Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Modesto Rodriguez escriba una noticia?

Trabajemos esa inequidad

17/10/2014 00:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Trabajemos esa inequidadimage

Por J.M. Rodríguez

En la República Dominicana el tema de la inequidad, se ha planteado y debatido de tal forma que no es posible que no haya tocado el sistema auditivo de la clase gobernante, y sobre todo la que toma decisiones desde el Poder.

Todos los actores-no comprometidos con el actual modelo neoliberal- se han pronunciado contra la inequidad dominicana.Como es lógico, los beneficiarios, los que reciben, según se dice 200 mil millones en subsidios y exoneraciones, hacen "mutis militante".

El problema de la inequidad es tan asombroso, que pese al crecimiento que ha tenido de manera sostenida la República Dominicana en los últimos años, a partir del 3 y 4%, ese crecimiento, no se refleja en la población que sigue viviendo peor, pese al "crecimiento".

La clave está en que el reparto de la riqueza no se realiza, y que la producción de riqueza se convierte en un bien exportable, pero sin crear divisas al país.

El "sacrificio fiscal" en que incurre el Gobierno para "estimular" y proteger a unos empresarios nacionales y extranjeros, es un faltante que al momento de "sacar las cuentas", no cuadra las finanzas públicas, y peor aún, desaparece los recursos que debe tener el Gobierno para crear el "Estado de Bienestar", al que se refería el presidente Danilo Medina en su reciente presentación en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Simple matemática, lo que se llevan no está y no podemos distribuirlo. Si el Gobierno deja de percibir via el mecanismo más recurrente que es la captación impositiva, entonces eso descuadra el presupuesto y dificulta el financiamiento de las políticas públicas de carácter social.

Los empresarios dominicanos, salvo honrosas excepciones, se han acostumbrado a los "incentivos" y las "excensiones" para poder operar una área de negocios. Pero resulta que esa riqueza que debió pagar sus impuestos al Estado, es convertida en capital para ahorrar en bancos extranjeros y beneficiar fuerzas productivas de otros países.

Igual hacen las empresas extranjeras que vienen a aumentar sus riquezas sobre la base de pagar bajos salarios y beneficiarse de esos "incentivos" y exoneraciones.

Tal vez ahora, que el Banco Mundial en un reciente informe lo replantea, y dice que nuestras fuerzas productivas han sido demasiado protegidas, y eso hace que la República Dominicana haya perdido competitividad, se le ponga atención a este tema, y se corrijan situaciones, distorsiones, inquidades, para que podamos financiar el "Estado de Bienestar".

La política proteccionista que se aplica en la República Dominican, es si lo vemos despacio y en profundidad, una contradicción con el modelo, porque los agentes de la producción les agrada el mercado libre que nos impone el neoliberalismo, pero se resisten a convertirse en ciudadanos fiscales, donde la evasión es una cultura antigua favorecida por la clase política que es su cómplice.

Pero hay que hacer notar que no todo los agentes productivos están en la carpeta de incentivos y exoneraciones. Impuestos directos y sin posibilidades de evadir son pagados por micro, pequeñas y medianas iniciativas, donde el ojo fiscalista del gobierno no pestaña.

Eso es desigualdad e inequidad, construcción de privilegios y discriminación. Mientras grandes empresas nacionales y extranjeras, se les entrega millones de galones de combustible por debajo del precio del mercado, hay miles de empresarios que tienen que irse al mercado a abastecerse. Eso por referir solo un aspecto de la "fiesta" de la permisividad en la que incurren los gobiernos.

Para instalarse, para invertir en otros territorios, los empresarios tienen que acogerse a las reglas existentes creadas por un Estado regulador, que crea las normas, aunque no participe de los negocios ni tenga empresas, pero exige el pago de los tributos a la generación de riquezas.

Aquí las reglas parece que son redactadas por los propios beneficiarios o sus agentes que llegan a la instancia legislativa con financiamientos privados.

Y tenemos décadas entrampados en esta dinámica, donde la inequidad se refleja en el momento en que a los gobiernos no les cuadran las cuentas presupuestales, y cuando se reclama el cumplimiento de una deuda social acumulada.

Nos alegra que al menos la vicepresidente de la Republica Margarita Cedeño de Fernández, haya expresado en un artículo que reprodujo el Listín Diario el 29 de julio de este año, la preocupación sobre la actual situación económica de la sociedad globalizada y que los expertos han entendido la necesidad de realizar los cambios en la llamada economía de mercado.

En su artículo, la vicepresidente Cedeño de Fernández refiere entre otras cosas, que "Casi todos los actores de cierta influencia en el estudio de los modelos económicos, han puesto su enfoque en la redistribución de las riquezas y disminución de las brechas de desigualdad.

Agrega: " es el enfoque de la obra de Thomas Piketty; y también lo es para el Banco Mundial con su "Prosperidad compartida". Más recientemente, se ha estrenado un interesante documental que se llama "Inequality for All" (Desigualdad para Todos), el cual plantea la cuestión de la mala distribución de las riquezas y sus causas y consecuencias".

Señala que el mundo entero está reflexionando sobre las exenciones al empresariado que se otorgan con el objetivo de crear empleos, la desaparición de los sindicatos, la rigidez de las legislaciones laborales, los costos marginales de los sistemas políticos y democraticos, la capacidad impositiva, en fín, es el capitalismo como lo conocemos el que está en cuestionamiento.

Subraya la vicemandataria dominicana que "los factores económicos que han llevado l desigualdad tienen su impacto en nuestro día a día" y argumenta que "sería muy interesante que en la República Dominicana midiéramos el impacto de la desigualdad en la inversión pública y el desarrollo económico".


Sobre esta noticia

Autor:
Modesto Rodriguez (23811 noticias)
Fuente:
antillas1.blogspot.com
Visitas:
276
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.