Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Agorafs escriba una noticia?

Cómo la sociedad percibe a los traductores profesionales

21/04/2016 02:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Te has planteado aunque sea una sola vez de qué forma la sociedad ve a los traductores? ¿Están destinados a una permanente conexión amor-odio?

Se da la paradoja de que este mundo tan globalizado necesita cada vez más los servicios de traducción, pero a la vez se minimiza hasta extremos deshonrosos la labor del traductor. Estas son preguntas que recientemente me he planteado. La imagen del traductor profesional que despide el espejo de la población es una herramienta realmente válida para entender la circunstancia de esta profesión.

Cualquier persona que haya penetrado mínimamente en el sector de la traducción profesional ha podido comprobar la falta de conocimiento y de miramientos que hay para con los traductores. ¿Cuántos traductores han tenido que resistir con sorpresa, y también cólera, afirmaciones relacionadas sobre las tarifas desproporcionadas rozando al timo o bien las dudas acerca de su aptitud profesional? Es probable, que si hubiese un recuento a este respecto, arrojaría un desenlace cercano al 100 % de traductores a los que en algún instante les ha tocado vivir este tipo de escenarios.

traductores profesionales nativos

No procuro socavar en exceso esta cuestión, hay algo que realmente pesa como una losa en el quehacer diario de un traductor: el intrusismo desvergonzado. ¿Por qué razón cualquier persona con un exiguo de entendimiento académico se ve apto para realizar una traducción? Mas, lo peor está por llegar… ¿Por qué repiten contratando a estos inexpertos que mienten con arrogancia en cada una de las traducciones que entregan? Las motivaciones de los empresarios a la hora de contratar a este género de servicios ceden a cuestiones afines con la mal entendida economía del ahorro. Con este género de acciones, la faceta del traductor profesional queda minimizada y en cuestión.

El traductor es un mediador entre culturas

Con dichas prácticas anticompetitivas, el mercado se rompe, se desprecia y entra en una indómita espiral de rivalidad cercana al canibalismo profesional. En un mercado tan oscuro es muy complicado competir en condiciones de igualdad con postulantes que están dispuestos a cobrar 2 céntimos por palabra. Los complejos que cargan deben superarse, primeramente, con una sistemática a nivel universal que consienta instaurar una competencia imparcial. Pero, el giro más penetrante en esta directriz autodestructiva debe generarse en el fuero interior de todos y cada uno de los traductores profesionales.

¿Por qué en las universidades no se imparten materias sobre la deontología y moral en la traducción profesional? Tal vez eso facilitaría conocer que el indiscutible cambio se inicia por uno mismo y no estamos en una situación de pedir cuando demasiados de nosotros no practicamos los requerimientos éticos estipulados.

Después de todo, el traductor no tiene capacidades exclusivamente lingüísticas sino interviene como oyente aventajado de todo cuanto pasa a su alrededor. Simulamos ser como los conductos comunicantes que dirigen la comprensión entre las distintas sociedades. ¿Se puede trabajar en algo más grato?

En un mundo cada vez más globalizado la necesidad de traductores profesionales va en aumento


Sobre esta noticia

Autor:
Agorafs (1 noticias)
Visitas:
2316
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.