Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Torbellinos entre mariposas y dragones

17/06/2018 00:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cada fin de semana, marcó un antes y un después de mi existir

Fuente Literaria.

 

He decidido, hacer unas compras en centros comerciales que suelo visitar en las tardes. Ya esta ciudad se encuentra prácticamente cerrada por la hiperinflación. Mi tierra, ha sido arrasada por un grupo de hombres que, llamándose marxistas, la han tomado para adueñarse y arruinar todo, cuanto ven sus ojos.

Cada fin de semana, marcó un antes y un después de mi existir. Siempre visite La Granja, para degustar un pasticho de berenjena con dos contornos y una pizza pequeña, cuando llevaba a mis nietos con mi esposa, ya durmiendo en el Señor.

Ahora, la residencia, se encuentra en un profundo silencio. Los niños han partido con mis hijos a tierras lejanas, porque unos señores, llamándose socialistas han decidido destruir a todo un pueblo, por intereses particulares.

Desde la mañana hasta el anochecer, luego fue sabatino. Ya ese tiempo es irrecuperable, porque, conlleva organizar toda nuestra vida personal. Seguiré escribiendo y, es lo que hago. Pero deseo replantear mi vida personal y tener un tiempo de ocio. Que puedo decir.

El trabajo copo mi existir,

Cada momento, es una experiencia y, me he propuesto a escribir más e ir preparando mis clases sobre Ciencias Políticas y Filosofía.

Estoy en casa, pocas amistades. Ya no recuerdo la fecha de mi último recuerdo. Es para festejar degustando una pizza o una torta de pan. Recuerdo que, a mi primera novia, le regalaba flores, muchas rosas. Cada fin de semana, llegaba con un pequeño ramo y su cuñada me guardaba algo de comer, días inolvidables. Todo ha quedado en el olvido y el silencio.

Somos fantasmas, salí de un cuento de mariposas que, volaban entre dragones y de allí resucitó la leyenda del Castillo del Cerro Azul. Este existir tiene sus momentos románticos, mientras, las monjas me criaban, cantaban a mis oídos como ruiseñores.

Ya, nadie ama de verdad, todo es por conveniencia, la figura es primordial. Me gustan los detalles, en una mujer. Poco las aventuras, quien busca el amor, tienen que definirse.

Ya no, existirán fiestas especiales


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1314 noticias)
Visitas:
5007
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.