Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Los secretos de 'Wolfwalkers', la nueva joya de animación de Cartoon Saloon

28/02/2021 05:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hubo una época en que Irlanda era conocida como la tierra de los lobos. Hasta que la mano del hombre se impuso. En esos tiempos de leyendas, magia y guerras se ubica la nueva joya animada de Cartoon Saloon, Wolfwalkers , dirigida por Tomm Moore y Ross Stewart y nominada en los Globos de Oro 2021 a mejor película de animación.

Cartoon Saloon, el estudio responsable de preciosidades como El secreto del libro de Kells (2009) y La canción del mar (2014), ambas de Tomm Moore, además de El pan de la guerra (2017), de Nora Twoney, sigue empeñado en demostrar que la animación no es cosa de cuatro grandes estudios de Hollywod. Ahora, con Wolfwalkers, ha sumado fuerzas con Apple+ para ofrecernos una nueva mirada al folklore irlandés en la que han volcado todo su talento.

Wolfwalkers es la historia personal de una joven aprendiz de cazadora, Robyn Goodfellowe, que viaja a Irlanda con su padre para acabar con la última manada de lobos de la zona de Kilkenny cuando las tropas del temido Cromwell invaden la isla. Estamos en el siglo XVII y el protestantismo anglicano se expande a merced de las guerras de religión que también atacan las creencias paganas.

Entre enero y febrero de este año, la galería Butler de Irlanda organizó varias sesiones online con charlas del equipo creativo responsable de Wolfwalkers . El resultado, una apasionante inmersión en los secretos de la película de Tomm Moore y Ross Stewart que detallamos a continuación.

Ross Stewart cuenta que la película nació hace unos siete años, mientras se encontraban finalizando La canción del mar : "Su origen es una pregunta muy sencilla pero también muy difícil de responder: si algún día podríamos sentir empatía entre las especies del reino animal".

Con ese interrogante en la cabeza, el equipo creativo de la compañía volvió la vista hacia la mitología característica del país, como han hecho con los tres filmes anteriores: "Wolfwalkers también se basa en una leyenda, la de los legendarios hombres lobos de Ossory. No es una historia muy conocida, aunque recuerdo haber leído el cuento de niño", comenta Stewart.

"A partir de ahí, pensamos en un relato que siguiera al hijo de un cazador que se pasa de cazador a presa, y empezamos a desarrollar esta idea de que hubiera una especie de conexión espiritual entre los lobos y algunas personas", añade. "Queríamos darle la vuelta a la imagen del lobo como monstruo".

"Los mitos son una gran fuente de relatos, y, en este sentido, nuestra máxima influencia es el trabajo del antropólogo Joseph Campbell, que desarrolló la idea del mito moderno", explica por su parte Tom Moore sobre la influencia que tiene este reconocido experto de la mitología comparativa. "La obra de Campbell El héroe de las mil caras , donde expone sus ideas sobre 'el viaje del héroe', es como la Biblia de este campo".

Aparte de Campbell y sus ideas sobre el 'monomito', en Wolfwalkers se aprecian también rastros de otras influencias cinematográficas. " La princesa Mononoke , de Hayao Miyazaki; ¿Dónde está mi cuerpo? , de Jérémy Clapin; y El hijo de Rambow , de Garth Jennings, quizá la influencia menos obvia de todas, pero creo que la más importante", indica Moore. "De El hijo de Rambow me gustó mucho la peculiar historia de amistad entre dos niños ?uno muy bueno y el otro, un pieza? que cuenta. Quería que esta amistad fuera el núcleo narrativo de Wolfwalkers y no tanto el contexto histórico en qué sucede, la guerra civil 'cromwelliana'".

Wolfwalkers nos traslada a la Irlanda de la Mancomunidad de Oliver Cromwell, una de las etapas históricas más oscuras del país y de la historia de Reino Unido. "Cromwell siempre ha sido uno de los malos de la historia. ¡Al menos, para los nacidos en Cork!", exclama Moore.

"Cuanto más nos adentrábamos en la época, más nos dábamos cuenta del momento tan sombrío que vivió el país", cuenta William Collins, el guionista de la película. "Era muy interesante, pero queríamos contar una historia para que la disfrutara toda la familia, queríamos contar la historia de esta niña y no lo que sucedió durante el mandato de Cromwell", continúa. "Fuimos borrador a borrador quitando los elementos más siniestros y oscuros de la historia original, elementos de brujería y otros datos históricos y políticos, para acabar, ya en el noveno guion, con el relato definitivo".

Más sobre

Sin duda, un trabajo de reescritura paciente y, como dice Moore, de talante desprendido: "En animación hay que estar muy abierto a los comentarios de tu equipo. Hay que ser muy generoso".

"En un principio, Robyn fue un chico", cuenta Collins. "Escribimos hasta dos guiones con la protagonista como un chico y finalmente decidimos cambiarle el sexo porque la historia del viaje iniciático funcionaba mejor con una chica como protagonista", asegura.

¿Significa esto que detrás de Wolfwalkers hay un discurso intencionado sobre el empoderamiento femenino? "No teníamos ninguna intención de crear una película subtexto político", dice Moore. Por otra parte, "es obvio que la idea de la transformación emocional y vital de Robyn invita a imaginar lecturas de ese corte. A nosotros nos gustaba dejar abierta esa idea de manera intencionada".

En total, Wolfwalkers cuenta con más de 800 tomas y cerca de un millar de dibujos de fondo que hacen de esta película un ejemplo a seguir para los devotos del cine de animación en 2D. Ahora que la animación por ordenador está a la orden del día, el método artesanal de Cartoon Saloon supone una posición de resistencia y una marca de estilo que transforma la experiencia de ver sus películas en algo único.

"Todo el diseño está creado a mano, pero agilizar el rodaje utilizamos un paquete de software llamado TVPaint, que permite dibujar sobre la pantalla y, de este modo, mantener el espíritu más artesanal que creo que define Cartoon Saloon", detalla Moore.

Aunque Federico Pirovano es el responsable del diseño de personajes de Wolfwalkers , detrás hay un equipo al completo que se dedica a perfilar y mejorar esos dibujos para dotarles de movimiento cinematográfico. "Cuando entré en el proyecto, el diseño de Mebh y Robin estaba casi listo y mi tarea consistía en redefinir su imagen para adaptarlo a la pantalla", explica Sandra Andersen, del equipo de dibujantes.

"Qué un diseño esté casi listo no significa que esté concluido", alerta Andersen. "Hay mucho trabajo por hacer para darle a cada uno de los personajes dimensión cinematográfica. A veces, un diseño funciona muy bien en la hoja modelo, pero cuando empiezas a hacer actuar al personaje, siempre hay que hacer modificaciones. Necesitas darle volumen, porque los personajes se mueven en el espacio, y hay que jugar con los conceptos de volumen y bidimensionalidad", insiste la dibujante.

Según Andersen, el objetivo, en cualquier caso, "es lograr la mejor interpretación del personaje y conseguir gestos, poses y expresiones lo más fidedignas posible a su personalidad". "Ser animador es también ser un poco actor", afirma Svend Rothmann, supervisor de animación de Wolfwalkers , continuando las ideas de su compañera. "En la animación por ordenador es más difícil poner de uno mismo, y creo, en este sentido, que Wolfwalkers tiene un poco de cada uno de los la hemos realizado", concluye Rothmann.

Es imposible no alabar el preciosista dibujo de Wolfwalkers , la manera en que los distintos tipos de trazos y líneas sirven para definir a las protagonistas y los mundos en los que viven. Kilkenny, el pueblo de los humanos donde habita Robyn, se caracteriza por tener líneas rectas y colores fríos. Las calles están muy apretadas y resultan asfixiantes, tratando de representar esa visión tan poco abierta del pensamiento puritano de la época. "Nos inspiramos en las antiguas xilografías de antaño", dice Sandra Andersen.

Por el contrario, el bosque y Mebh, la niña-lobo pelirroja que se hace amiga de Robyn, presume de líneas curvas y orgánicas, teñidas de colores amarillos, naranjas y verdes brillantes. "Una de las inspiraciones para darle esa fuerza orgánica al mundo de Mebh fue la película Ernest & Celestine . Hay una escena en que una masa de ratas persigue a los protagonistas a lo largo de la ciudad y nos gustaba mucho la manera en que habían logrado ese trazo y esas formas del bloque de ratas moviéndose", explica Rothmann.

Con Wolfwalkers , Cartoon Saloon vuelve a la alfombra roja de la temporada internacional de premios con la gala de entrega de los Globos de Oro 2021, este domingo 28 de febrero, como primera parada. Compite contra Soul y Onward , de Pixar; The Croods: Una nueva era , de Dreamworks; y Más allá de la luna , de Netflix.

A las grandes alegrías que acompañan a la película se le suma una noticia, si no triste, como mínimo, importante. Y es que Wolfwalkers supone el punto y aparte de Tomm Moore y de Cartoon Saloon en su rol de revisionistas del folklore irlandés. "La película cierra una trilogía, formada por El secreto del libro de Kells y La canción del mar , en la que hemos revisitado este fantástico mundo de leyendas. Estoy convencido de que la nueva generación de animadores que venga detrás de nosotros será capaz de darle una nueva vuelta a este maravilloso material narrativo, pero, en mi caso, creo que ha llegado la hora de mirar hacia delante". Ojalá esta despedida venga regada de sus merecidos premios.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1042
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.