Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bkowalksi escriba una noticia?

Diez situaciones que experimenta tu hijo cuando se marcha a estudiar a Estados Unidos

28/08/2015 07:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

AGM Sports, que gestiona becas para más de 600 estudiantes españoles en EEUU, recoge en un decálogo las inquietudes de los jóvenes –y sus padres- en su primera experiencia fuera de casa

Cumple 18 años, empieza la universidad y decide que quiere hacerlo en EEUU. Es tu hijo y es mayor de edad, así que aunque duela en el corazón tienes que aceptar su decisión. ¿Te has preguntado qué va a ocurrir mientras esté solo en la universidad a más de 6.000km?

AGM Sports gestiona ayudas para unos 600 estudiantes españoles –más del 25% de los jóvenes españoles que cursan estudios universitarios de grado- que han decidido dar el paso de estudiar en uno de los sistemas educativos más avanzados del mundo. Por ello, hablando con padres y alumnos, ha recopilado diez situaciones que afectan a los estudiantes antes de cruzar el océano y durante su paso por EEUU:

  • Miedo escénico ante el cambio: aunque el joven sufre un miedo tremendo desde que empieza a pensar en la decisión que ha tomado –por primera vez vivirá fuera de casa y lejos de familia y amigos-, el futuro que se le presenta es muy prometedor durante los cuatro años de universidad y sabe que se le abrirán muchas oportunidades personales y profesionales.

 

  • Una carrera universitaria sin los agobios por el título: muchas veces el estudiante no tiene la madurez suficiente como para decidir qué estudiar o no tiene del todo claro a qué le gustaría dedicarse en un futuro. En España, el estudiante decide su camino al terminar bachillerato pero la estructura del sistema educativo universitario en EEUU permite a los alumnos cursar una serie de asignaturas comunes el primer año antes de decidir qué grado cursar.

 

  • Los primeros pasos para un futuro profesional brillante: cuando los chavales terminan los estudios universitarios, regresan con una formación excepcional, el prestigio de la graduación en una universidad americana, la experiencia y el bagaje impresionante en un entorno internacional y totalmente bilingües. Unos elementos que encajan muy bien con los perfiles de trabajo que buscan las empresas.

 

  • El deporte como valor diferencial: el sistema universitario americano valora muy positivamente la combinación de deporte y formación, por lo que el estudiante puede compatibilizar perfectamente los entrenamientos de alto nivel con los estudios. Además, las empresas reconocen el mérito de los estudiantes deportistas que han aprendido valores como el trabajo en equipo, espíritu de sacrificio, capacidad de concentración y salir adelante en situaciones complejas…

 

  • Acceso a otras culturas y experiencias diferentes: muchas veces, los estudiantes se mueven con personas muy similares a sí mismos en España. Al cambiar de aire, conocerán a compañeros procedentes de todo el mundo, lo que les ayudará a crecer intelectualmente, conocer otras costumbres y culturas y desenvolverse en entornos internacionales.

 

  • Cambio de mentalidad hacia un mundo adulto: el hecho de vivir solo y lejos de la familia hace que el niño madure y se haga responsable mucho más rápido que si estuviera en la casa familiar donde se tiende a una mayor protección.

 

  • Decisiones fundamentales que se toman en el día a día: el estudiante aprende a ser resolutivo al tener que tomar decisiones por sí mismo sin ayuda de los padres. Al principio, cualquier incidencia –elegir dónde vivir, repartir horas de estudio y ocio, gestionar los recursos, …- parece el fin del mundo, pero el estudiante rápidamente gana confianza en sí mismo.

 

  • Echando de menos la rutina española: siempre se ha dicho que nos damos cuenta de la importancia de las cosas cuando nos faltan. El joven, al verse lejos de su entorno cercano, aprenderá a echar de menos y a valorar lo que deja en casa, sobre todo a la familia, los amigos… y la comida.

 

  • Más comunicación con la familia: lejos quedan los tiempos de las postales y las llamadas a cobro revertido. Parece contradictorio, pero gracias a los nuevos sistemas de comunicación, como Skype, Facetime o WhatsApp, los padres hablan incluso más a menudo con sus hijos que cuando están en casa.

 

  • Padres orgullosos: cuando la familia va a visitarle a EEUU, el estudiante demuestra todo lo que ha aprendido y cómo los valores que le han inculcado le hacen convertirse en un adulto del que toda la familia se enorgullece.

 

Es cierto que es muy duro ver cómo se marcha tu hijo de casa para estudiar en EEUU, pero cuando me conecto con él por Skype y le veo tan feliz, veo que es increíble la experiencia que está viviendo y me da mucha envidia no haber podido hacerlo yo”, afirma Mercedes Ortega, madre de Javier Martín, que estudia International Business en Westminster College y entrena baloncesto.

Darte cuenta de cómo tu hijo empieza a desenvolverse solo, madura, es capaz de tomar decisiones por sí mismo y toma conciencia de la importancia de su formación para poder tener acceso a un futuro prometedor es algo muy tranquilizador, tanto por el orgullo que nos produce ver la evolución de nuestro hijo como por la satisfacción de comprobar que hemos hecho correctamente nuestro trabajo como padres”, asegura José Antonio Balbás, padre de Adrián Balbás, que estudia Business y entrena golf en Davenport University.

Para conocer las opiniones sobre algunos padres cuyos hijos están estudiando en EEUU, se puede visitar el vídeo http://we.tl/OgSiB2v7hy.

Las becas que coordinará AGM Sports durante el curso 2015/16 tienen un valor de más de quince millones de dólares y cubrirán, durante los cuatro años, los gastos académicos, incluyendo matrícula universitaria, tasas o libros, el alojamiento y la manutención para los más de 230 jóvenes que han decidido estudiar en universidades y high schools de EEUU el próximo curso, a los que se añaden 400 jóvenes que continúan con su formación universitaria iniciada hace ya uno, dos o tres años. La beca media por estudiante se sitúa en más de 21.000 dólares por curso, a lo que hay que añadir todos los gastos deportivos que corren a cargo de las universidades: desde material deportivo hasta entrenamientos, fisioterapeutas, nutricionistas y viajes a competiciones universitarias dentro de Estados Unidos.


Sobre esta noticia

Autor:
Bkowalksi (1191 noticias)
Visitas:
1298
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.