Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Tema editorial

23/05/2013 06:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

DESALOJOS Y POLÍTICA RESPONSABLE

image

Por J. Modesto Rodríguez

Con frecuencia, se registran denuncias sobre desalojos de familias pobres de lugares que habían ocupado por generaciones o por años. La propiedad privada está protegida por las leyes en el país, eso está claro. Los derechos adquiridos, también deben protegerse.Sin embargo, hace falta en el país delimitar situaciones alrededor de lo que es el tema de la propiedad y las ocupaciones.Miles y miles de tareas de terreno han sido robadas al Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y al Instituto Agrario Dominicano (IAD). Sus reclamantes como propietarios privados, han invertido cuantiosos recursos para apropiarse con el respaldo de abogados que por pesitos se han prestado a legalizar el desfalco público. Pero si el Estado no es capaz de reclamar su jurisdicción inmobiliaria frente al usufructo irregular de terceros, ese es su problema; es en instancias del Estado donde se han cometido las irregularidades legalizadas, por demás, tribunales y registros inmobiliarios.Eso se ha convertido en una cultura, de manera que todas las tierras que antes eran reconocidas como de propiedad del Estado, hoy aparecen "tituladas". El caso se reproduce en casi todo el territorio nacional. Las tierras que formaban parte del patrimonio nacional, sencillamente han ido desapareciendo de la jurisdicción estatal, igual que otros bienes, ante la mirada indiferente de las autoridades, que son muy diligentes, cuando quien busca disponer de las cosas estatales es un pobre. Cuando estas tierras en ocasiones son ocupadas por familias pobres, aparece el auxilio del Abogado del Estado y la Fuerza Pública y un Procurador Fiscal para hacer "valer el derecho de propiedad" a personas que no pueden demostrar a quién le compraron y si compraron, si el que le vendió tenía las depuraciones catastrales y legales para hacerlo, y simplemente a tiros y bombazos lanzan a las calles a familias de las más pobres del país.La población se ha duplicado desde el 2005 y hoy tenemos registrados más de 10 millones de habitantes y de ellos una población pujante que va demandando espacios en la medida que se hacen adultos. La tendencia es que los que van formando una familia y no tienen recursos para sostener costosos alquileres, busquen 100 a 200 metros, a veces menos en terrenos que consideran o tienen noticias de que son del Estado. El fenómeno ha sido de tan alto contenido social, que el propio Gobierno ha debido ordenar mediante decreto a una Comisión Especial que se encargue de titular a los ocupantes por encima de 5 años de pedazos de terrenos bajo su jurisdicción.Los desalojos que hacía tiempo no eran registrados en los diarios, han vuelto y en los alrededores de la provincia Santo Domingo. Todo el que necesita sostener un empleo como doméstica, vigilante, empleado privado o público, necesita vivir o en la ciudad, lo cual es imposible para las nuevas familias, o cerca de la ciudad. Y esa población busca espacios en terrenos considerados del Estado porque pertenecen o pertenecieron al CEA o al IAD. Cuando ya consideran que se han establecido, llega la sorpresa del desalojo, a cualquier hora, hasta de madrugada; aparece un propietario que ha sido apoyado por las autoridades, reclamando que le desocupen sus terrenos acompañado de contingentes policiales, de un fiscal en algunos casos y de un aparato destructor como un tractor a destruir casuchitas a la gente pobre. El caso es dramático porque madres embarazadas y niños, ancianos a veces, tienen que salir huyendo ante el ataque, como si fueran extranjeros en su propio territorio. Algo parecido a ocurrido este lunes 21 en el poblado de Pedro Brand, un municipio al Oeste de la provincia de Santo Domingo. En Pedro Brand, hay un problema muy especial. La mayoría de las tierras son del Estado, para igual, han sido declaradas como propias por políticos y comerciantes, empresarios, militares, etc.Al estar situado a 28 kilómetros en las afueras de la capital, Pedro Brand es un lugar atractivo para chiriperos, obreros de la construcción, empleados privados y domésticas que han asumido compromisos laborales en la ciudad. La población se ha triplicado en menos de 10 años. Hay poca oferta de habitaciones y quienes necesitan estar en este municipio para cumplir horarios en sus centros de trabajo, buscan la manera de establecerse en el lugar. La vocación de crecimiento de Pedro Brand, atravesado por la Autopista Duarte, es hacia los laterales, donde están las tierras estatales.El IAD hace tiempo que abandonó unas mil tareas de terrenos, las cuales adjudicó, mediante la modalidad de "parcelas" a supuestos parceleros, que posteriormente, como son terrenos de baja calidad para la agricultura, la cedieron en venta a compradores con recursos, incluso se habla de que hasta narcotraficantes se han establecido en la parcela 2 Reformada del IAD. Algunos andan huyéndole a la ley y las tierras han sido ocupadas por familias sin hogar y han levantado sus casitas para alojarse.Muchos parceleros o asignatarios han fallecido y sus familiares no tienen interés en esas tierras y el crecimiento de Pedro Brand se va concretizando hacia los laterales. Muchas parcelas, nunca han recibido la agregación de valores por sus asignatarios y están ahí abandonadas. Lo más lógico es quien las necesite para vivir la ocupen y es lo que ha ocurrido. El IAD que es la instancia que debía investigar o regular eso, no muestra interés. Pues resulta que han aparecido algunos " dueños" ha desalojar en forma violenta a los ocupantes y se han cometido atropellos e injusticias que afecta a niños y madres embarazadas que hoy andan alojados en casas de amigos y vecinos.Un parcelero o adjudicatario identificado como Ramón Rodríguez, hace 15 años que recibió del IAD una porción de algunas 10 tareas, pero nunca le ha agregado valor ni vive en ella, como hace la mayoría de los asignatarios y esperan que pase el tiempo para luego lotificarlas y hacer fortunas. Ramón Rodríguez tras los años de abandono de su parcela, aparece con un contingente policial a cuyo comando andaba un coronel de la policía y un tractor, tal y como hacen los terratenientes. A tiros, bombazos y un tractor detrás destruyó unas 50 casitas e hizo huir a un centenar de infelices, mujeres corriendo con sus niños y ancianos a pasos cómo le permitían sus años.Escenas como esta no podemos permitirlas porque son injustas e ilegales. Aquí es que hacemos el llamado para que haya una intervención política responsable. De esos terrenos sin uso que abundan en la parte Sur-lateral de Pedro Brand, el Gobierno debería sensibilizarse y levantar un proyecto habitacional de bajo costo para esas familias que hoy quedan desamparadas, en la calle, porque son dominicanos con igual derecho que el que más para disponer de un techo digno.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23815 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
169
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.