Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Los sindicatos denuncian que el Sepe no ha pagado a ningún nuevo parado desde agosto en Barcelona

10/11/2020 07:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Servicio Público de Ocupación Estatal (SEPE) lleva tres meses de retraso en el reconocimiento del paro y no ha pagado la prestación a ningún nuevo desocupado desde el 12 de agosto en la demarcación de Barcelona.

Este noviembre solo cobrarán los parados que presentaron la solicitud antes de este día. El alud de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) registrados durante el confinamiento.

En un inicio, la tramitación del paro era al día y la de los ERTE no. El organismo decidió "equiparar el retraso" de todos dos procesos y dedicar más personal a los expedientes. El ente aún ha de arreglar multitud de errores de la primera ola, en la que el 70% de los ERTE no entraban en el sistema.

Una trabajadora del SEPE que se dedica a capitalización, es decir, al pago único del paro, ejemplifica esta problemática. "Todo el organismo está colapsado. Me viene una persona que me pide la capitalización y cuando voy a mecanizarlo resulta que no tiene prestación porque no le han reconocido aún que la solicitó a finales de agosto. Así, yo no le puedo pagar. Tengo hasta 20 expedientes esperando a que se reconozca la prestación", explica Margarita Rico, representante de CCOO en el SEPE de Barcelona.

Deyker Castillo es uno de los barceloneses que se quedó sin trabajo en agosto y todavía espera recibir noticias de su paro. "Cuando llamé me dijeron que estaban gestionando las solicitudes de junio y que la mía se tramitaría en noviembre o en diciembre sin darme ninguna alternativa", lamenta.

Este trabajador del sector de los seguros se tuvo que "poner las pilas" y buscar "trabajo de cualquier cosa porque sino no podía vivir". "Estuve viviendo un mes de la liquidación de la empresa anterior pero era una miseria. Me busqué la vida y tuve la suerte de encontrar trabajo, pero imagina que no", explica.

El Ministerio de Trabajo asegura que el organismo trabaja "intensamente" porque les reduce el tiempo de reconocimiento de la prestación y augura que la gestión se agilizará este mes de noviembre porque "se han adoptado medidas de refuerzo" y demarcaciones con menos carga de trabajo dan apoyo a los territorios que tienen más presión, como Barcelona.

En concreto, el servicio estatal de ocupación cuenta con 100 funcionarios de ocho territorios españoles que están ayudando a tramitar las prestaciones de paro de los barceloneses. De esta manera, esperan deshacer la lista de espera y asumir este trabajo y las incidencias detectadas en los ERTE antes de finales de este mismo año.

Desde el inicio de la pandemia las listas del paro se han ido engrosando además en las comarcas barcelonesas. Una vez acabado octubre, había 351.676 parados, casi 68.000 más que hace un año. En comparación con el mes anterior, había 1.079 personas más apuntadas en los servicios de ocupación en Barcelona. El volumen de incremento es menor a la cifra total de afectados por ERTE. A finales de mes la Seguridad Social contaba con 105.850 personas afectadas por los primeros expedientes. A esta cifra se han de sumar los 79.826 incluidos en ERTE desde el inicio de las restricciones para combatir la segunda ola, que registra el Departament de Treball.

Este desajuste nace del colapso que provocó el alud de ERTE durante el confinamiento. Ahora, el organismo todavía tiene pendientes de arreglar multitud de errores de la primera ola de expedientes, en la que el 70% de los ERTE no entraban en el sistema por errores elementales como el formato de los documentos.

El 30% restante, que sí que eran admitidos, también daban problemas, ya que en seis de cada 10 datos de los trabajadores había algún tipo de error. En total, los empleados del SEPE tuvieron que gestionar centenares de miles solo en Barcelona. Por ejemplo, se encontró con que las empresas facilitaron hasta 60.000 cuentas bancarias que no existían.

Aún faltan por arreglar "un volumen importante" de prestaciones que se tendrían que haber denegado, cobros indebidos y comunicaciones erróneas de periodos de actividad del trabajador pero, en cambio, todos los impagos de los que tenían constancia se han arreglado, porque han sido una "prioridad".

Los empleados aseguran que el sistema para modificar una prestación ERTE es delicado y los cambios se han de aplicar manualmente.

En Barcelona, el SEPE también ha pagado más de 90.000 complementos por hijo a cargo, un plus que aumenta el tope de 1.098 euros que puede cobrar un trabajador en ERTE hasta los 1.245 euros si se tiene un hijo y hasta los 1.411 si se tienen dos o más.

En la segunda ola, el servicio estatal de ocupación ha introducido cambios para simplificar el proceso de tramitación de expedientes. Desde el 16 de octubre, el organismo tan solo ha identificado un 6% de errores en las prestaciones de los ERTE que, según Treball, tendrán que cobrar 106.000 personas más. La mayoría de los afectados por los cerca de los 16.000 ERTE nuevos a raíz del cierre de bares, restaurantes, centros de estética, espacios culturales o comerciales sí que cobrarán este mes de noviembre.

Las 7.000 incidencias detectadas en la segunda tanda de expedientes se han repartido entre los trabajadores y se ha arreglado "todo" lo que podía hacer el SEPE antes del 31 de octubre. El sistema se cerró un sábado a las 12 de la noche, ya que el organismo dejó la posibilidad de trabajar "voluntariamente" y sin cobrar para poder tramitar los pagos al máximo número de trabajadores, según los sindicatos. "Aunque no te paguen nada sabes que las nóminas dependen de ti y te conectas", afirma la delegada de CCOO en el SEPE, Margarita Rico.

Los trabajadores denuncian que han perdido "completamente" la normalidad y que sufren "un nivel de estrés increíble" que tendrá consecuencias para su salud mental, asegura Rico. Según dice, los empleados que hacen el trabajo desde casa lo hacen con su propio ordenador y pagan el coste de la línea de teléfono y del wifi. "Si no tienes medios, esta medida de salud laboral no te afecta y trabajas desde las oficinas", señala la delegada sindical.

Los empleados del SEPE denuncian que faltan "más manos" porque la plantilla está envejecida y ya era insuficiente antes de la pandemia, asegura Rico. Del mismo parecer es Enric Medina, miembro de la Junta de Personal de la CGT y trabajador del SEPE. "La sensación es que esto no acabará nunca", reconoce este empleado de Granollers preguntado sobre cuando cree que dejarán de arreglar incidencias de la primera tanda de ERTE. Reconoce que esta segunda ola se ha enfocado "de una manera más razonable" y que provoca "menos incidencias". Con todo y con eso asegura que "la cifra de personas afectadas por ERTE es brutal y es imposible llevarlo al día".

"Antes, cuando presentabas el paro, cobrabas al mes siguiente. El cobro iba al día. Ahora se ha descontrolado totalmente por el alud de trabajo que hay y no somos suficientes para poderlo resolver. Esto nos presiona como trabajadores porque somos conscientes del trabajo que estamos haciendo", remarca Medina. Según dice, los 70 empleados temporales que se contrataron en Barcelona "se han notado" pero se han dedicado a "cuestiones elementales" y no han podido trabajar al 100%. Con todo y con esto, alerta que el contrato de estos eventuales acaba en diciembre y "no está claro" que los renueven.

Para mejorar el servicio de atención, ha entrado a trabajar una empresa que atenderá llamadas de los usuarios del SEPE. Medina se pregunta si esta medida será efectiva y cree que habría sido mejor destinar el dinero a contratar más personal cualificado. "Si no me puedes solucionar el problema de mi prestación, no me sirve de nada que me cojas el teléfono". ha asegurado.

Los sindicatos valoran esta contratación como un paso positivo para las personas paradas y en ERTE ya que una de sus denuncias desde el inicio de la pandemia es la falta de comunicación del organismo. "Los trabajadores se han visto sin ningún tipo de respuesta, gente que ha estado horas y horas llamando por teléfono, intentando enviar mails, pidiendo cita por Internet, y ha sido imposible contactar. Gente que no cobra, que no sabe porqué no cobra ni cuando cobrará y encima sin respuestas. Era una situación límite", explica Núria Gilgado, secretaria de Política Sindical de UGT Catalunya.

Además, la sindicalista también ha lamentado que el Ministerio de Trabajo, de quien depende el SEPE, asegure que la problemática con las prestaciones está prácticamente resuelta cuando "aún hay muchísima gente que lleva dos o tres meses sin cobrar".

"Llevamos muchos meses diciendo que estaba todo solucionado y que solo quedaban unas pequeñas incidencias y que todo el mundo estaba cobrando en tiempo y forma, y después hemos detectado que no es real", ha añadido.

De hecho, la plantilla del SEPE ha visto atónita las declaraciones optimistas del ministerio que encabeza Yolanda Díaz, cuando ellos se veían obligados a hacer jornadas de 12 horas y todavía no daban al abasto. "Para mi, el ministerio va por un lado y la realidad va por otro", sintetiza Margarita Rico.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1089
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.