Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Los mejores tejidos para protegernos del frío extremo

12/01/2021 02:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Además de una península teñida de blanco, la borrasca Filomena nos ha dejado un frío extremo al que no estamos acostumbrados en la mayoría de las localidades de España. Para combatirlo, además de salir de casa lo menos posible y alimentarnos correctamente, debemos vestirnos con la ropa adecuada para mantenernos calientes. Aparte del tipo de prenda, lo más importante es que estén elaborados con tejido adecuados para mantenernos calientes. Estos son algunos de los más efectivos.

Lana

La lana como tejido de abrigo está presente desde el neolítico, y miles de años después sigue siendo utilizada con el mismo fin. Además de un excelente aislante, absorbe la humedad, es resistente, elástica y muy cómoda de llevar. El único 'pero' es que a muchas personas les pica e incluso puede producir alergias, por lo que es mejor poner las prendas de lana sobre una primera capa pegada a la piel. Además, hoy día es difícil encontrar prendas de lana 100%, pues la mayoría de las ocasiones se combina con otros materiales como algodón o poliéster. Cuando no es 100 natural es menos eficaz frente el frío.

Las lanas pueden ser de cabra, oveja, vicuña o alpaca, la más suave, fina y que menos alergias produce. La más cálida y suave, y también la más cara, es la de cabra cachemira.

Paño

El paño es ideal para protegernos del frío, pues es ligera, aislante y suave, por eso la encontramos en todo tipo de prendas de exterior, sobre todo abrigos y chaquetas. Puede ser sintético y estar hecho con tejidos naturales como la lana, sintéticos como el poliéster, la viscosa o el elastán o ser una combinación de ambos. El muflón es un tipo de paño más grueso y aún más eficaz contra el frío.

Franela

La franela es una tela suave hecha de algodón, lana, poliéster o mezcla de ellas que se caracteriza por tener una cara con un tacto velloso, fruto de habar cardado el tejido. Su suavidad. Es aislante, ligera y suave y la encontramos sobre todo en prendas como camisas, forros, pijamas... y también en sábanas.

Nylon

Este tejido sintético lo encontramos en muchas prendas de abrigo, pero sobre todo es el tejido sintético por excelencia de las camisetas térmicas que se llevan pegadas a la piel. Es muy fino, no genera transpiración y es una excelente opción para poder mantenernos calientes sin usar demasiadas prendas.

Poliéster

Al igual que el nylon, el poliéster térmico lo encontramos en una gran variedad de tejidos, como el polar, la franela... Además, se utiliza mucho en la ropa interior térmica y en la deportiva debido a su transpiración.

Polar

Muy popular desde hace unos años, el forro polar es un tejido sintético -generalmente poliéster- que simula el tacto de la lana, pero que es mucho más ligero y casi tan eficaz contra el frío como esta. Además, se seca muy rápido y no produce alergias. Lo encontramos sobre todo en partes de arriba, como chaquetas o chalecos, pero también en pijamas. Es un tejido recomendado como segunda o tercera capa, no para ir pegado a la piel.

Pana

Otro clásico desde hace años es la pana, un tejido, generalmente hecho de algodón -a veces de lana- cuyo grosor, consistencia y suavidad lo convierten en una tela ideal para los días más fríos. Aunque puede verse también en chaquetas, lo normal es utilizarlo en los pantalones.

Telas de pelo

Generalmente sintéticas -más baratas y sin que tenga que sufrir ningún animal- el pelo sintético está presente en muchas prendas de abrigo, sobre todo en chalecos o en las capuchas de los abrigos, y suponen una ayuda extra para combatir el frío.

Si además de frío, el clima es húmedo, hay nieve o llueve, los tejidos impermeables y de plumas son los mejores. Como no transpiran bien, lo ideal es combinarlos con prendas que sí transpiren debajo, como la lana, el forro, etc.

Por muy eficaz que sea un tejido, con una sola capa no basta para mantenernos calientes y aislarnos del frío y la humedad. Lo ideal son tres.

En la primera capa deberemos llevar ropa ajustada, elástica, fina y transpirable. A poder ser, que tenga más menos costuras posibles para que sea cómoda.

En la segunda capa deberemos optar por prendas más sueltas de tejidos que protejan del frío del exterior, que recoja el calor que desprende el cuerpo y que transpiren, como la lana, el polar, la franela, etc.

La tercera capa es la que estará en contacto con el exterior, es decir, abrigos, parkas, plumas... Las telas en este caso también son muy variables, desde el paño hasta telas impermeables para proteger del viento y la humedad.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
687
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.