Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

Tablachos y puertas al bosque

02/01/2015 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Espero equivocarme pero, por muchos años, España solo será un país para viejos -pensionistas-, discapacitados, funcionarios, desempleados, mileuristas, turistas, indigentes y grandes fortunas

 

La economía española se ha petrificado y solo cabe esperar una deflación y atonía a la japonesa para los próximos diez años, como poco.

Con un déficit del 100% equivalente al billón de euros, siendo muy optimista, España podrá afrontar únicamente el pago de los intereses y, con mucha mucha suerte y disciplina fiscal, unos incrementos de la deuda en torno al 03% anual.

De poco sirve que hayamos ganado competitividad, o que, en términos relativos, España sea el primer país del mundo en recepción de turismo, o que las exportaciones estén creciendo, los políticos, de la mano de los legisladores -el parlamento- y aplaudidos por las autoridades monetarias -B España, BCE, FMI- han petrificado el necesario dinamismo de las estructuras económicas y nos han abocado a lustros de atonía y crisis, si PODEMOS no nos instala directamente en la bancarrota, a la griega.

La obsesión por la recaudación tributaria, por evitar el fraude fiscal, por controlar hasta los pensamientos de los sujetos pasivos -antes, ciudadanos- y sus actividades, compras, viajes y movimientos, nos ha instalado en un marco de crecimiento y recuperación imposibles. Espero equivocarme pero, por muchos años, España solo será un país para viejos -pensionistas- funcionarios, desempleados, mileuristas, turistas, indigentes y grandes fortunas. El resto, una mayoría, los que trabajan como autónomos o en la empresa privada y aspiran a ganar más de mil euros y progresar y hasta vivir desahogadamente, ya pueden hacer las maletas y emigrar porque no hay esperanza para ellos.

Que la presión tributaria en este país es insoportable y propia de un infierno fiscal, no es nuevo. Hasta tal punto es así, que la estampida de deportistas, artistas, profesionales y ejecutivos en pos de la residencia en otro país -al lado de este, cualquiera es Paraíso- es imparable. Más aún desde el arribo del gobierno del PP al poder. Increíble pero un hecho incontestable. Ahora, por razones puramente electoralistas, el gobierno ha impulsado y aprobado una reforma puramente cosmética, que acaba de entrar en vigor, pero no resuelve, ni de lejos, las gravísimas ataduras y anquilosamientos que impiden crecer y crear empleo y riqueza. Y como la historia nos demuestra que para rectificar, a veces las cosas se tienen que caer, de ahí que sostenga que quizá no sea tan mala la irrupción de PODEMOS en una futura y eventual coalición de gobierno.

La economía en España se ha petrificado

A fuerza de corrupción y ejemplarizar con personajes mediáticos, han conseguido que manejar y mover dinero en efectivo, con tarjeta o transferencia, dentro o fuera, sea poco menos que tarea imposible y, en todo caso, presunta corrupción, defraudación, evasión o blanqueo.

La demonización es tal, que son legión los que han cancelado sus cuentas en el extranjero. Poco importa que fuera dinero legal y que pagó impuestos aquí. Es un escándalo, poco patriótico y, sobre todo, te coloca en el punto de mira de la inspección para siempre.

La autorización para el envió de capitales al extranjero -muy utilizada por los inmigrantes- se restringió hace tiempo a un máximo de 3.000€, al trimestre!!!! Los pagos y movimientos de efectivo, se limitaron a 2.500€. Cualquier escritura notarial -dizque para prevención del blanqueo- requiere informar sobre los propietarios del capital y, aunque se pague con cheque, detallar las cuentas y sus titulares. Los usos de tarjetas de crédito -las últimas las 4B- ya el Tribunal Supremo acaba de obligar a dar el detalle de uso de las mismas, etc. etc. Poco importa que en España volviera a fluir el crédito, porque el dinero no correría. Los políticos han colocado todos los “tablachos” pero lo han hecho aguas arriba y por tanto, solo cabe esperar falta de agua y sequía hasta que los levanten.

Hasta la misma economía sumergida, la que siempre representó un importante pedazo del PIB, la economía de subsistencia, del trueque, la colaborativa, la de los que nunca podrán acceder al mercado de trabajo o a montar una empresa, por su falta de papeles y requisitos, presencia, preparación, idoneidad, exclusión social, etc. renquea y languidece asfixiada por los múltiples controles de los carpinteros, es decir, aquellos que -desde su relajada posición de empleados públicos- parece que solo viven y trabajan para poner puertas al bosque de la actividad doquiera esta quiera asomar o repuntar. La más reciente, la paralización de la actividad de UBER en España, pero no será la última.

Hasta la economía sumergida renquea y languidece

AscoHastaLaNáusea


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (267 noticias)
Visitas:
1649
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.