Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

Santo Domingo es poco amigable para personas con discapacidad

21/09/2018 20:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Carolina Pichardo

SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.-- A un lado de la avenida 27 de Febrero se encontraba postrado en una silla de ruedas Manuel Mesa, a la espera de que el cielo terminara de derramar sus últimas gotas de la repentina llovizna. A su alrededor la mayor parte de las rampas para subir a las aceras estaban, además de inundadas de agua, destruidas o desniveladas, por lo que prefirió quedarse en la calle.

El panorama es parecido en las aceras de las principales vías del Distrito Nacional, en donde los transeúntes tienen que hacer "malabares" para no tropezar con algún obstáculo.

El transitar diario de Mesa es "incómodo". Primero tiene que pagarle a un hombre para que lo baje de la segunda planta de su vivienda, porque vive solo, y luego se traslada hasta una parada de carros públicos en el sector San Carlos de la capital, pide ayuda a un buen samaritano para cerrar la silla y verifica si ocupan un espacio adecuado en el vehículo.

Cuando se desmonta dice que "pasa trabajo" por las irregularidades de las aceras.

"Todavía en este país no tienen en cuenta a uno, aquí el Gobierno está con la clase rica y no ayudan a uno ni nada, además uno coge lucha hasta para tomar un transporte porque ninguna guagua tiene rampa, todo es como a lo loco", expresa el hombre que quedó paralizado de la cintura hacia abajo después de contraer poliomielitis con tan solo un año de nacido.

La mala calidad de las aceras que recorre hacen que su silla de ruedas se destruya cada día más y teme que un día su vida corra peligro por chocar con uno de los hoyos o tornillos que se encuentra a diario, por lo que a veces decide rodar en la vía.

En un recorrido realizado por reporteros de LISTÍN DIARIO se pudo comprobar que en las avenidas Abraham Lincoln, Sarasota, 27 de Febrero, John F. Kennedy, entre otras, hay rampas habilitadas y otras señales para las personas con discapacidad, pero gran parte de estas se han ido deteriorando al punto de dificultar su uso.

Además se observaron levantamientos de las aceras, varillas en medio del camino, muros que obstaculizan el paso, postes eléctricos en el suelo, troncos de árboles y tornillos de vallas publicitarias que han sido desmontadas. Mientras que en otros casos solo colocaban el dibujo de paso en sillas de ruedas, sin embargo no hay forma alguna de cruzar de la calle a la acera, porque no han construido un enlace.

Incluso las personas que salen de centros médicos están expuestas a lastimarse con las irregularidades en las aceras. Así ocurre en el hospital pediátrico Robert Reid Cabral en donde justo al salir en una de las puertas ubicadas en la avenida Abraham Lincoln hay una señal de tránsito doblada en medio de la acera que impide el paso de los peatones.

"Las calles están más cómodas"

Williem Ruiz, a quien le faltan las dos piernas y está en silla de ruedas, dice que siempre hay letreros en medio de la acera y por tal razón prefiere ir a casa en medio de la calle. "Cuando uno va por la acera tiene que salir por la calle, porque uno encuentra un palo de luz, un hoyo o registros de compañías telefónicas abiertos", comentó el joven de 28 años mientras esperaba el cambio de semáforo en la avenida Abraham Lincoln.

CAMINAR POR SANTO DOMINGO ES UNA TRAVESÍA

Las personas no videntes también sufren al caminar por las aceras, como una mujer que prefirió mantenerse en el anonimato. "Uno en las calles tiene muchísimos inconvenientes porque las aceras están siempre rotas, también hay altos y bajos, muchas veces los árboles rompen las aceras y uno tiene que tener mucho cuidado, cuando estás en un parqueo tienes que tirarte a la calle y después para uno ubicarse otra vez es un lío", comentó la señora que se traslada a diario de San Miguel, en San Cristóbal, a su trabajo en Santo Domingo.

La mujer recuerda una caída que la marcó. En una ocasión caminaba por una de las aceras cercanas al Archivo General de la Nación, ubicado en la calle General Modesto Díaz, cuando encontró una franja de una construcción y cayó.

"Yo me caí en un hoyo, yo iba caminando por la acera del Archivo de la Nación y cuando subí a la acera me encuentro que hay una tremenda franja de una construcción que iban a hacer al otro lado de la acera, cuando bajé me devolví y pisé una tabla que estaba tapando un hoyo, me fui en un solo pie hasta después de la rodilla y no apareció nadie que me ayudara a salir, por lo que me paré como pude", manifestó.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (17783 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
320
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.