Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Palitososa escriba una noticia?

Todos somos los "nuestros"..

25/11/2011 02:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La violencia crece en forma desmedida en estos tiempos, no hay clases sociales, ni edades, que la ostenten; es una sociedad que se maneja de forma autoritaria e intolerante, a cada momento y en cualquier lugar

Es evidente que la violencia se manifiesta en todas sus variables. Desde el maltrato de género, la violencia a los mas indefensos (los niños), las situaciones de peleas callejeras por una discusión de conductores, las salidas de los boliches, las muerte en ocasión de robos, los maltratos de los servidores públicos (policía), los encuentros pautados entre alumnos de un colegio y otro, los retos a través de las redes sociales, los ataque en bandas para “chetear” un par de zapatillas, docentes que opinan intencionadamente sobre los “vagos” que el estado tiene obligación de proteger y otro sinnúmero de episodios donde la violencia copa la parada.

La defensa corporativa en todos los ámbitos, defendiendo o justificando al violento. La amenaza, ya no solapada de unos hacia otros. Todo desemboca en violencia, de cualquier forma, en cualquier clase social, en cualquier edad… la violencia no discrima, es violenta…

Este emergente habla claramente que aquello que no se puede poner en palabras, se actúa violentamente, con resultados que nos colocan en los peores números de las estadísticas. Si bien los números no sufren, muestran un exacerbado crecimiento de esta calamidad, llamada violencia.

Y aquí los adultos tenemos una enorme responsabilidad, somos –mas allá que no lo deseemos- los referentes de los mas chicos. Porque los más chicos, no son docentes, policías, colectiveros, ni taxistas… son chicos y les estamos generando problemas que se van instalando día a día con fuerza inusitada; son victimas que se convierten en victimarios. Algo que se repite de forma continua, y se convierte en ciclos, reproduciéndose una y otras vez cuyas consecuencias son insalvables. Una vida no se recupera.

Debo admitir que no deja de ser un riesgo el intento de cambio, pero si, una gran necesidad

Y cuando no se pueden poner las cosas en palabras, se desatan las tragedias. Es por ello que la intolerancia es la protagonista, la no aceptación de lo distinto, de aquello que no banco, simplemente porque no lo banco; de la aceptación de un estado social o civil distinto, la necesidad de mantener un poder por el poder en si mismo, las matrices de aprendizajes que nos dividieron en azules y colorados, unitarios y federales, la violencia hacia los “bolitas”, “yoruguas” y “perucas”, la perversa manera de castigar a los homosexuales y utilizar el termino puto como forma de insulto, o el termino de mogolico empleado para denostar al otro.

Y sigue estando claro que no son los chicos que conocen absolutamente todas estas expresiones y las utilizan cuando las necesitan, sino que somos los adultos los responsables de manifestarles con total impunidad y hasta nos vanagloriamos cuando lo hacemos.

Debo admitir que no deja de ser un riesgo el intento de cambio, pero si, una gran necesidad.

Debemos ir por el, nos merecemos una cuota de tolerancia para mejorar nuestra cotidianeidad, que en definitiva va a generar una sociedad distinta donde todos debemos sentir el dolor del otro como si fuera propio y no esta miserabilidad egoísta de salir a gritar cuando tocan a uno de los nuestros.

Todos somos los “nuestros”, la sociedad esta compuesta por todos los “nuestros” y por ello debemos intentarlo...


Sobre esta noticia

Autor:
Palitososa (3 noticias)
Visitas:
969
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.