Y el país siendo azotado por la violencia e intolerancia! Todavía la restauración no ha concluido… ¡Y no se si concluida! Los lideres que nos representan no son tal… solo representan a su grupo. Disfrazan la democracia a su conveniencia. ¡Pobre Republica Dominicana! Deseo, sinceramente, estar equivocado. Que la restauración haya tenido los resultados deseados: NO DEPENDER DEL VISTO BUENO DE LOS DEMAS. Que el producto dominicano sea visto como algo de calidad. Que nuestros presidentes sean sinceros y que nosotros dejemos de ser pend… digo, crédulos. Que los libros usados para capacitar a los educadores sean, en buena medida, de la autoría de maestros dominicanos y reflejen la realidad dominicana. ¡Que dejemos de depender del gobierno y pongamos en claro que el Gobierno depende de nosotros! ¡Quizás esta sea una utopía mas! Por favor, amigo lector, corríjame si no lo es…

[1] La Independencia Nacional, la oposición a la Primera intervención Norteamericana, la Guerra de Abril; son consideradas gestas patrias por haber nacido de la negatividad del pueblo dominicano a perder sus libertades.

[2] Pedro Santana era un hombre del momento. De pensamiento colonialistas, ideología conservadora y actuar autoritarista; no concebía la idea duartiana de que “el pueblo era capaz de crear una republica libre e independiente”. Santana representa los intereses de la clase alta y el clero, quienes no se podían permitir un país capaz de salirse de su control.

[3] Cabrera, Lic. Argentina; Ogando, Lic. Cesar B.; “Sociales 2000, pagina 42 y 43; SUSAETE Ediciones Dominicanas; primera edición 1999.

[4] Leer articulo “Francisco Sánchez del Rosario: el Padre de la Patria Olvidado”; del mismo autor.

[5] Este contragolpe de Estado ocurrió el 16 de junio de 1844

[6] El 6 de noviembre de 1844, los diputados constituyentes, bajo el presidencia de Manuel Maria Valencia; firmaron la primera Constitución dominicana. La misma fue influenciada por las ideas liberales de la Revolución Francesa y las constituciones de Cádiz, Haití y Estados Unidos. En la misma se plantearon los siguientes puntos:

- El Gobierno seria de naturaleza: republicano, popular, representativo, electivo y responsable.

- La duración de la presidencia en un periodo de 4 años.

- Prohibición de la reelección presidencial.

El general Santana vio una amenaza en esta constitución. Se opusieron a la misma y la acusaron de muy liberal y democrática. Ordeno la incersion del terrible artículo 210, el cual le daba poder sobre el ejército y ampliar su poder. Esto dio paso a que, mas adelante, pudiese imponer su autoridad.

[7] Anotemos algo. La represión fue directamente contra los religiosos católicos opuestos a los planes continuistas y antidemocráticos de Santana. Entre estos, mencionamos: Elías Rodríguez, Gaspar Hernández y José S. Díaz de Peña. Se obligo al Arzobispo Tomas de Portes e Infante a tomar juramento por la nueva constitución.

[8] Se realizaron una serie de negociaciones secretas entre los gobiernos dominicano y estadounidense. Los Estados Unidos pedían la Bahía de Samana a cambio del protectorado. Las negociaciones fracasaron por la oposición del senador Summer Welles, quien exponía que dicho proyecto afectaría los intereses de los Estados del sur.

[9] A causa de la revolución de 1857, el centro de poder, que recaía en la ciudad de Santo Domingo, fue quebrado. El grupo revolucionario escogió el Cibao como nuevo asiento del poder político de la nación. Es elegido como presidente provisional a José Desiderio Valverde. Este movimiento revolucionario derroco a Báez y a sus colaboradores. Pedro Santana, antiguo protector de Báez, es designado como general de las tropas que toman Santo Domingo. Se redacta la Constitución de Moca de 1858, la cual legalizaba los actos de los revolucionarios. Por esta Santiago es declarada nueva capital de la Republica Dominicana. La misma dividió el territorio, prohibió la reelección y separo los poderes del Estado. Dicha constitución fue derogada cuando Santana retoma el poder en julio de 1858. Aquí hay una ironía histórica: los revolucionarios del Cibao, pensando que Santana los ayudaría afirmar sus pretensiones, le abrieron las puertas para volver al poder y ser, el mismo Santana, quien destruyera las mismas.

[10] Hecho ocurrido en

[11] El apoyo por parte de las autoridades haitianas se debía a que estos sentían una amenaza en la anexión de su país vecino. Querían evitar que los intereses españoles pusiesen sus ojos en la republica de Toussaint.

Hoy se celebra otro día especial de la historia dominicana. El día cuando inició el movimiento contra la acción traidora de un caudillo inepto y su sequito


Sobre esta noticia

Autor:
Anubis Enmanuel (15 noticias)
Visitas:
4926
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.