Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Tarde, pero muy necesario...

24/01/2015 21:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Control de cuentas en el Estado, camino a la ansiada transparenciaimage

La República Dominicana ha vivido por largos años un desorden administrativo que solo ha beneficiado a funcionarios inescrupulosos y perjudicado la sociedad. Este desorden no es responsabilidad de uno, sino de todos los gobiernos que han agotado jornadas de administración pública en los últimos lustros bajo la ausencia de un gasto de calidad.Los gobiernos de muchos países hacen un esfuerzo por reflejar en sus actos oficiales la vida democrática y han ido cediendoen algunas áreas a un reclamo que poco a poco se va convirtiendo en una cultura universal, y es la "transparencia".La República Dominicana, no es una excepción, y en los últimos años se han encaminado acciones para ir transparentando las áreas oscuras del ejercicio presupuestal, aunque todavía persiste en la percepción la existencia de una cultura generalizada hacia la corrupción. Los cabos sueltos, las debilidades institucionales, la ausencia de reglamentos en las leyes que tienden a controlar el dispendio, son todavíaun reto para los gobiernos. Seguimos entre los países señalados por Transparenia Internacional como débiles en el control del gasto y donde los casos de corrupción aún persisten. Sin embargo, hay que decir que desde hace unos años en algunas áreas nos encaminamos a cada vez más organizar el gasto y alcanzar la transparencia.La sociedad nacional, los organismosinternacionales han estado exigiendo allende los mares medidas más fuertes, más institucionales y sostenibles, vinculantes tal vez, para corregir y evitar los casos de corrupción.Tenemos que adoptar como cultura desde el Gobierno, el gasto de calidad, la rendición de cuenta y la supervisión permanente del uso de los fondos públicos por parte de los incumbebtes en los cargos públicos.Tenemos por ejemplo la ley 311-14 sobre Declaración jurada de Patrimonio, pero maliciosamente se ha dilatado la construcción el reglamento para su entrada en vigencia con toda su fortaleza. Esa brecha es aprovechada por funcionarios para evitar cumplir esta legislación y hay que estrle recordando a los funcionarios que tienen que depositar el informe sobre el patrimonio antes de asumir los cargos, dejar que se conozca lo que ganan, como una manera de que se quede en el ejercicio gubernamental el Sistema Nacional de Automización y Uniforme de Declaraciones juradas de Patrimonio.Es una de las formas de ir reduciendo la ocurrencia en el Sector Público de los casos de corrupción administrativa.En muchas áreas se ha estado haciendo licitaciones para las compras gubernamentales. La Junta Agroempresarial Dominicana, una organizaión no gubernamental privada ha sido encargada de manejar por ejemplo la bolsa agropecuria, para controlar la entrada de importaciones que afecte a los productores.El Gobierno ha ido construyendo portales donde se publican nóminas y sueldos de los funcionarios.La Cámara de Cuentas audita algunas áreas con celo profesional. Se trabaja y se avanza en la eliminación de la "discrecionalidad" que tienen titulares de instituciones públicas para el manejo de más de 20 mil millones de pesos que captan de forma directa y depositan en cuentas separadas.Como ha explicado el viceministro Luis Reyes Santos este año dentro del presupuesto, las institucione tendrán que depositar los recuros que capten en una "Cuenta Única del Tesoro" y girar sobre estos fondos, cumpliendo normas propias de otras asignaciones.Deberán esas instituciones depositar en el capítulo unos 10 mil millones como parte de los recursos que gestionan y que estaban gastandode manera discrecional y xin rendimiento de cuentas.Se aspira a que on este mecanismo unos 20 mil millones del presupuesto sean transparentados en su uso.Hay un registro de los suplidores del Estado debidamente matriculados y con lo que se ha estado jugando a la democratización, ya que esos negocios con los gobiernos estaban secuestrados por grupos antiguos y permitía hacer compras discrecionales y sin licitaciones.El Preidente Danilo Medina ha autoaplicado medidas de austeridad para tratar de aplicar un gasto de calidad. Como el orden se logra desde el caos, desde el desorden, aspiramos todos en la sociddad que esta y otras medidas pendientes, con el tiempo y en forma sostenible vayan sacado a la República Dominicana de las listas de países corruptos y débiles institucionalmente. Ha sido tarde, pero necesario. Tarde, porque hace décadas que convivimos con estos vicios presupuestales. Pero tenemos que preguntar, qué va a pasar con aquellos gastos que se hicieron sin las normas, sin los controles, sin los esfuerzos que se van aplicando en algunas áreas del gasto presupuestal de los dineros públicos y que ha permitido a muchos "chancletudos" exhibir en forma irritante fortunas, a costa de los fondos públicos, que ha posibilitado el "enriquecimiento ilícito". ¿Qué vamos a hacer con los responsables?. ¿Más "borrones y cuentas nuevas"?. Recordamos de un ex-presidente que hace menos de 10 años llegó a decir que la corrupción en la administración pública dejaba escapar no menos de 30 mil millones anuales. Si podemos corregir esto, estaremos aprovechando mejor en la devolución a los ciudadanos en servicios del sacrificio fiscal.Tenemos aún que solucionar los privilegios que se otorgan a sectores ricos que han crecido en fortunas a costa del Estado unos y evadiendo impuestos otros.Los estímulos a los sectores económicos pueden funcionar por un tiempo, pero no todo el tiempo como se ha estado haciendo en la República Dominicana, donde para "cuadras las cuentas", para responder a la demanda de la deuda social acumulada, se ha tenido que estar endeudando el país, algo que ya nos advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya que todos los agentes saben que el endeudamiento no debe pasar del 20 por ciento del PIB y nosotros, hemos superado el 50%.Si queremos definir el tipo de país que queremos, transparentar los actos administrativos y mejorar las recaudaciones, safándonos de los privilegios ancestrales, tenemos que comenzar ya, para cada vez irnos safando de la trampa, del círculo vicioso del endeudamiento externo y podamos programar la lucha efectiva contra la pobreza que afecta a entre cuatro o 6 millones de dominicanos.

Más sobre


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
347
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.